Una red 5G para conectar la Península de Yucatán: esto propone el Comité del IFT

El Comité 5G del IFT publicará un estudio de posibles casos de uso 5G, el cual incluirá la propuesta de una red privada que use la banda de 700 MHz para el manejo de emergencias y el turismo en la Península de Yucatán.

La Península de Yucatán es una de las regiones más biodiversas, turísticas y de mayor riqueza cultural de México. Se ha convertido en uno de los destinos favoritos de visitantes nacionales e internacionales, y el gobierno espera que su crecimiento socioeconómico y la calidad de vida de sus habitantes se vea impulsado por la construcción del Tren Maya.

Al mismo tiempo, es una zona sumamente susceptible a desastres naturales, especialmente los huracanes, como el Isidro de 2002 y el Gilberto de 1988. Estos eventos han arrasado con vidas humanas, viviendas e infraestructura. Y cada año, los ciclones amenazan con perturbar la tranquilidad de la población.

Para responder a estas dos realidades, el Comité 5G del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) plantea la creación de una red de quinta generación que brinde conectividad a la Península de Yucatán, a la cual se le dé múltiples usos: monitoreo de situaciones de emergencia, comunicaciones críticas y transformación digital de las industrias.

Esta es una de las propuestas que el Comité incluirá en su documento de exploración de casos de uso 5G que está próximo a publicar, lo cual se espera que suceda posiblemente en agosto de este año, adelanta en entrevista con DPL News Agustín Francisco Melían, director ejecutivo y cofundador de SDL & Asociados.

Melían es uno de los especialistas que forman parte del Comité 5G que el Instituto estableció en 2021, con el fin de analizar las necesidades, oportunidades, estrategias y estudios relacionados con el aprovechamiento de la tecnología 5G en el país.

La idea ―explica― es desarrollar una red 5G privada con un modelo de asociación público-privada, en el que participen las empresas de telecomunicaciones, el sector hotelero de la Península, el órgano regulador y las autoridades locales.

Destacado: AT&T México y Nokia estrenan red privada en Puerto Progreso, Yucatán

Su implementación requeriría que el IFT pueda poner a disposición una porción de espectro de manera asequible, preferentemente en una banda de rango bajo como la de 700 MHz, agrega el especialista, debido a que sus cualidades de propagación de señales permitirían extender el alcance de la red a toda la región.

Hoy Altán Redes es la única empresa que puede utilizar la banda de 700 MHz para la operación de la Red Compartida, gracias a un contrato de asociación público-privada con el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones. Por ello, para acceder a este espectro la futura red privada tendría que hacerlo a través de la Red Compartida.

Agustín Melían detalla que la iniciativa contempla que el uso principal de la red 5G sea la respuesta a situaciones de emergencia. Así, 5G habilitaría la operación de sensores de temperatura, el vuelo de drones para el monitoreo, la videovigilancia con Inteligencia Artificial e incluso un sistema de Internet de las cosas (IoT) para el control del agua, la temperatura y la flora y fauna.

Este ecosistema de conectividad potenciado por 5G ayudaría a prevenir los riesgos y efectos de los desastres naturales como lo son los huracanes. Además de ello, podría aprovecharse para impulsar la transformación digital del sistema productivo, particularmente el turismo.

“Una red así directa es algo muy importante para situaciones de emergencia. Pero las situaciones de emergencia también son muy puntuales; es decir, no se dan siempre. Entonces tener una red con esa capacidad de 5G desaprovechada tampoco es muy interesante. La idea es usarla también como base para la creación de más casos de uso”.

“Un caso de uso puede ser colocar sensores a través de toda la costa, para la medición de todo lo que pueda suceder en el mar: la temperatura, la salida del agua, la contaminación y demás. Todo eso a través de una red 5G que se conecte a un centro de datos, a lo mejor de un centro de investigación o de una universidad que se involucre”, expone el especialista.

Para el sector hotelero, otro caso de uso sería que cada complejo u hotel cuente con su propia red dedicada 5G dentro de una infraestructura en común, siguiendo un modelo de red como servicio. Así, cada hotel o instalación turística tendría garantizada una solución de conectividad más fiable y segura.

En opinión del experto, en este último ámbito podría encontrarse la clave para que la iniciativa de la Península se vuelva una realidad. La industria turística podría estar interesada en sostener el proyecto si hay viabilidad económica, un retorno de inversión y valor agregado.

Te recomendamos: Tech4Nature, primer proyecto de conservación de la naturaleza en Yucatán basado en Nube e IA

Agustín Melían comenta que “en ese caso lo patrocinarían de alguna manera los hoteles (…). Sería un financiamiento público y privado”. Y además, podrían involucrarse otros sectores como el de transporte y el de energía, dado que las redes 5G habilitarían casos de uso para ciudades inteligentes.

La construcción en curso del Tren Maya también puede aumentar el atractivo para invertir en una red 5G para la Península, pues se espera que esta megaobra del gobierno genere nuevas rutas de comercio, más y nuevas formas de turismo, apertura de nuevas regiones de desarrollo y mayor desarrollo urbano.

Sin embargo, el especialista advierte que la gran interrogante es quién tomará la batuta para liderar un proyecto de esta envergadura, pues requiere financiamiento, sumar sinergias de múltiples sectores, visión digital y voluntad política.

“Hay que empezar primero acercándonos a las autoridades, en este caso sería a la gobernadora del estado de Quintana Roo y Protección Civil. ¿Por qué? Porque la gobernadora es la que te va a dar la pauta de que el proyecto sí es de interés para su administración o para lo que ella considere y te empieza a abrir las puertas para los demás departamentos, que en este caso sería Seguridad Pública y Protección Civil”.

A la par, hay que ir trabajando con el sector privado. Y la parte del sector privado es simplemente prospectar cuáles son las industrias de la región. En este caso obviamente la mayor industria es el turismo y sería el sector hotelero. Pero también hay otras. Acercarse a cada uno de ellos para hablar sobre cómo una red privada 5G se puede integrar en su ecosistema”, y en sus planes de transformación digital, detalla Agustín Melían.

Por ahora, la red privada 5G para la Península de Yucatán se trata de una idea con potencial. Pero llevarla a la práctica será un desafío que, si encuentra las fuerzas necesarias, tendría un enorme impacto en el desarrollo socioeconómico de la región.

Al igual que esta propuesta, Melían detalla que el Comité 5G del IFT ha estado explorando otros importantes casos de uso de la tecnología de quinta generación. Entre ellos, las comunicaciones críticas ante sismos en el Valle de México, para fortalecer la seguridad en las minas o implementar ambulancias conectadas que ayuden a salvar más vidas a través de aplicaciones de telemedicina.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies