La revolución digital también es un cambio civilizatorio

Investigador de la UNAM advierte que Estados Unidos y China han impulsado su liderazgo digital con el impulso del gobierno, pero en México falta una política digital clara.

Para Héctor Oropeza García, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, el mundo hoy se encuentra ante el nacimiento de la primera revolución digital impulsada por nuevos actores como las plataformas digitales.

Esta revolución digital trae consigo nuevas formas de generación de la riqueza, pero también implica un cambio civilizatorio, de pensamiento sobre el entendimiento del mundo.

Y en esta transformación, las principales potencias del mundo, especialmente Estados Unidos, China y la Unión Europea, están luchando por ser actores relevantes del nuevo tablero digital y geopolítico.

Te recomendamos: Ausencia de política digital integral profundizará la pobreza y marginación en México

Por esa razón, el académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) resaltó la importancia de que las instituciones del Estado se involucren creando políticas digitales con enfoque industrial.

“Falta la participación del Estado. Todo el avance digital que ha habido es inercial. Falta ese gran apoyo, esa conciencia de que el 70 por ciento que domina el mundo digital que se llama China y Estados Unidos lo han hecho a través de una participación del Estado”.

También lee: Política digital y regulación colaborativa, requisitos para 5G y mayor conectividad

“En Estados Unidos, acabamos de tener la aprobación de tres leyes, en 2021 y 2022, que van enfocadas casi directamente al nuevo desarrollo industrial digital. No es nuevo. China dio un paso también muy importante con su ley ‘hecho en China’”, comentó el académico.

Por lo tanto, el especialista consideró que en México hay una ausencia del gobierno para impulsar la digitalización como una nueva palanca productiva y civilizatorio. Sin embargo, dijo que en esta etapa digital realmente aún no se sabe en qué estado se encuentra el país y hacia qué dirección avanza, debido a que no existe una agenda digital clara y estratégica.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies