domingo, febrero 5, 2023
HomeDPL NEWSEuropa fija deadline a Apple: iPhone 16 tendrá que adoptar el cargador...

Europa fija deadline a Apple: iPhone 16 tendrá que adoptar el cargador USB tipo C

La Unión Europea ha fijado el 2024 como fecha límite para que Apple cambie su cargador Lightning por el estándar actual más eficiente: USB-C.

Apple tendrá que decirle adiós al patentado conector Lightning para acatar las nuevas reglas de la Unión Europea (UE) que obligan a los fabricantes de teléfonos móviles, tabletas y cámaras a equipar sus dispositivos con el estándar actual de puerto de carga USB tipo C que también permite la transferencia de datos de alta calidad.

La nueva ley entrará en vigor oficialmente para finales de 2024 y a partir de la primavera de 2026, la obligación se extenderá a los fabricantes de computadoras portátiles. Por lo tanto, la empresa de la manzana tiene poco tiempo para adaptarse, ya que a diferencia del resto de fabricantes de Android, es el único que se ha negado a emplear el USB-C en su smartphone insignia.

La regulación fue aprobada el martes 4 de octubre por los miembros del Parlamento Europeo con 602 votos a favor, 13 en contra y ocho abstenciones. El objetivo de la legislación es combatir los desechos electrónicos y empoderar a los consumidores a tomar decisiones más sostenibles.

De acuerdo con datos de la Comisión Europea, los cargadores tirados a la basura representan alrededor de 11 mil toneladas de desechos electrónicos al año en el bloque de 27 países.

Con estas nuevas obligaciones para los fabricantes, los reguladores esperan impulsar la reutilización y generar un ahorro a los consumidores europeos de hasta 250 millones de euros al año por compras innecesarias de cargadores.

Según la ley europea del cargador universal, los consumidores podrán usar un solo cargador para diversos dispositivos electrónicos portátiles, independientemente de quién sea su fabricante.

La lista incluye a ”todos los teléfonos móviles nuevos, tablets, cámaras digitales, auriculares y cascos, consolas portátiles de videojuegos y altavoces portátiles, lectores electrónicos, teclados, mouse, sistemas de navegación portátiles, auriculares y portátiles recargables mediante cable, que funcionan con una entrega de energía de hasta 100 Watts”.

Además, la ley dispone que todos los dispositivos que admiten carga rápida deberán tener la misma velocidad de carga con cualquier cargador compatible. La UE también trabaja en armonizar la interoperabilidad entre los cargadores inalámbricos. La medida espera acabar con el llamado efecto “bloqueo” tecnológico, por el cual un consumidor se vuelve dependiente de un solo fabricante.

¿USB-C es la solución?

Si bien la esperada regulación que tardó más de 10 años en aprobarse plantea una solución para acabar con la diferencia entre cargadores Android y iPhone, la realidad es que es un remedio a corto plazo para minimizar el problema de la basura electrónica.

Tras la aprobación se plantean preguntas acerca de cómo afectará a los dispositivos la potencia de cada cargador. Tampoco se ha contemplado el cambio de estándar en el futuro próximo. No porque USB-C sea la mejor opción en este momento, significa que lo será en cinco o 10 años.

Los impactos de esta legislación saldrán a la luz en los próximos años. Un ejemplo es que los legisladores estadounidenses planean copiar la regulación, lo que generaría más presión para la manzana.

Por el momento, Apple sólo estará obligada a cambiar el conector Lightning por el nuevo estándar hasta el próximo iPhone 16 que venda en el mercado europeo y que, según su historia de lanzamientos, llegará en 2024. La empresa se ha resistido ferozmente ante la iniciativa de cargador universal e incluso existen rumores de que prefiere eliminar la carga por cable con tal de no alinearse a los deseos de los reguladores europeos.

Valeria Romero
Valeria Romero
Valeria Romero es editora de contenidos multimedia especializada en temas tecnológicos y de cultura digital.

LEER DESPUÉS