ETSI lanza guía en 16 lenguas para mejorar la accesibilidad de dispositivos TIC

La organización busca armonizar el uso de términos relacionados con los dispositivos, servicios y aplicaciones TIC más comunes, con el fin de evitar la confusión de las personas.

68

Los dispositivos tecnológicos suelen adoptar términos que son confusos para las personas usuarias, sobre todo por el diferente uso que le dan los proveedores y fabricantes de servicios TIC y la falta de información disponible en las diversas lenguas.

Por ello, ETSI, un organismo que integra más de 950 organizaciones de telecomunicaciones, lanzó una nueva guía que proporciona términos recomendados para referirse a objetos y actividades relacionados con los dispositivos y servicios TIC más comunes, como los teléfonos inteligentes y sus funcionalidades.

La nueva Guía ETSI EG 203 499 está disponible en 19 lenguas oficiales de la Unión Europea, incluyendo el idioma búlgaro, croata, checo, danés, holandés, inglés, finlandés, francés, alemán, griego, húngaro, italiano, noruego, polaco, portugués, rumano, eslovaco, español y sueco.

En este documento, el organismo brinda una guía acerca de los términos, palabras o etiquetas que se utilizan en la interfaz de usuario de un dispositivo, servicio o aplicación: en ámbitos como los servicios de mensajería instantánea, las redes sociales, la telefonía, la salud digital o los servicios bancarios.

También consulta: Coronavirus causa que adultos mayores adopten la tecnología para comunicarse

Por ejemplo, en el campo de los servicios de redes sociales, algunos de los términos más empleados son ‘política de privacidad’, ‘historia’, ‘me gusta’, ‘seguir’, ‘comentario’, ‘mención’, ‘compartir’ y ‘publicar’.

Generalmente, debido a que muchas de las empresas tecnológicas provienen de Estados Unidos o de un país de habla inglesa, los términos nacen en inglés. Por eso, ETSI define cuáles serían sus equivalencias en otras lenguas.

Un grupo de especialistas del Comité Técnico de Factores Humanos del organismo estuvo encargado de elaborar la nueva versión de la guía de ETSI, la cual espera contribuir a la mejor comprensión de los usuarios respecto a los dispositivos, servicios y aplicaciones existentes y futuros.

“Los términos (palabras, etiquetas) utilizados en la interfaz de usuario (UI) de un dispositivo, servicio o aplicación pueden constituir un obstáculo para sus usuarios, si no están familiarizados con los términos o si no están seguros de su significado”.

Te recomendamos: Tecnología es clave para la recuperación económica, pero también puede ensanchar las brechas existentes

“Si bien los fabricantes introducen algunos términos para denotar una nueva clase de características, o para distinguir sus propias características de las que ofrecen los competidores, la mayoría de los otros términos que denotan características de dispositivos o servicios no necesariamente tienen la intención de ser diferenciados”, explicó ETSI.

La ausencia de una terminología armonizada o recomendada genera ambigüedad para los usuarios finales, especialmente entre quienes tienen funciones cognitivas limitadas o las personas adultas mayores. Por ello, el organismo resaltó que se requieren incentivos básicos para aumentar la usabilidad y accesibilidad de los dispositivos y servicios digitales.