Las celebridades ‘abandonando’ Twitter después de la compra de Elon Musk

Enter.co

Una parte de Twitter está preocupado por el futuro de la red social después de la compra de Elon Musk. Incluso algunas celebridades y personalidades están ‘abandonando’ (porque no hay alguna confirmación real de que se trate de algo diferente a un berrinche) la red social.

Por ejemplo, Shonda Rhimes, creadora de shows como Grey’s Anatomy y ‘How to get Away with Murder’ envió un mensaje a sus 1.9 millones de seguidores en la red social: “no me quedaré para lo que sea que Elon tiene planeado”, adiós”. Por supuesto, su cuenta sigue activa… así que no sabemos hasta qué punto es real.

Un caso similar es de Ken Olin, productor ejecutivo de This is Us, que envió un mensaje a sus 300.000 seguidores, después de enviar de un mensaje en el que llamaba a ‘proteger la democracia’ y “ser más amable”.

La cantante Sara Bareilles envió un mensaje similar a sus 2.8 millones de seguidores: “Bien. Ha sido divertido Twitter. Estoy fuera. Nos vemos en otras plataformas, amigos. Lo siento, este no es para mí”.

Toni Braxton también aseguró haber terminado con Twitter a través de un mensaje similar: Estoy sorprendida y horrorizada por parte de la «libertad de expresión» que he visto en esta plataforma desde su adquisición. El discurso de odio bajo el velo de la «libertad de expresión» es inaceptable; por lo tanto, elijo permanecer fuera de Twitter porque ya no es un espacio seguro para mí, mis hijos y otros POC”.

¿Por qué están las personas abandonando Twitter?

La preocupación de muchos están en la visión que Musk tiene de la plataforma, especialmente preocupados en dos tangentes: la visión que tiene el CEO de ‘libertad de expresión’, su manejo de las políticas de monetización

Sobre el primero, Musk se ha declarado un fan de ‘la libertad de expresión’. Para el CEO de Tesla esto implica el permitir a las personas expresar sus opiniones, incluso si estás pueden ser políticamente incorrectas, xenófobas o incluso falsas. Un ejemplo se puede ver en la defensa que realizó de Kayne West a quien le fue restaurada su cuenta después de realizar comentarios anti semitas y admitir una admiración por Hitler.

Su visión de cómo monetizar Twitter lo alivia los temores de muchos. Musk, por ejemplo, estaría trabajando en un nuevo sistema que cobraría 20 dólares a las cuentas autenticadas que quieran manejar esta verificación. Una idea que cae en lo ridículo, pues el sistema de verificación es una de las pocas de maneras en las que los perfiles pueden constatar su legitimidad de cuentas secundarias o que las imitan (evitando así, por ejemplo, esparcir falsa información).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies