El desafío de WOM Chile fue efímero

Luego de semanas de especulaciones sobre su salud financiera, WOM Chile se acogió al Capítulo 11 en el Tribunal de Distrito de Delaware de Estados Unidos, lo que técnicamente significa la quiebra del operador de telecomunicaciones móviles chileno. 

La revelación de este acontecimiento llega tras el fracaso de refinanciar 348 millones de dólares en deuda con vencimiento en noviembre de 2024. La compañía analizó varias alternativas, pero concluyó que acogerse al Capítulo 11 sería la medida más apropiada.

En las reuniones realizadas en Delaware, los ejecutivos de WOM señalaron que declararse en quiebra, vía el Capítulo 11, le permitiría a la compañía reestructurarse para cubrir los pagos de bonos que vencen a finales de 2024 y, al mismo tiempo, continuar cumpliendo con sus compromisos de cobertura de red en el mercado chileno.

Específicamente, el Capítulo 11 permite a WOM, que tenía aproximadamente 1,800 millones de dólares de deuda a finales de 2023, seguir operando mientras desarrolla un plan de pago, notificó Bloomberg.

En una declaración separada, la compañía confirmó que JPMorgan Chase & Co. había acordado proporcionar 200 millones de dólares en financiamiento. WOM señaló que el cierre de un acuerdo de financiamiento con JPMorgan proporcionará recursos clave para respaldar las operaciones existentes junto con las oportunidades de crecimiento.

De acuerdo con directivos de WOM, su decisión fue el resultado de las elevadas tasas de interés, un mercado crediticio difícil y el próximo vencimiento de sus bonos, entre otros factores, todo lo cual afectó su liquidez a corto plazo.

En los últimos meses, la compañía enfrentó dos rondas de despidos y dificultades con las autoridades chilenas sobre implementaciones, licencias y tarifas operativas de 5G, incluidas conversaciones con los tenedores de bonos.

Adicionalmente, en diciembre pasado, S&P advirtió que el hecho de que WOM no cerrara su refinanciamiento, junto con la falta de mejoras en el flujo de caja, pondría a la empresa “en riesgo de sufrir un importante déficit de liquidez durante los próximos 12 a 18 meses”.

Chris Bannister, quien asumió el cargo de director ejecutivo en octubre de 2023 en un segundo período con WOM, fue reemplazado por Martin Vaca Narvaja, posterior a la declaración de quiebra de WOM. 

Bannister señaló en su cuenta de Linkedin que Novator Partners LLP, accionista mayoritario de WOM, no cumplió su promesa de inyectar capital en WOM.

La compañía

Propiedad del fondo británico Novator Partners, WOM apareció en Chile en 2015 con la adquisición de Nextel para convertirse en un importante operador móvil de ese país con una participación de mercado actual ligeramente superior a 25 por ciento en Internet móvil y de 21.6 por ciento en telefonía móvil. 

WOM ha señalado en varias ocasiones que ningún otro operador ha crecido tan rápido.

Ld9MM3HEK A1xggb8oRZNeROMJckhMckIp8xK8pwj DfPxBUc2rmEiePS1474zeo0by89r67QKpURG01X2FUlVrRsEvcrZ9jmzB48oJL27Cdq 23F
Qk 24VQYHxLLcfa0j1uhw3r08nIx

Fuente: Subtel.

WOM, cuyo nombre deriva de las siglas en inglés “Word of Mouth”, que significan “de boca en boca”, tiene 7,000 empleados y contratistas independientes en Chile, según una declaración del Director General de Riveron RTS, Robert Wagstaff, quien ahora se desempeña como Director de Reestructuración de WOM.

Tras la adquisición de Nextel, “WOM ha pasado de tener prácticamente ninguna participación de mercado a establecerse como el segundo operador de redes móviles más grande de Chile”, declaró el Director de Reestructuración de WOM.

Wagstaff también señaló que en septiembre de 2023, WOM tenía la mayor área de cobertura de red inalámbrica 5G en Chile, con un millón de clientes. En total, en diciembre de 2023, la empresa tenía más de 8.5 millones de clientes.

WOM posee capacidad satelital en cuatro bandas de espectro, incluidas redes 3G y 4G, además de las redes 5G, lo cual representa 25.8 por ciento de todo el espectro disponible para servicios móviles en Chile. 

La compañía brinda cobertura de red 4G a 99 por ciento del territorio chileno a través de acuerdos de roaming nacional con otras compañías móviles que operan en el país, de acuerdo con declaraciones de Wagstaff.

WOM comercializa sus servicios a través de una red de tiendas físicas y quioscos en todo Chile: la propia empresa opera 93 tiendas de la marca WOM, mientras que los propietarios de pequeñas empresas y otras operan las 112 tiendas y quioscos restantes. 

WOM mantiene el control de su red de distribución mediante el arrendamiento directo de ubicaciones de tiendas, incluidas aquellas operadas por entidades externas, de acuerdo al Director de Reestructuración de WOM. 

La empresa también realiza ventas remotas a través de su sitio web, aplicaciones móviles y un centro de llamadas, esfuerzos que representan 35 por ciento de las ventas de WOM.

Las ofertas 5G de WOM surgen en parte de las concesiones que la empresa obtuvo del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones de Chile y que han ayudado a la empresa a construir una red de fibra óptica y desplegar el programa 5G. 

En 2020, la compañía recibió espectro que cubría cinco de seis macroáreas para completar su despliegue 5G, pero por temas derivados de la pandemia de Covid-19 se han retrasado, por lo cual WOM sólo ha completado su despliegue en tres de las cinco macroáreas.

El trabajo de la compañía en las otras dos macroáreas continúa, pero WOM también se ha encontrado en una disputa con el regulador chileno por no completar el despliegue en la fecha prevista de octubre de 2023.

La debacle de WOM

WOM ha enfrentado retos importantes en materia de liquidez desde 2023 y aumentaron después de que Fitch rebajara en marzo de 2023 la calificación de sus bonos. 

La compañía también tuvo problemas con los retrasos en el desarrollo de su red 5G, lo cual provocó un arbitraje internacional con el gobierno de Chile sobre las restricciones en torno a las ubicaciones para la construcción de torres de telefonía celular.

De acuerdo con Wagstaff, la rebaja de la calificación de los bonos de WOM en marzo de 2023, también llevó a la Corporación Interamericana de Inversiones, una filial del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a reducir la disponibilidad de una línea de crédito a 50 millones de dólares, frente a 100 millones de dólares que tenían, pero “después de una segunda rebaja de la calificación de los bonos de la compañía en noviembre de 2023, el BID cerró la línea de crédito por completo”, dijo Wagstaff durante el proceso de ampararse vía el Capítulo 11.

Por otra parte, WOM ha celebrado acuerdos de venta y arrendamiento de torres celulares a Phoenix Tower International (PTI), utilizando los recursos derivados de la venta de estos activos para el pago de deuda y para la implementación de mejoras operativas

No obstante lo anterior, si bien las torres de la compañía han proporcionado inyecciones de capital a través del acuerdo de venta-arrendamiento con PTI, WOM también ha enfrentado problemas regulatorios derivados de las restricciones del gobierno de Chile sobre la construcción de nuevas torres en ciertas áreas. 

La limitada capacidad de WOM para construir nuevas torres de telefonía celular, a su vez, impidió mayores ventas a PTI y “privó a la compañía de aproximadamente 25 millones de dólares en liquidez en 2023”, señaló Wagstaff durante el proceso de protección de WOM vía el Capítulo 11.

La disputa con la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) ha involucrado amenazas del regulador de retirar las garantías de cumplimiento que WOM emitió en relación con su esfuerzo por desplegar su red 5G. WOM inició un proceso de arbitraje internacional contra la Subtel en diciembre de 2023.

En el contexto anterior, WOM ha enfrentado varios intentos por parte de sus acreedores de utilizar la ley chilena que permite a los acreedores solicitar una liquidación forzosa. Y si bien la compañía ha resuelto de manera favorable por lo menos dos esfuerzos de liquidación forzosa, la amenaza por parte de los otros acreedores está presente. 

Las implicaciones

WOM ocupa la tercera posición detrás de Movistar y Entel y por delante de Claro en un mercado altamente competitivo que ha afectado duramente la liquidez de la empresa en el corto plazo.

WOM fue muy exitoso a su llegada al mercado chileno cuando había que desplegar infraestructura 4G, pero es justamente en su intento de comercializar 5G cuando empieza a haber problemas de liquidez, lo que sugiere que los planes de negocio para 5G no fueron los adecuados o, en su caso, la compañía no estaba preparada para competir en el lanzamiento de servicios 5G en el mercado chileno, en función de que fue en ese momento cuando inició la debacle del operador chileno. 

La venta de torres celulares para generar liquidez que le permitiera a WOM tener los recursos para el pago de deuda y para la implementación de mejoras operativas, también sugiere que los recursos obtenidos fueron igualmente utilizados para desplegar infraestructura de 5G y comercializar estos servicios. 

Lo paradójico es que en la subasta de la banda de espectro de 3.5 GHz para 5G en marzo de 2024, la compañía no presentó su postulación, fueron Claro y Entel los únicos que mostraron su interés, lo que implica una indefinición para jugar un papel importante en los servicios 5G en el mercado chileno.

Acogerse al Capítulo 11, así como el financiamiento por 200 millones de dólares otorgados por parte de JPMorgan son, sin duda, fuertes pilares para reestructurarse y cubrir los pagos próximos a vencer, así como continuar cumpliendo con sus compromisos de cobertura de red en el mercado chileno. 

El constante crecimiento en términos de suscriptores e ingresos de WOM en Chile son elementos vitales para haber podido acogerse al Capítulo 11, así como obtener el financiamiento por parte de JPMorgan.

No obstante, el plan de negocios de 5G de WOM debe ser replanteado y ajustado para acotar los alcances de 5G. 

Es muy posible que en las condiciones actuales WOM sea menos agresivo para introducir servicios 5G que cuando llegó al mercado chileno e introdujo servicios 4G, debilidad que puede ser aprovechada por los otros jugadores del mercado chileno.

Por otra parte, la quiebra técnica de WOM en Chile produce falta de credibilidad de este operador. El no haber podido refinanciar los 348 millones de dólares es el principal elemento para aseverar esta condición. Tal realidad llevó a esta compañía a acogerse al Capítulo 11.

No obstante, la falta de credibilidad puede trasladarse a otros mercados como Colombia, donde podría enfrentar restricciones de financiamiento que limiten su operación en ese país, lo cual complicaría realizar el millonario plan de inversión en Colombia para 2024 y el próximo.

Para finalizar, WOM nació como un operador disruptivo en América Latina, su llegada a Chile fue sorpresiva y su inmediato crecimiento alertó significativamente a los operadores tradicionales de la región. 

Cuando WOM desembarcó en Colombia, se pensó que podría también lanzar servicios en otros países de la región. No obstante, en las condiciones actuales la marca WOM, como se ha señalado anteriormente, genera poca credibilidad y se ve complicada su expansión en América Latina, por lo menos en el corto plazo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies