Intelsat declara muerta a la C-Band Alliance y pide más dinero para liberar la banda C

Appalosa, nuevo accionista de Intelsat, pidió a la empresa que rechazara la oferta de la Comisión.

En respuesta a la propuesta de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) de otorgar 9 mil 700 millones de dólares a las compañías satelitales para liberar la banda C, Intelsat dijo que debe recibir entre 60 a 67 por ciento de esa cantidad, y no la mitad como lo había determinado el organismo estadounidense.

La empresa señaló en un documento enviado al regulador que la C-Band Alliance no tiene futuro y “no será relevante” en las discusiones, al mostrarse inconforme con las gestiones que se han desarrollado hasta ahora para despejar el espectro que será puesto a disposición de los operadores móviles para servicios 5G.

En ese sentido, refirió a la Comisión que las negociaciones tienen que llevarse con Intelsat, SES y Telesat de manera individual. Esta declaración agrava la fractura que atraviesa la organización, luego de que Eutelsat se retiró en septiembre del año pasado.

Recibir 50 por ciento del monto total ofrecido a la industria no corresponde con las labores que debe llevar a cabo para una “reubicación acelerada” en el espectro para 48 estados contiguos, remarcó. Antes del anuncio del plan de la FCC, se había dado a conocer que Intelsat podría incluso declararse en la bancarrota si no se obtenía una retribución suficiente por la banda C.

Nuevo inversionista pide rechazar el plan de la FCC

Un día antes de que Intelsat emitiera su postura a la Comisión, el nuevo accionista de la compañía, Appalosa, un fondo presidido por el multimillonario David Tepper, hizo un llamado a la Junta Directiva para que no aceptara la propuesta del Presidente de la FCC, Ajit Pai.

“La compensación simbólica ofrecida a Intelsat es una afrenta en comparación con los valores logrados en subastas de espectro comparable en todo el mundo durante la última década”, advirtió.

Además, criticó que el desembolso de 9 mil 700 millones es una compensación injusta para los operadores satelitales y desproporcionada en relación con la cantidad de espectro que se debe despejar, e incluso las empresas se exponen a pérdidas financieras masivas.

El 18 de febrero, Appalosa anunció que adquirió una participación de 7.4 por ciento en Intelsat, e inmediatamente comenzó a presionar para que se exigiera más dinero a la FCC a cambio de liberar la banda C.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies