Anatel Brasil propone reorganizar banda de 850 MHz para destinarla a 4G y 5G

Ler em português

São Paulo, Brasil.- La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil tiene una propuesta de refarming de las bandas A y B –de la banda de 850 MHz, actualmente utilizada para 2G y 3G– que está en agenda para ser votada por el Consejo de Administración de Anatel.

Según Vinicius Caram, superintendente de Otorgamiento y Recursos para la Provisión, las licencias de uso de la banda A vencen en 2024 y las de la banda B, en 2028. El proyecto es uniformizar los plazos para tener una estandarización nacional y organizar el espectro en bloques de al menos 5 MHz para tecnologías 4G y 5G.

“La banda fue concebida para usar en 30 KHz, luego evolucionó a canales de 200 KHz, hoy hablamos de canales de 5 MHz. Entonces, el espectro de la banda A y la banda B es discontinuo”, dijo Caram a los periodistas en Futurecom 2022.

“La propuesta de la Anatel es hacer que todo sea continuo para mantener todo en bloques de al menos 5 MHz”, explicó. Todavía se está discutiendo si serán tres bloques de 10 MHz o dos bloques de 15 MHz.

Otro factor indefinido es si habrá una nueva licitación o si las pistas se renovarán automáticamente. “Cuando el objeto cambia, surge esta discusión de no ser prorrogado, de hacer una nueva licitación”.

La Anatel también quiere reorganizar la banda de 900 MHz a partir de 2032, cuando expiren las licencias, con excepción de un bloque en Minas Gerais.

El objetivo de la Agencia es mejorar la eficiencia del uso del espectro. El superintendente dijo, durante el panel “Liberación de espectros 2G y 3G: llegó el momento de la difícil pero necesaria vuelta de página”, que la banda A está libre en unos 2 mil municipios del país y, la banda B, en mil 600.

Tiago Silveira, socio de McKinsey, comentó en el panel que esta transición a las nuevas tecnologías es una tendencia mundial y que es importante hacer que las redes sean lo más eficientes posible.

Vitor Menezes, director de Relaciones Institucionales de Ligga Telecom, instó a la cautela en este movimiento, ya que alrededor de 50 millones de usuarios todavía utilizan 2G y 3G en Brasil.