Intel construirá un millonario laboratorio de centros de datos en EE. UU.

Intel construirá un centro de investigación de 700 millones de dólares en su campus de Jones Farm, en Hillsboro, Oregon, en Estados Unidos, donde la compañía estudiará nuevas tecnologías de enfriamiento de centros de datos

En el nuevo ‘mega laboratorio’ se investigarán nuevas formas de hacer que los centros de datos funcionen de manera más eficiente, sobre todo a través de la reducción de sus necesidades de calefacción, refrigeración y agua.

Te recomendamos: Especiales Sostenibilidad TIC | El camino de las compañías de Nube hacia centros de datos más ecológicos

La instalación de 18 mil 580 metros cuadrados también brindará espacio para que Intel pruebe nuevas tecnologías de centros de datos y su apertura está programada para fines de 2023.

El 19 de mayo Intel también publicó un nuevo diseño para la ‘refrigeración líquida por inmersión’ en los centros de datos. La tecnología avanzada sumerge las computadoras en un líquido especial que no conduce la electricidad pero absorbe el calor generado por las máquinas.

Los centros de datos utilizan alrededor del 4 por ciento de la energía mundial, una cifra que podría crecer hasta el 10 por ciento a medida que la industria se expande. Más de un tercio de esa energía se usa sólo para enfriar las computadoras de alto rendimiento con enfriadores de aire convencionales. 

De acuerdo con los investigadores, la refrigeración líquida absorbería mil 500 veces más calor que el aire, y parte del calor absorbido en el líquido podría usarse para calentar hogares u oficinas.

Según Intel, la absorción de calor y la reutilización podrían reducir potencialmente la huella de carbono de los centros de datos a casi la mitad, lo que disminuiría su impacto en el cambio climático. 

Los procesadores de Intel dominan la industria de los centros de datos, pero sus rivales Nvidia, AMD y otros están introduciendo su propia tecnología y conquistando rápidamente una cuota de mercado.

Un centro de datos con mayor eficiencia energética podría darle a Intel una ventaja competitiva sobre sus competidores porque el consumo de electricidad es uno de los principales costos de operación de las instalaciones de servidores.

“El futuro y el diseño de los centros de datos se basan en tecnologías y prácticas innovadoras y sostenibles”, vaticinó la Vicepresidenta de Intel a cargo del Grupo de Centros de Datos, Sandra Rivera.

Te recomendamos: Sostenibilidad y acción climática dominarán tendencias de los centros de datos en 2022

Intel es el empleador privado más grande de Oregon, con 22 mil personas asignadas a sus campus del condado de Washington.

“Esta última inversión de 700 millones coloca a nuestra comunidad, la ciudad de Hillsboro y el estado de Oregon, en el futuro como la ubicación central para la investigación y el desarrollo de Intel”, dijo el alcalde de Hillsboro, Steve Callaway. 

“También demuestra cómo estas instalaciones y la industria de semiconductores en Oregon están liderando y contribuyendo directamente a las soluciones tecnológicas locales y globales que se enfocan en la resiliencia climática”, agregó Callaway.

La construcción del nuevo laboratorio de centros de datos comenzará justo cuando Intel finalice una expansión de USD 3 mil millones en su fábrica cercana de investigación D1X en Hillsboro.

Intel está contratando a cientos de técnicos e ingenieros para la construcción de las nuevas instalaciones, pero anunció que la mayoría de las personas que trabajarán en el nuevo laboratorio ya laboran en Jones Farm. 

Por último, la compañía informó que espera que 200 trabajadores de la construcción ayuden a construir la sede en los terrenos baldíos de Jones Farm.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies