5G | Mayoría de capitales brasileñas necesita actualizar Ley de Antenas

El Ministerio de Comunicaciones calcula que 12 de las 27 capitales están en condiciones de recibir 5G satisfactoriamente.

334

Ler em português

Sólo 12 de las 27 capitales brasileñas tienen su legislación preparada para recibir 5G satisfactoriamente, así lo indica una encuesta del Ministerio de Comunicaciones (MCom). Las demás ciudades están parcialmente adaptadas o aún se preparan para actualizar sus legislaciones que regulan la instalación de infraestructura de telecomunicaciones.

Una de las demandas de las empresas de infraestructura es la modernización de las leyes de antenas, ya que serían las principales responsables de la dificultad de instalar torres y antenas en las ciudades. El sector argumenta que lo ideal sería que los municipios adaptaran sus normas a la Ley General de Antenas, que prevé incluso el silencio positivo.

Además, la actualización es necesaria para cumplir con uno de los compromisos de la subasta 5G, que determina la activación de la tecnología para mediados de este año en todas las capitales brasileñas.

Las capitales que ya modernizaron su legislación son Brasilia, Curitiba, Florianópolis, Fortaleza, Natal, Palmas, Porto Alegre, Rio de Janeiro, São Paulo, Vitória, Aracaju y Boa Vista.

“Con las leyes vigentes, la nueva generación de tecnología de telefonía móvil llegará a los 5 mil 570 municipios brasileños –primero a las capitales y luego, gradualmente, a los demás municipios. Sin embargo, la señal 5G, para cubrir toda la ciudad, necesita muchas más antenas”, informó el Ministerio.

Para estimular el cambio, el MCom y la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) han estado trabajando con los municipios, sugiriendo ajustes a las reglas y aclarando dudas. El año pasado, por ejemplo, el entonces Presidente de la Agencia, Leonardo Euler de Morais, publicó una carta abierta a las autoridades municipales, invitándolas a revisar las leyes.

Infraestructuras

El MCom explica que, en generaciones anteriores de telefonía, las infraestructuras de telecomunicaciones eran tratadas como edificios, ya que requerían reglas relacionadas con los parámetros urbanos, con imposiciones de distanciamiento y ancho mínimo de calles.

“Muchas legislaciones municipales no son aplicables a la realidad actual”, dice el Secretario de Telecomunicaciones del MCom, Artur Coimbra. Las antenas para 5G son más pequeñas que las estructuras para otras tecnologías y se pueden instalar en fachadas de edificios o en puestos de periódicos.

En cuanto a la preocupación por la exposición de los habitantes a campos electromagnéticos, el Ministerio argumenta que la Ley Nº 11,934/2009 ya estableció los límites de proximidad –lo que cumple con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud– y asignó a la Anatel la función de fiscalizar ese campo. Es decir, no es necesario poner reglas para esto en las leyes que regulan la instalación de antenas.

La capital que más recientemente adaptó su legislación fue São Paulo. El nuevo texto fue aprobado por la Cámara Municipal tras una reunión entre el Legislativo, el Ejecutivo y los principales operadores de telecomunicaciones. En su momento, las empresas se comprometieron a instalar más antenas en las afueras de la ciudad, donde hay menos conectividad por falta de infraestructura.