“No hay ningún cuello de botella que justifique el Fair Share,” dice representante del Ministerio de Hacienda de Brasil

Sin opositores, un panel en Abrint Nacional discutió la necesidad de cobrar una tasa por el uso de las redes, o el llamado Fair Share.

São Paulo, Brasil. – La sensación transmitida en un panel de Abrint Nacional 2024 sobre una posible tasa de cobro de red es que los tres principales operadores de Brasil están solos en la lucha por el Fair Share.

Alessandro Molon, exdiputado federal y líder de la Alianza por la Internet Abierta, cree que esta discusión ni siquiera avanzará, después de las contribuciones recogidas por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) para el análisis de impacto regulatorio.

Mozart Tenório, asesor de la presidencia de la Anatel, señaló que la agencia ahora estudia las contribuciones que fueron, en sus palabras, bastante satisfactorias. No hay un plazo para una conclusión del análisis que se realizará con bastante “serenidad”, reforzó. Sostuvo que si no se diagnostica una falla de mercado, el proceso se cerrará, pero si es identificada, la propuesta sigue al proceso de creación de un reglamento.

Sin representantes de las grandes telcos, el debate se convirtió en un consenso en torno a la falta de evidencias presentadas por la parte interesada en el fair share, en lo que respecta a dificultades de inversión en infraestructura o de un posible colapso en el tráfico de datos debido al aumento creciente.

Tenório, sin embargo, adoptó un discurso neutral. El asesor dijo que Anatel no se involucrará en discusiones de esta naturaleza y no dirá si el cobro es justo o no. “La misión de Anatel es velar por las redes de telecomunicaciones. Deben ser sostenibles y accesibles para el consumidor”, resumió.

Este fue el mismo discurso adoptado por el presidente de la agencia, Carlos Baigorri, durante el MWC 2024, a finales de febrero, en Barcelona, donde las telecomunicaciones parecían haber adoptado un discurso más suave sobre el tema. Sin embargo, Baigorri defendió un modelo único de fair share para América Latina, hace algunos días en el CLTD en México.

Ante la consulta de DPL News, Tenório comentó que lo ideal sería un nivelamiento de la regulación, ya que el sector de telecomunicaciones tiene una serie de obligaciones, mientras que las grandes tecnológicas compiten libremente en un mercado sin ninguna regulación.

Lo que argumenta la comunidad de Internet

Molon argumentó que las alegaciones de las grandes empresas de telecomunicaciones se basan en premisas incorrectas. En primer lugar porque, tras estudios realizados por la Alianza, no hay riesgo de una explosión de tráfico de datos que cause quiebra o congestión de la red.

En segundo lugar, los grandes operadores no están en riesgo financiero, pues han presentado resultados sólidos cada trimestre. “Son buenas opciones de inversión para quienes desean comprar sus acciones, pues pagan dividendos generosos y seguros que crecen año tras año. Y son compatibles con el retorno del sector al que pertenecen, que es el sector de infraestructura”, defendió.

Recomendado: Estados Unidos critica modelo de Fair Share propuesto en Brasil

El líder de la Alianza refutó la idea de que sólo el sector de telecomunicaciones “carga” toda la infraestructura de Internet, afirmando que el ecosistema digital es construido por muchos, incluyendo proveedores de contenido y servicios, pequeños y medianos proveedores, y el sector público. Molon destacó que las grandes tecnológicas también invierten en infraestructura como CDNs, centros de datos y cables submarinos.

Para Marina Cavalcanti, coordinadora general de salud y comunicaciones del Ministerio de Hacienda, quien también contribuyó en la toma de subsidios, señaló que “en las evidencias económicas levantadas hasta el momento, no hay nada que muestre algún cuello de botella en la conectividad en Brasil.”

Su sector, que trata directamente sobre aspectos de competencia dentro del Ministerio de Hacienda, no encontró justificativas económicas para la imposición de tal tasa. Cavalcanti citó datos de la Anatel que muestran que la disponibilidad y la satisfacción con el Internet en Brasil están creciendo y advirtió que la imposición de una tasa puede afectar la innovación en el mercado de telecomunicaciones, que es altamente innovador. “Cualquier interferencia, especialmente con una nueva tasa, puede perjudicar esta dinámica. Por lo tanto, hasta el momento, nuestra recomendación es en contra del Fair Share,” sentenció.

Destacado: Daniel Hajj, CEO de América Móvil, dice que el Fair Share es esencial para el futuro de la conectividad 

Pequeños proveedores también están en contra del Fair Share

Para los ISPs, que representan 53 por ciento del suministro de banda ancha fija en Brasil, este tipo de acuerdo sería pésimo o ni siquiera los contemplaría, dijo Breno Vale, director de Proyectos de Abrint. “Imaginen tener que hacer este tipo de acuerdo con los proveedores de contenido. Sólo algunos podrían hacerlo”.

Preguntó a los presentes, que son proveedores, cuáles de ellos poseen CDNs de empresas como Netflix, Google o Akamai en sus operaciones. La mayoría respondió afirmativamente y también mostró interés en tener estas cajas para mejorar la conexión para sus usuarios finales.

Explicó además que estos acuerdos se basan en el tráfico alcanzado por los proveedores. Si un proveedor alcanza ciertos niveles de tráfico, como 8 gigabits para Netflix, recibe una caja sin costo, asumiendo sólo los gastos de energía. Normalmente, un proveedor necesita tener cerca de 10 mil accesos para calificar.

Para Molon, este 53 por ciento de proveedores debe ser considerado en esta discusión, por la salud de las empresas nacionales. “¿No vamos a escuchar la voz de los empresarios y emprendedores brasileños? Creo que esto debe estar en la mente de todos nosotros,” concluyó.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies