DPL News AnalyTICs | Los pasos de México hacia 5G

841

Introducción

El mercado de servicios móviles continúa experimentando cambios importantes a raíz de la reforma del sector en 2013. Aunque el segmento de operadores móviles virtuales (MVNO, por sus siglas en inglés) tiene una participación de mercado muy pequeña, continúa atrayendo inversiones y nuevos actores ingresan al mercado cada año.

De acuerdo con datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la participación de mercado de los jugadores tradicionales a diciembre de 2020 fue la siguiente: Telcel cerró con 62.5 por ciento del mercado, Movistar con 20.3 por ciento y AT&T con 15.1 por ciento, mientras que el resto de los operadores (MVNOs) obtuvieron 2.1 por ciento del total de suscriptores móviles.

Fuente: Instituto Federal de Telecomunicaciones.

.

En 2018 se estableció una red móvil mayorista operada por Altán Redes, cubriendo inicialmente un tercio de la población y concentrada en la Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, Puebla, Michoacán, Colima, Nayarit, Aguascalientes y Guanajuato.

A mediados de 2018, dos MVNOs habían lanzado servicios móviles en esta red mayorista. La red de Altán opera en la banda de 700 MHz y debe cubrir a la gran mayoría de la población en 2024.

No obstante, Altán Redes se declaró en quiebra en julio de 2021. La compañía ha buscado protección bajo la ley mexicana para renegociar sus deudas. Ante esta situación, el operador mayorista anunció recientemente que obtuvo un préstamo de 50 millones de dólares de sus accionistas. El préstamo le ayudará a la empresa a cumplir sus compromisos financieros con los acreedores y le permitirá continuar extendiendo la cobertura 4.5G y lograr el compromiso de cobertura nacional de 92.2 por ciento en 2024.

Fuente: Instituto Federal de Telecomunicaciones.

.

Nuevos servicios con 5G

Uno de los aspectos que identifican los servicios de comunicaciones móviles es la innovación tecnológica. En este aspecto, los operadores de telecomunicaciones móviles planean introducir más y mejores servicios al mercado mexicano apoyados en la quinta generación de servicios móviles.

Esta nueva innovación tecnológica ha sido diseñada con la capacidad de permitir experiencias de nueva generación para los usuarios, potenciar nuevas aplicaciones y proporcionar servicios disruptivos.

Se espera que 5G pueda lograr velocidades de 10 gigabits por segundo, lo que significa hasta 100 veces más que la velocidad de las redes 4G. Esta nueva generación permitirá mayor confiabilidad y mínima latencia.

5G también facilitará expandir el ecosistema móvil a nuevos entornos, generando un impacto transversal a todas las industrias, entre las que destacan los sectores de energía, manufactura, servicios financieros, transporte público, agricultura, salud, medios y entretenimiento.

Para todos los sectores productivos, los usos/aplicaciones con 5G, en conjunto con la Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial podrán incluir vehículos autónomos, robots, drones, ciudades inteligentes, entre otros servicios. El potencial de uso de 5G estará limitado exclusivamente por la imaginación.

La contribución de 5G a la economía

Sin lugar a dudas, las telecomunicaciones son un motor de crecimiento económico. Existen diversos análisis que concluyen que, por cada diez puntos porcentuales de penetración de banda ancha, existe un impacto positivo de 1 por ciento al Producto Interno Bruto.

Los beneficios en este sentido también apuntan a una mayor generación de empleos y mayor productividad. Price Waterhouse Coopers (PwC) estima que la tecnología 5G agregará 1.3 trillones de dólares al PIB mundial para 2030.[1]

En este contexto, la introducción de 5G apoyará el crecimiento económico de México. Un estudio presentado por Nokia y Omdia[2] en 2020 reveló que en el largo plazo, 5G generará un impacto económico y social de 730 billones de dólares en México para 2035, distribuidos entre varios sectores: TIC con 137 billones de dólares, manufactura con 134 billones, servicios con 113 billones, comercio con 75 billones, bienes raíces con 52 billones y construcción con 51 billones.

En materia de productividad, el estudio de Nokia y Omdia también señala que la introducción de 5G al mercado mexicano traerá beneficios de 2,121.1 billones de dólares. Aunque el estudio no manifiesta los empleos adicionales que se generarán con la introducción de esta nueva tecnología, es evidente que habrá también beneficios en este aspecto.

En esta misma directriz, IDC manifestó recientemente que el “arranque de 5G en México generará alrededor de 90 mil mdp en servicios en su primer año”.[3]

Estado del espectro para 5G

El elemento principal para la introducción de tecnologías inalámbricas es el espectro radioeléctrico. En este sentido, habrá que señalar que México ha reducido la cantidad de espectro radioeléctrico asignado para servicios móviles en función de las renuncias a varias concesiones de este insumo de dos operadores de servicios móviles.

Entre 2018 y 2021 se han devuelto aproximadamente 84.7 MHz, equivalente a una contracción de 14.8 por ciento del espectro asignado. Los operadores justifican su decisión en función a los altos costos existentes por el uso del espectro.

AT&T devolvió el espectro que tenía en la banda de 800 MHz en las regiones celulares 5 a 9. La causa de la devolución fue el aumento del costo de la tenencia del espectro. De acuerdo al regulador, AT&T mantiene su espectro en la banda de 800 MHz en las regiones celulares 1 a 4.

En 2019, Telefónica México (Movistar) comenzó a devolver parte del espectro que tenía, en un proceso que finalizará en 2022. Para brindar servicio en el país, la empresa de origen español firmó un acuerdo con AT&T para utilizar su red.

Por otra parte, los desarrollos en 5G en México han sido lentos dada la capacidad existente de LTE. En octubre de 2020, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) publicó su perspectiva sobre 5G en un documento titulado “Visión y prospectiva de la conectividad 5G”.[4]

En el texto, el IFT manifiesta su plan para llegar a 1,000 MHz de espectro asignado, con el propósito de acercarse a los 1,300 MHz recomendados por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

De acuerdo con esta visión prospectiva, el IFT estableció principios generales para el mercado de las telecomunicaciones y la gestión del espectro que incluyen:

  • la disponibilidad de bandas de frecuencia alta, media y baja para apoyar el despliegue de redes de próxima generación;
  • regulación que facilite el despliegue de esta tecnología; y
  • una armonización de los estándares de despliegue de infraestructura a nivel municipal, para incentivar la inversión en esta y otras tecnologías.

En el documento, el IFT señala que ha Identificado más de 900 MHz para Telecomunicaciones Móviles Internacionales (IMT, por sus siglas en inglés) en las siguientes bandas: 600 MHz, 700 MHz, 800 MHz , 850 MHz, 1,427-1,518 MHz, 1.7-2.1 GHz, 1.9 GHz, 2.3 GHz, 2.5 GHz y 3.3-3.6 GHz.

Pero también ha realizado “un continuo análisis para identificar nuevas bandas de frecuencias para servicios móviles y la armonización global de bandas del espectro para aprovechar las economías de escala”.

Además, el IFT envió una propuesta en junio de 2020 a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para modificar la Ley Federal de Derechos, para reducir el costo del uso del espectro con base en las mejores prácticas internacionales.

En ese mismo año, la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT publicó un estudio titulado “Panorama del espectro radioeléctrico en México para servicios móviles de quinta generación”,[5] el cual analiza las bandas de frecuencias factibles para servicios inalámbricos 5G en México. El análisis establece que es posible disponer de hasta 11,190 MHz de espectro radioeléctrico para redes 5G, de acuerdo con la siguiente grafica:

Fuente: Instituto Federal de Telecomunicaciones.

.

Actualmente, el espectro en las bandas de 600 MHz y 3.3 GHz se ha puesto a disposición para el uso potencial de la tecnología 5G, pero no ha habido un despliegue público de la tecnología.

En septiembre de 2019, el IFT manifestó su intención de subastar espectro apto para 5G en la banda de 614 MHz a 698 MHz (600 MHz). Además, el IFT señaló que las bandas de 1,900 MHz y 3.3 GHz también estarían destinadas para uso móvil a nivel nacional y las incluyó en el mismo plan de frecuencias.

Anteriormente, en marzo de 2018 el IFT aprobó la reubicación de 48 canales de televisión digital en la banda 614 MHz-698 MHz para allanar el camino para un “segundo dividendo digital”. Todos los dueños del espectro de 600 MHz se migraron con éxito a otras bandas en octubre de 2018, convirtiendo a México en el primer país del mundo en liberar completamente la banda de 600 MHz para el uso de banda ancha móvil.

En la actualidad, se han asignado 150 MHz de las bandas 3.4-3.6 GHz a un par de operadores, 100 MHz a Telcel y 50 MHz a AT&T. Telcel obtuvo 50 MHz vía un traspaso por parte de Telmex de la banda de 3.5 GHz. Ambas compañías formalizaron la transferencia en enero de 2020.

Telmex anteriormente había intercambiado varios bloques de frecuencias en 3.5 GHz con AT&T, con el objeto de que Telcel utilizará la banda de 3,450-3,500 MHz y AT&T el bloque de 3,550-3,600 MHz.

El acuerdo con Telmex le permitirá a Telcel tener las bandas de frecuencias recomendadas por la UIT para servicios de 5G, en caso de no ir a la subasta de espectro en 3.5 GHz o porque el IFT retrase la subasta de las frecuencias de 600 MHz y 3.5 GHz, incluso de otras bandas (1.7/2.1 GHz y 2.5 GHz).

Posterior a la transacción con Telmex, Telcel compró a Axtel 50 MHz en la banda de 3.5 GHz. De esta manera, la filial mexicana de América Móvil tiene 100 MHz en esta banda. La operación entre Telcel y Axtel para la transferencia de nueve títulos de concesión fue aprobada por el IFT, aunque el regulador aclaró que Telcel sólo podrá utilizar el espectro adquirido vía la transacción con Axtel para brindar servicios de acceso fijo-inalámbrico (FWA, por sus siglas en inglés).

Primeras pruebas piloto con 5G

A principios de 2019, el IFT otorgó a AT&T una concesión de uso privado con fines experimentales en la banda de 3.5 GHz. Esto permitió a AT&T utilizar la infraestructura basada en la tecnología “Massive MIMO” para probar la tecnología 5G durante seis meses en la Ciudad de México.

TV Azteca también obtuvo una concesión de uso privado en la banda de 3.5 GHz para realizar pruebas de tecnología con un sistema habilitado para 5G para transmitir audio y video en el estudio de TV Azteca en la Ciudad de México y en un estadio en Guadalajara.

Al respecto, en marzo de 2021 TV Azteca y Nokia transmitieron imágenes de video HD/4K desde las cámaras a un servidor de TV Azteca, en una prueba piloto que fue calificada como “exitosa” por las empresas y que aseguraron lograr una reducción en la latencia de video y una mayor eficiencia y flexibilidad en la producción.

La prueba se realizó utilizando 100 MHz de espectro en 3.5 GHz con tecnología 5G de Nokia y mostró el potencial de nuevas aplicaciones para cobertura televisiva en estadios inteligentes, así como el uso de plataformas informáticas para alojar servicios de Realidad Aumentada o para ejecutar análisis estadísticos relacionados con eventos.

Por otra parte, cabe señalar que la Red Compartida está equipada con tecnología 4.5G, con el potencial de actualizarse a 5G. El IFT predice que la migración a 4G y 5G se producirá en 2030.

México requiere mayor espectro asignado

5G Americas, en un reciente reporte,[6] estima que en México hay concesionados 488.7 MHz de espectro para servicios móviles que representan 37.6 por ciento de lo sugerido por la UIT para 2015 y 24.9 por ciento para 2020.

Si se considera que el IFT ha identificado más de 900 MHz para telecomunicaciones móviles en las siguientes bandas: 600 MHz, 700 MHz , 800 MHz , 850 MHz, 1,427-1,518 MHz, 1.7/2.1 GHz, 1.9 GHz, 2.3 GHz, 2.5 GHz y 3.3-3.6 GHz, entonces subastando esos 900 MHz, México lograría alcanzar la recomendación de la UIT para 2015.

No obstante, el regulador mexicano aún no ha definido con claridad los detalles para la subasta de las frecuencias identificadas para telecomunicaciones móviles, ni el plan a seguir para alcanzar la recomendación de la UIT, por lo que aún no es claro cuándo México tendrá el espectro disponible para atender de manera eficiente la demanda de servicios móviles.

Para lograr lo anterior, es importante que exista una sincronía entre la planeación de las inversiones de los operadores móviles de telecomunicaciones y el gobierno, que permita la introducción de tecnologías de vanguardia como 5G.

Sin lugar a dudas, la crisis sanitaria ha producido un estancamiento económico que ha demorado la subasta de frecuencias, no obstante, es la misma contingencia la que requiere de nuevas tecnologías como 5G.

Conclusiones

Las telecomunicaciones han manifestado históricamente que son un elemento de vital importancia en nuestras vidas diarias. La crisis sanitaria ha confirmado el valor de estos servicios; posterior a la pandemia, la humanidad hará un mayor uso de esta herramienta tecnológica. Para el sector empresarial representan un apoyo importante en materia de operación, eficiencia y competitividad.

Por lo anterior, es importante acelerar la introducción de soluciones soportadas en la tecnología 5G, siendo la subasta de frecuencias un elemento importante para facilitar la entrada de este avance tecnológico en México.

Es este contexto, habrá que entender que si bien algunos operadores ya cuentan con espectro para operar 5G, existen otros participantes que deberán adquirirlo vía la subasta o, en su defecto, comprar el espectro disponible a otros jugadores del mercado. No obstante, será importante que las reglas de la subasta sean conocidas a la brevedad para permitir a los interesados realizar la planeación necesaria para poder introducir servicios 5G de manera exitosa en el mercado mexicano.

Para los operadores que actualmente cuentan con el espectro idóneo para proporcionar servicios 5G y que no lo han hecho, es muy posible que no hayan recuperado sus inversiones en torno a la tecnología 4G, por lo que es difícil introducir una nueva tecnología cuando la actual no ha sido plenamente introducida al mercado.

En Colombia, por ejemplo, el presidente y CEO de Tigo señaló que “por ahora no es momento para 5G en el país, sino que su viabilidad vendrá dentro de cinco años”. En ese contexto, Chris Bannister, CEO de WOM Colombia, manifestó que “con más de 20 millones de colombianos sin servicios 4G, el país tiene una deuda de conectividad y debe avanzar en la modernización y ampliación de sus servicios 4G para reducir la brecha digital existente. La tecnología 5G es increíble (…), pero creemos que primero Colombia debe fortalecer su conectividad actual”.[7]

Lo anterior confirma que será importante que el regulador establezca las bases de la subasta de frecuencias 5G en el corto plazo para que los participantes del mercado definan el alcance de su participación en el mercado mexicano en servicios 5G.

Como se ha manifestado anteriormente, diversos análisis señalan que la introducción de servicios 5G traerá un beneficio económico a todos los sectores productivos en México, por lo cual será importante que las autoridades y los operadores móviles sincronicen los esfuerzos.

Las autoridades acelerando la subasta de frecuencias y, al mismo tiempo, reduciendo la carga tributaria por la tenencia del espectro que representa un alto costo que reduce el interés de los actores del mercado en participar. Por su parte, los operadores deberán de ofrecer servicios competitivos y de vanguardia.

Por último, la declaratoria de bancarrota de Altán Redes deberá ser analizada por el regulador, en función de que el préstamo de 50 millones de dólares para cumplir con sus compromisos financieros con los acreedores y lograr el compromiso de cobertura nacional de 92.2 por ciento en 2024, no necesariamente será suficiente.

Las autoridades mexicanas deberán analizar a detalle cuáles fueron las causas que llevaron a Altán Redes a la quiebra y, de ser necesario, replantear este proyecto que ha permitido crecer a los operadores móviles virtuales.


[1] Disponible en: https://www.pwc.com/gx/en/industries/technology/publications/economic-impact-5g.html.

[2]Disponible en: https://news.america-digital.com/wp-content/uploads/2020/08/Nokia_Why_5G_in_Latin_America__Report_ES.pdf.

[3] Disponible en: https://www.idc.com/getdoc.jsp?containerId=prLA48195421.

[4]Disponible en: http://www.ift.org.mx/sites/default/files/comunicacion-y-medios/otros-documentos/visionyprospectivadelaconectividad5g.pdf.

[5] Disponible en: http://www.ift.org.mx/sites/default/files/panoramadelespectroradioelectricoenmexicopara5g.pdf.

[6] Disponible en: https://brechacero.com/analisis-de-las-recomendaciones-de-espectro-de-la-uit-en-america-latina-3/.

[7] Disponible en: https://dplnews.com/los-pasos-de-colombia-hacia-5g/