Brasil | Decisión del TCU aumenta precio de migraciones de Telefonía Fija Conmutada

El Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) en Brasil ordenó a la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) considerar el valor de los bienes reversibles, como postes, torres y ductos, al calcular la migración del régimen de concesión a autorización del Servicio de Telefonía Fija Conmutada (STFC). Eso podría hacer que el saldo de migración supere los 22.6 mil millones de reales estimados por la Anatel.

En la sentencia, los ministros del TCU determinaron que “en relación con el cómputo de los saldos asociados al paso del régimen de concesión al régimen de autorización, que, dentro de los 120 días siguientes a la deliberación, adopten las medidas necesarias para adecuar los cómputos de la porción ?1 del valor económico de la adecuación, que corresponde a la valoración de activos reversibles, con el fin de abstenerse, especialmente en relación con los activos económicamente más relevantes, de utilizar valores que discrepen significativamente de la valoración efectiva de mercado de estos activos, cubriendo al menos clases de activos consistentes en edificios, terrenos, postes, torres, ductos, cables de fibra óptica, derechos de vía y equipos de red activos”.

Relacionado: Claro Brasil pide 1.3 mil mdd por desequilibrio en concesión del STFC

También recomendaron que la Anatel trate de “preservar los valores vendidos por las concesionarias referentes a bienes como postes, torres, ductos, cables de fibra óptica, derechos de pasaje y equipos activos de red”, hasta que se decida sobre la asignación de los recursos.

Finalmente, el TCU informó que no encontró irregularidades que pudieran afectar el normal desarrollo del proceso.

Lea también: “Para los estados es más fácil cobrar mucho a pocas empresas que poco a muchas empresas”: Artur Coimbra

Saldo de la migración

La decisión del TCU responde a la metodología utilizada por la Anatel para calcular el saldo de las migraciones.

En julio del año pasado, el Consejo Directivo aprobó la metodología que revaloriza sólo inmuebles y terrenos. Como resultado, la conclusión fue que el saldo total –monto que debe ser revertido en inversiones por parte de las concesionarias– sería de 22.6 mil millones de reales.

Después de la deliberación del Consejo de Administración, los valores fueron enviados al TCU y, ahora, la decisión vuelve a la Anatel.