jueves, agosto 11, 2022
HomeANÁLISISCausas y efectos de la convergencia plena en Uruguay

Causas y efectos de la convergencia plena en Uruguay

Cinco cableoperadores ya pueden dar Internet en una decisión que supera largamente las fronteras del sector y reactiva debates que prometen cambiar para siempre la realidad del mercado local en el corto plazo. El proyecto de Rendición de Cuentas del gobierno propone la derogación de la Ley de Medios vigente.

-

“Incompatibilidades”. De eso habla el artículo 56 de la vigente Ley de Medios en Uruguay (2014), que señala expresamente que quienes presten servicios de comunicación audiovisual no podrán, a su vez, prestar datos o telefonía. El ítem se convirtió en eje de un fuerte debate que no deja tema afuera: competencia, libertad comercial, lucha política y hasta protección de la soberanía. Los cableoperadores se quejaron, fueron a la justicia considerando que el artículo es inconstitucional, y cinco de ellos acaban de obtener licencia para dar Internet. ¿Se termina definitivamente el monopolio de la Administración Nacional de Telecomunicaciones (Antel)?

El artículo de la polémica
Artículo 56, Ley 19,307. “(Incompatibilidades para la prestación de servicios de comunicación audiovisual). Las personas físicas o jurídicas que presten servicios de comunicación audiovisual regulados por la presente ley no podrán, a su vez, prestar servicios de telecomunicaciones de telefonía o de transmisión de datos. Esta incompatibilidad alcanza a las personas, físicas o jurídicas, integrantes de las personas jurídicas involucradas. Lo establecido en el inciso precedente es sin perjuicio de los acuerdos de comercialización que se puedan celebrar, ofrecidos en igualdad de condiciones a todos los interesados. Ninguna persona física o jurídica podrá ser titular, total o parcial, simultáneamente, de una licencia para prestar servicios de televisión para abonados satelital de alcance nacional y de autorizaciones para prestar servicios de radiodifusión abierta, así como tampoco de otras licencias para prestar servicios de televisión para abonados”.

Nueva era telco en Uruguay

El Poder Ejecutivo otorgó licencia de telecomunicaciones para transmisión de datos a las empresas Korfield (Colonia), Praimar (Pando), Montecable, TCC y Nuevo Siglo (Montevideo), luego de que la Corte Suprema aceptara el reclamo de inconstitucionalidad del artículo de la Ley de Medios, dictada bajo la administración de José Mujica hace ochos años. Estas firmas podrán sumar Internet a sus servicios en los sitios donde ya contaban con licencia para operar. Además, al listado de habilitados podría sumarse pronto Canelones Cable Visión Color, que también cuenta con una sentencia favorable de la Justicia.

La determinación abrió nuevamente el debate en Uruguay. Bajo un fuerte trasfondo político, el oficialismo defiende la apertura de competencia, mientras que la oposición pide a gritos mantener a salvo los intereses de Antel, en una ida y vuelta similar al que provocó el referéndum, que por sus resultados mantuvo vigente la portabilidad numérica en el país. “¿Hace falta incluir a privados si la fibra de Antel llegará a toda la población pronto?”, discute el Frente Amplio. “¿Por qué no?, el servicio no está universalizado y la regla en el mundo es competir”, responde el Partido Nacional.

La situación de Antel

El operador estatal cuenta con más del 99 por ciento de los accesos a banda ancha fija en Uruguay y prometió fibra óptica en todo el país para el próximo año. El 81 por ciento de los 1.1 millones de accesos locales a Internet son por fibra y la compañía trabaja en la migración hacia esa tecnología en hogares del interior. Hay 12 mil 138 kilómetros de fibra óptica tendidos en el país al cierre de 2021, una cifra en ascenso desacelerado en los últimos años.

El Frente Amplio habla, en este contexto, de que la nueva decisión del Ejecutivo apunta a “desmantelar a Antel”, a partir de menos posibilidades para reducir ingresos e inconsistencia de la decisión con la buena realidad del mercado. De hecho, el Director de Antel por el Frente Amplio, Daniel Larrosa, propuso presentar cinco recursos de amparo, uno por cada decisión a favor de los cableoperadores, pero su moción fue descartada por la mayoría oficialista. En la misma línea de la oposición, elevó un recurso administrativo de revocación el sindicato de la estatal, Sutel.

La actual administración de Antel indica que ya se esperaba del gobierno esta promoción de la competencia y descartó que la nueva decisión sea mala noticia. De hecho, los defensores de la medida indican que esto podrá traer beneficios adicionales a Antel, a partir de acuerdos para alcanzar la idea de universalización y porque cuenta con una infraestructura que puede arrendar a cableoperadores interesados. “No estamos obligados a hacerlo, evaluaremos cada caso a nuestra conveniencia”, dijo el actual Presidente de Antel, Gabriel Gurméndez.

También, como parte de la evolución del país hacia la convergencia, se encuentra en revisión del Tribunal de Cuentas un contrato entre Antel y tres canales privados –4, 10 y 12– para incluir a estos en la grilla del servicio VoD de la compañía Vera TV. El contenido sólo podrá ser visto a través de celulares, lo que junto con el monto a pagar por el operador –1.2 millones de dólares por año durante tres años– por el acuerdo aparecen como puntos de debate sobre su conveniencia para el operador.

Pedido de convergencia en Uruguay

Antes de promulgada la Ley de Medios, las licencias en Uruguay se concedían a demanda por medio del decreto 115/2003. En 2015, algunas empresas solicitaron dar Internet (licencia clase B), pero el gobierno del momento “no contestó las solicitudes”, dijo a DPL News, Washington Melo, presidente de la Cámara Uruguaya de Televisión para Abonados (CUTA), que nuclea a 81 cableoperadores del país. “Una vez presentada la ley, se denegaron las solicitudes amparándose en ella”, amplió.

El reclamo de cableoperadores por dar Internet creció al ritmo de los cambios del mercado. Los argumentos sobre la mesa son varios: quieren libertad para definir su estrategia comercial y, al mismo tiempo, reclaman igualdad de oportunidades para competir ante la aparición de nuevas opciones para el usuario y frente a una caída significativa en el número de abonados al servicio de TV de paga en el país: en 2017 había más de 722 mil suscriptores y ahora son casi 607 mil.

.

.

La decisión a favor de sólo cinco y no de la totalidad de los cableoperadores fue tomada con dualidad por el máximo representante de CUTA, quien por un lado la valoró como a favor de la realidad del mercado uruguayo pero, por el otro, se quejó de que la administración actual prometió incluso desde antes de asumir que todos los operadores de TV de paga podrían sumar Internet a su portafolio de servicios, algo que en la práctica todavía no ha sucedido.

Existen distintos caminos para que los otros cableoperadores cumplan su cometido y también reciban luz verde para ofrecer el servicio de Internet más temprano que tarde en Uruguay. Estos caminos podrían resumirse en estas tres alternativas:

Proyectos generales

Que operadores de TV de paga puedan dar Internet estuvo en la discusión de la más reciente Rendición de Cuentas aprobada y en el texto de nueva Ley de Medios que por falta de acuerdo sigue en revisión en Uruguay. El gobierno, tal como había deslizado públicamente, incluyó la derogación de la Ley de Medios vigente como parte del proyecto de Rendición de Cuentas 2021 –lo señala expresamente el artículo 206 del borrador–, que recién se empieza a discutir. Sin esa ley, incluso sin su artículo 56 vigente, los cableoperadores podrían dar el resto de servicios fijos.

Proyectos específicos

Otra vía para la convergencia es que prosperen propuestas específicas sobre el tema en debate legislativo. De hecho, CUTA valoró en distintas oportunidades una suerte de consenso político para que cableoperadores ofrezcan Internet en Uruguay. Aparece aquí el Proyecto de Ley del diputado Sebastian Cal, que busca modificar el Artículo 56 de la Ley de Medios por el siguiente texto: “Los titulares de licencias de servicios de (…) TV para abonados, excluyendo expresamente aquellos cuyas licencias implique alcance nacional, tendrán derecho a prestar simultáneamente servicios de Internet mediante el empleo de sus redes o acuerdos con terceros, en igual área de cobertura a la de su respectiva licencia”.

Aquí entra otra polémica en juego, pues la propuesta no habla de tecnología sino de alcance de la licencia y, al dejar fuera a prestadores con pisada nacional, excluye a DirecTV y Claro, este último recientemente logró un fallo que lo habilita a dar DTH en Uruguay. DPL News consultó a los dos operadores sobre sus planes a partir de la decisión del Poder Ejecutivo, pero declinaron de hacer comentarios sobre el tema.

Vía judicial

Los cableoperadores no descartan la vía judicial, más bien todo lo contrario: según medios locales, hay al menos 15 de ellos que esperan obtener también luz verde de sus pedidos ante la Corte Suprema. Varios de ellos ya lo habían solicitado antes pero no lograron su cometido por cuestiones de forma en la presentación de argumentos y otros pormenores que podrían ser saldados a partir de la nueva decisión. “Esperamos la decisión política pero, ante la demora, también reactivamos el pedido judicial”, indicó a este medio Washington Melo.

Futuro convergente en Uruguay

La definición del Ejecutivo abre la puerta a un sinfín de interrogantes sobre el futuro inmediato del mercado de telecomunicaciones en Uruguay, que tiene entre sus pendientes el desarrollo de 5G y la revisión de medidas largamente debatidas, como si Antel debe compartir infraestructura a los prestadores privados. Como la puesta en marcha de la portabilidad, la nueva decisión es a favor de empresas distintas a Antel, pero también más que eso: podría sentar precedentes para otras definiciones a favor del desarrollo de la competencia.

La oposición alerta que los pasos dados pueden herir de muerte a la empresa estatal, que mantiene al momento buena salud financiera y lidera con margen todos los servicios en los que participa en Uruguay. El país, en tanto, presenta cifras de conectividad que lo ubican en lo más alto de los ranking de la región, con una amplia cobertura acompañada por su superficie –más pequeña que el resto de los países de América del Sur. En este contexto se abre la convergencia y con ella una nueva era para el sector en Uruguay.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca
Licenciado en Comunicación Audiovisual, periodista y locutor integral. Analista con más de nueve años de experiencia en el mercado de las telecomunicaciones en Iberoamérica. Se ha desempeñado en diversos medios radiales, digitales y en gráfica como productor, redactor y editor de contenidos. Participó de eventos de relevancia internacional como Futurecom, ABTA Expo & Conference, el Congreso Latinoamericano de Satélites, Punta Show Summit y más de 100 congresos con temática TIC en Argentina.
- Advertisment -

Publicidad