Brasil | Anatel quiere poner más espectro a disposición para beneficiar al consumidor final: Carlos Baigorri

Ler em português

El nuevo presidente de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil, Carlos Manoel Baigorri, asumió el cargo en un momento decisivo para el país: los rápidos avances tecnológicos, la implementación de 5G y la masificación del acceso a Internet, por mencionar algunos de los procesos.

DPL News conversó con Baigorri para entender cómo ve la Agencia los desafíos generados por estas transformaciones, como el retraso de 5G en Brasil por la limpieza de la banda de 3.5 GHz, las renuncias a la banda de 26 GHz y el desarrollo del WiFi 6.

Para Baigorri, las renuncias en la banda de 26 GHz son parte del juego y reflejan las incertidumbres sobre los modelos de negocio en esta frecuencia. El objetivo de la Anatel, al poner a disposición la banda, era permitir que las empresas probaran las posibilidades. “El primero [en desistir] fue Fly Link, quien se retiró antes de firmar el contrato”, comentó. “Neko, por otro lado, firmó la concesión y se rindió. El aviso público prevé multas y otro tipo de sanciones que serán de estricto cumplimiento”.

El presidente de la Anatel también se refirió a la disponibilidad de nuevas frecuencias para 5G, el modelo de redes neutras, las asimetrías regulatorias entre empresas de telecomunicaciones y over-the-tops (OTTs), la renovación de las licencias de uso del espectro para los operadores y la Ley SeAC. A continuación presentamos la entrevista completa:

DPL News: La Anatel enfrenta nuevos desafíos con la implementación de 5G. ¿Cuáles diría que demandan más atención de la Agencia en este momento?

Carlos Baigorri: Creo que los dos mayores desafíos de 5G en este momento están asociados con los grupos de seguimiento que se establecieron después del Aviso Público. El primero es Gaispi (Grupo de Seguimiento a la Implementación de Soluciones a Problemas de Interferencias en la banda de 3,625 a 3,700 MHz), que es coordinado por el consejero Moisés Moreira, y se encarga de la limpieza de la banda de 3.5 GHz y la ejecución de los proyectos de Norte Conectado, que permitirá la conectividad en una red de fibra óptica subfluvial en la región amazónica, así como la construcción de una red de comunicación segura para el gobierno federal.

Es un gran proyecto y destaco el tema de la limpieza de la banda de 3.5 GHz, porque hasta que no la limpiemos, el 5G en esta banda –que es la principal de 5G– no se puede activar en Brasil.

La semana pasada, Gaispi decidió prorrogar por 60 días el plazo de limpieza de la banda debido a las dificultades encontradas para realizar este trabajo. Creo que este es el primer reto: despejar la banda de 3.5 GHz para que entre en funcionamiento el 5G.

El segundo desafío es coordinado por el consejero Vicente Aquino, en el ámbito del Gape, que consiste en llevar conectividad a las escuelas públicas de Brasil con los recursos de aproximadamente 3 mil millones de reales que fueron recaudados durante la subasta.

DPL News: ¿Qué significa el plazo adicional de 60 días solicitado por Gaispi? ¿Se retrasará necesariamente el 5G en este rango?

Carlos Baigorri: Sí, se aplazará porque el Aviso Público disponía que la limpieza se haría hasta el 30 de junio de este año y las empresas tendrían un mes, hasta el 30 de julio, para activar el 5G en las capitales. Ahora la fecha límite de limpieza es el 30 de agosto. Una vez despejada la banda, las empresas tienen 30 días para ponerla en funcionamiento. En otras palabras, la meta de los operadores será el 30 de septiembre.

Hubo un retraso de 60 días en la implementación de 5G en Brasil debido al desafío de limpiar esta banda. Y estamos hablando de estaciones profesionales que usan la banda de 3.5 GHz, existen diversos sistemas profesionales que necesitan ser adecuados con la instalación de filtros y adaptación de sistemas para que no sean interferidos por el 5G.

DPL News: Neko presentó una solicitud de renuncia la semana pasada, el tema aún está en la Junta Directiva. ¿Por qué la banda de 26 GHz despertó menos interés en la subasta y tuvo dos renuncias? ¿Es FWA un modelo viable en Brasil?

Carlos Baigorri: La banda de 26 GHz todavía presenta muchos desafíos para los operadores. Es una banda que todavía tiene un ecosistema bastante limitado, el principal caso de uso es FWA y todavía no hay una escala muy grande de CPEs, que son caros. Tengo entendido que las empresas aún están probando sus modelos y, al ser una gama exploratoria, prácticamente no hay obligaciones.

Recuerdo que el Ministro Raimundo Carreiro, que fue relator [del aviso 5G] en el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), preguntó qué van a hacer las empresas con esa banda. Decíamos que hay algunos casos de uso, pero el punto es que la banda de 26 GHz en manos del Estado no tiene valor, así que la ponemos en el mercado. Ahora tenemos expectativas de ver qué hará el mercado. Recientemente, TIM anunció que alcanzó una velocidad de 5 Gbps utilizando 26 GHz. Creo que hay potencial, pero aún necesita contar con un caso de uso bien diseñado.

Y en cuanto a los abandonos, está en el juego. Las empresas entraron en la subasta, compraron y se dieron por vencidas. El primero fue Fly Link, que se retiró antes de firmar el contrato. Es un abandono que no tiene muchos efectos. Neko, por otro lado, firmó la subvención y se rindió. El aviso público prevé multas y otro tipo de sanciones que se aplicarán estrictamente con Neko.

DPL News: La Anatel asignó una gran cantidad de espectro para la subasta de 5G, lo cual fue elogiado por el sector de las telecomunicaciones, y ahora la Agencia estudia asignar las bandas de 4.8 GHz y 28 GHz también a 5G. ¿Cuáles serían los beneficios? ¿Se necesitaría otra oferta?

Carlos Baigorri: Sí. Hacemos un trabajo continuo, no sólo dentro de la Anatel, sino también dentro de la región de las Américas a través de la Citel e internacionalmente a través de la UIT. Nuestros expertos, especialistas de todo el mundo y de la industria, siempre analizan otras bandas que pueden identificarse y asignarse a 5G y otros servicios.

Es un trabajo que continúa y, cuando se destinan nuevas bandas para 5G o cualquier otro servicio, la forma en que el Estado brasileño pone a disposición del mercado estas radiofrecuencias es a través de licitaciones públicas. Entonces, cuando pongamos las bandas de 4.8 GHz, 10.5 GHz o 28 GHz en el mercado, vamos a ofertar básicamente en el mismo modelo que en la subasta que hicimos recientemente.

Relacionado: Brasil busca asignar más espectro a 5G

Estamos estudiando las bandas de 10.5 GHz y los lotes que no se licitaron en la banda de 26 GHz, en general, asignar más espectro a servicios masivos como 5G es bueno en el sentido de que tiene un beneficio, reduce el costo de las empresas.

Si ponemos a disposición más espectro, a menudo pueden reducir el costo de brindar el servicio, lo que en el entorno competitivo se reflejará en mejores precios para el consumidor.

El mercado de las telecomunicaciones siempre necesita de más espectro y este es nuestro reto junto con el sector y con otros países: identificar aquellos espectros que hoy no están destinados al 5G y que pueden destinarse no sólo al 5G, sino al 6G y a otras tecnologías.

DPL News: Ha pasado más de un año desde que la Anatel asignó la banda de 6 GHz para uso sin licencia. ¿Cómo está evolucionando el ecosistema?

Carlos Baigorri: Ya hay algunos equipos homologados en la banda de 6 GHz para WiFi 6E, pero aún no tenemos un ecosistema en cuanto a uso masivo por parte de empresas y usuarios. Esperamos que eso suceda. Sabemos que una decisión de este tamaño no tendrá un efecto inmediato, pero confiamos plenamente en nuestra decisión.

Fue una decisión tomada precisamente en conjunto con el Aviso 5G. El entendimiento del Consejo Directivo, con el Aviso Público de 5G, fue que permitiríamos que las empresas nuevas, regionales y grandes ofrecieran servicios de muy alta velocidad con muy baja latencia. Pero tenemos más de 10 mil proveedores de banda ancha en Brasil que seguramente no tendrán acceso a 5G y, para que puedan ofrecer un servicio similar al 5G dentro de los hogares de las personas, es a través de WiFi.

De manera equilibrada, hemos dado suficiente espectro para 5G y también hemos dado suficiente espectro para uso sin licencia, que se puede usar para WiFi, para que aquellos ISP que no hayan comprado banda de 5G puedan ofrecer a sus consumidores una experiencia de usuario muy similar a 5G.

Lea también: Anatel descarta revisar destino de la banda de 6 GHz

DPL News: El modelo de redes neutras se está calentando en Brasil y algunos actores reclaman su regulación. ¿Cuál es el papel de la Anatel en este asunto?

Carlos Baigorri: Van a estar reguladas porque son empresas que prestan servicios de telecomunicaciones. Entiendo que muchos están pidiendo una regulación económica basada en promover la competencia. Hoy en día, contamos con un marco regulatorio cuyo principal instrumento es el Plan General de Metas de Competencia (PGMC), que sigue de cerca el modelo europeo para analizar mercados relevantes, identificar proveedores con poder de mercado significativo y abordar las asimetrías regulatorias para estas empresas con poder de mercado significativo. Necesitamos ver los estudios que se están haciendo en el área técnica sobre el PGMC, pero me gustaría señalar que su objetivo es evitar el abuso de poder en el mercado en una estructura vertical.

En una estructura vertical, una empresa, por ejemplo, que es operadora celular y también es dueña de las torres, podría decir “mira, yo soy dueña de las torres y no quiero compartir mi infraestructura con mi competencia”. Era una forma de proteger el mercado, evitando la entrada de nuevos competidores.

El PGMC y nuestra regulación económica y procompetitiva intentan hacer frente a este tipo de conductas. Pero este problema existe cuando hay verticalización, una empresa que opera al por mayor y al por menor.

Con redes neutras, el modelo que se está presentando es con empresas que operan exclusivamente al por mayor. Si de hecho operan exclusivamente al por mayor, tenemos la desverticalización.

Entiendo que, si se produce una desverticalización del mercado de banda ancha con la creación de redes neutras, se reduce significativamente el potencial de riesgo de abuso de poder de mercado, lo que elimina la razón de autorregularse con base en estas premisas de abuso de poder dominante.

DPL News: Una demanda de la industria es la simetría regulatoria entre OTTs y telecomunicaciones. ¿Forma parte del plan de la Agencia garantizar esta simetría? ¿Cómo pretende la Anatel hacer esto?

Carlos Baigorri: Sí, es parte del plan de la Anatel para garantizar un ambiente de competencia más justa entre los servicios de telecomunicaciones regulados y los servicios over-the-top no regulados.

¿Cómo garantizar esta simetría?

No tenemos la competencia legal para regular estas plataformas y empresas de Internet. Ante esto, la única salida que tenemos es desregular las empresas de telecomunicaciones.

Porque si hay dos empresas disputando el mismo mercado con reglas muy diferentes, el Estado está definiendo quién gana y quién pierde esta disputa a través de las reglas. Y no es nuestro papel interferir en el dominio económico hasta el punto de elegir quién gana y quién pierde, nuestro papel es garantizar un entorno de competencia leal. Aquel que proporciona el servicio de mejor calidad, más innovador y rentable, gana el mercado.

La forma que tenemos para garantizar esta competencia leal, ante la imposibilidad de poner reglas a los operadores de Internet, es quitándoles reglas a los operadores de telecomunicaciones. Dentro de esta agenda tenemos la guillotina regulatoria, que es nuestro gran proyecto para reducir la carga regulatoria y tratar de reducir la asimetría entre las empresas de telecomunicaciones y las empresas no reguladas en el mundo de Internet.

DPL News: Algunos operadores han renovado y tienen que renovar licencias de espectro, pero el tema de las renovaciones sucesivas no estaba claro porque el TCU lo está analizando. ¿Cómo ves el proceso?

Carlos Baigorri: Nosotros vemos este proceso con mucha tranquilidad. Se aprobó la Ley 13,879/2019 y se publicó un decreto. Toda la ley y el decreto nos dan mucha seguridad en cuanto a la posibilidad de renovar las bandas de radiofrecuencia, incluso las que ya estaban otorgadas cuando se aprobó la ley. Con base en la ley y el decreto, que asumimos constitucionales, tomamos la decisión.

El proceso ahora se discute en el TCU, pero hasta el momento no ha habido una decisión del Tribuan, ni del Ministro relator Augusto Nardes, en el sentido de revocar o suspender la decisión. Mientras no haya manifestación al respecto por parte del Tribunal, continuamos con nuestra decisión.

DPL News: Quisiera un comentario sobre la Ley SeAC, que aún está en revisión. ¿Cuál es el punto más importante de la revisión? 

Carlos Baigorri: Esta discusión sobre la necesidad de revisar la Ley SeAC surgió en el Congreso Nacional y en la opinión pública cuando se concretaba la transacción de AT&T con Warner. El caso llegó aquí a Brasil y muchos decían que no se podía aprobar por esa ley, que para que se aprobara la operación habría que cambiar la ley. Pero la Anatel, CADE y todas las administraciones públicas brasileñas involucradas ya aprobaron la operación, la operación ya fue implementada con la ley como está. Entonces, en particular, no tengo conocimiento de los temas necesarios para reformar la Ley SeAC.

El caso es que la Ley SeAC se construyó en un contexto y ese contexto ha cambiado significativamente desde 2012. Una ley que trata sobre la estructura de un mercado expuesto a la tecnología siempre corre el riesgo de quedar obsoleta en poco tiempo, pero en este momento, no veo en la Anatel ninguna situación que demande con urgencia la necesidad de reformar la Ley SeAC. Ahora, el Congreso Nacional es soberano, siempre que quiera cambiar la ley, la Anatel está lista para cumplirla.

La Anatel también participó en el Grupo de Trabajo del Ministerio de Comunicaciones. Entiendo que el informe de GT refleja muy bien la percepción del mercado actual, pero nada más. Hoy no tenemos ningún problema concreto que requiera un cambio en la ley.