Tribunal surcoreano falla a favor de multa de 837 mdd para Qualcomm

Después de tres años de procedimientos, el Tribunal Superior de Seúl falló a favor del regulador antimonopolio de Corea del Sur, asegurando que la decisión tomada en 2016, al imponer una multa de un billón de wones (837 millones de dólares) a Qualcomm por prácticas comerciales injustas, está justificada.

En ese año, la Comisión Federal de Comercio Justo de Corea del Sur (KFTC, por sus siglas en inglés) señaló que “el tribunal rechazó las solicitudes de Qualcomm y se puso del lado de la Comisión de Comercio Justo”, debido a que Qualcomm violó la ley de competencia del país al negar licencias a los fabricantes de chips y exigir tarifas altas por las patentes, obligando a los fabricantes de smartphones a firmar contratos desfavorables, exigiendo se le participara de la información comercial.

La compañía con sede en San Diego, California, calificó el fallo de “sin precedentes e insoportable”, y llevó el caso al Tribunal Superior de Seúl en 2017. Esta semana, el tribunal local concluyó que ocho órdenes correctivas de 10 eran legítimas.

Inmediatamente, Qualcomm emitió un comunicado indicando no estar de acuerdo con la decisión del tribunal de aceptar partes de la orden de la Comisión de Comercio Justo, y comentó que buscará “apelar esas disposiciones ante la Corte Suprema de Corea”.

Qualcomm aseguró estar “satisfecho” con que el tribunal haya revocado la orden de la KFTC de renegociar los términos de la licencia. Pero el fallo podría afectar las ganancias relacionadas con las patentes de Qualcomm en ese país. La compañía pronosticó entre 1.3 y 1.5 mil millones de dólares en ingresos para ese segmento en el primer trimestre fiscal, por encima de las expectativas de los analistas.

Los ingresos mundiales de chipsets y las regalías de patentes de Qualcomm son de aproximadamente 22.5 mil millones de dólares anuales, de las cuales, el mercado coreano representa un 20 por ciento de sus ventas globales, de acuerdo con la KFTC.

No obstante, la compañía estadounidense ha buscado mantener una sólida posición en el mercado, incluso después de la decisión de la KFTC, extendiendo su relación estratégica con Samsung y firmando un acuerdo de licencia de patente por cinco años con LG.

“Los fabricantes de teléfonos y las compañías de telecomunicaciones aún tendrán que depender en gran medida de los productos de Qualcomm, independientemente de su práctica comercial supuestamente injusta”, opinó Park Sung-soon, analista de Cape Investment and Securities.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies