Ler em português

Ante la presión estadounidense para que Brasil evite la participación de Huawei en la subasta 5G, la empresa china no ha escatimado esfuerzos para mostrar su valor al país, principalmente promoviendo la transformación digital y los proyectos educativos.

Hace unas semanas, Huawei inauguró el Ecosystem Innovation Technology Center (EITC), el primer centro de experimentación 5G e Inteligencia Artificial (IA) en São Paulo. Con una inversión de 35 millones de reales (6.7 millones de dólares), el espacio está conectado a una red 5G y está abierto para que los socios de Huawei, empresas, startups o universidades, prueben nuevas soluciones.

En el mismo lugar, la compañía lanzó el T-Center (Trustworthy Center), un centro de seguridad abierto, donde los clientes, socios y el gobierno podrán conocer el proceso de gobernanza integral de la compañía.

“Todas nuestras tecnologías cumplen con los más altos estándares globales y locales, y nuestros productos cuentan con más de 270 certificaciones en ciberseguridad y protección de datos”, aseguró a DPL News Marcelo Motta, CSO de la empresa para Brasil y Latinoamérica. “Ponemos todo el equipo a disposición de las pruebas, apoyando la toma de decisiones basadas en hechos, con fundamento técnico y sin sesgos políticos o ideológicos”.

La organización también prevé poner en práctica ocho nuevos proyectos piloto a finales de 2021, además de los que ya se encuentran en marcha en las áreas de agricultura, industria, minería, entre otras.

En la última iniciativa, los equipos de Huawei permitirán a la red móvil 4G NB-IoT monitorear 32 cabezas de ganado y la nube apoyará el desarrollo de algoritmos con IA. Este es un acuerdo entre Embrapa (Corporación Brasileña de Investigación Agrícola) y CPQD (Centro de Investigación y Desarrollo de Telecomunicaciones).

Educación

Huawei también es responsable de capacitar a más de 36 mil estudiantes y docentes para el universo TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en los últimos 10 años. El objetivo es formar a otros 40 mil en los próximos cinco años, comentó Motta.

La organización ya tiene alianzas con más de 70 universidades brasileñas, va a donar 12 laboratorios de fibra óptica (FTTH / GTTX) para capacitar a la generación nem-nem antes de fin de año, y cuenta con la plataforma Open Class, en Youtube, con cursos rápidos y de acceso libre.

Los programas educativos son relevantes en el contexto brasileño, ya que el país capacita solo a 46 mil personas al año en el área de TI, cuando sería necesario contratar alrededor de 70 mil profesionales al año hasta 2024 para atender la demanda del sector.

Cuota de mercado

Si los proyectos aún no son suficientes para demostrar la importancia de la empresa para Brasil, es posible verificar la presencia de Huawei en las empresas brasileñas: “Huawei ha estado en Brasil por más de 23 años y durante todos estos años ha estado trabajando en sociedad con los grandes operadores, miles de ISP y empresas locales, incluido el propio gobierno”, dijo Motta.

El grupo Telefónica, por ejemplo, advirtió que sus proveedores de redes 4G tendrán preferencia en equipos 5G. En Brasil, Huawei posee 65 por ciento de la red 4G de Telefônica Vivo.

En marzo, la compañía ganó una sesión de negociación para proporcionar la nube pública de las agencias federales, junto con los proveedores AWS y Google. El sitio web de la compañía también señala que la asociación con el gobierno brasileño ayudó a las instituciones públicas a digitalizarse, construyendo su primera nube de gobierno electrónico.

Implementación 5G

Hasta ahora, Brasil no ha restringido a Huawei en la implementación de la red 5G. Sin embargo, el ministro de Comunicaciones, Fábio Faria, indicó que es poco probable que los equipos de la empresa estén en la red privada de la Administración Pública.

Dijo que “afiliados a partidos políticos o pertenecientes a una cadena de mando política, independientemente del país, no podrán brindar equipamiento” para la red del gobierno. Si bien no cita a China, la medida podría ser un revés para Huawei, cuyo director ejecutivo, Ren Zhengfei, es parte del Partido Comunista Chino (PCCh).

Hasta que se lleve a cabo la subasta 5G, queda por ver si el gobierno brasileño cederá a la presión de Estados Unidos, basada en acusaciones infundadas, o si mantendrá la neutralidad tecnológica, beneficiando a la propia población.