jueves, enero 26, 2023
HomeDPL NEWSmmWave tarda en despegar en América Latina

mmWave tarda en despegar en América Latina

Las bandas milimétricas (mmWave) han registrado un despliegue lento en América Latina, derivado de sus características físicas como una menor propagación de la señal, que exigen mayores montos de inversión en infraestructura. Sin embargo, gracias a sus beneficios como una mayor capacidad, aún se esperan nuevos casos de uso para atender zonas de gran demanda, señalaron expertos durante la 9ª Conferencia de Administración de Espectro en América Latina.

Hasta el momento, Brasil y Chile son los únicos países en la región que han asignado espacio en las llamadas bandas milimétricas, en especial, en la banda de 26 GHz. En comparación con las bandas bajas y medias, este segmento se distingue por brindar grandes anchos de banda pero con una limitada propagación de la señal.

Nokia estima que los envíos de smartphones con capacidad para mmWave crecerán a una tasa de 60 por ciento promedio anual entre 2021 y 2023, con lo que llegarán a una participación total del 20 por ciento en el periodo.

Edgar Souza, especialista en Regulación de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil, reconoció que la banda de 26 GHz aún no ha registrado despliegues en el país a pesar de haberse asignado hace poco más de un año.

El especialista explicó que para la licitación se evaluaron diferentes escenarios para su asignación, que tomaron en cuenta la incertidumbre alrededor de los montos de inversión y operación, o la demanda de servicios. Agregó que al parecer algunas de esas “incertidumbres” siguen presentes, y adelantó que no se tiene planeado licitar el sobrante de esta banda en la pasada licitación.

Pese a los retos de la banda, Cesar Heyaime, director de tecnología de redes móviles para Nokia en América Latina, consideró que se registrará un mayor avance de las redes mmWave para el despliegue de 5G como complemento para las bandas medias y para resolver posibles casos de saturación en las zonas de alto tráfico.

Identificó tres principales usos para este tipo de bandas: brindar capacidad en zonas de alta demanda; servicios de Acceso fijo-inalámbrico (FWA), que llegará a una participación de hasta 15 por ciento del acceso fijo en Estados Unidos; y redes privadas para industria, donde recién comienza a comercializarse equipo Standalone para mmWave.

Recomendó que para aprovechar los beneficios de mmWave, América Latina tendrá que enfocarse en la banda donde se desarrolle más el ecosistema, tales como las bandas de 26 GHz (n258) y 28 GHz (n257).

Al considerar las particularidades de la banda, Lara Singer, directora de proyecto para la licitación de mmWave de la Oficina de Comunicaciones (Ofcom) del Reino Unido, señaló que el regulador se ha enfocado en su despliegue para zonas de alta densidad poblacional o de alto tráfico de datos.

Ofcom ha identificado 80 áreas que representan apenas 4.14 por ciento de su territorio, pero que aglutinan cerca del 46.99 por ciento de la población. En ese sentido, se espera que en la licitación se realice una asignación de licencias híbridas: al otorgar licencias locales de servicio por orden de llegada (FCFS) para zonas de baja densidad, y licencias para ciudades en zonas de alta densidad.

.

Fernando Carrillo, regulación de espectro y política global de la Asociación Global de Operadores Satelitales, advirtió sobre la experiencia mixta alrededor de la banda de 28 GHz, que a pesar de no haber sido identificado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) para servicios móviles inalámbricos (IMT), y aún ser utilizada para enlaces satelitales, algunos países han realizado su asignación sin mucho éxito.

Consideró que se observa una baja demanda de bandas altas del espectro, derivado de sus requerimientos, tales como una alta densidad de radiobases que incrementan la inversión. Por ejemplo, en Corea del Sur se retiraron las licencias asignadas para 28 GHz debido a la falta de despliegues, mientras que India y Chile cancelaron sus planes para licitarla.

Carrillo detalló que, mediante servicios satelitales en 28 GHz, se sirven a más de 20 millones de usuarios –hogares, empresas y gobierno–, y entre 200 y 300 millones de dispositivos. Sin embargo, señaló que no existe una lucha por espectro entre servicios satelitales y móviles y, al contrario, ambas tecnologías convergen para entregar las promesas de las redes de nueva generación.

Efrén Páez Jiménez
Efrén Páez Jiménez
Efrén Páez Jiménez es economista

LEER DESPUÉS