jueves, septiembre 22, 2022
HomeDPL NEWSFacebook entregó datos a la policía de EE. UU. de una joven...

Facebook entregó datos a la policía de EE. UU. de una joven acusada de aborto

La policía está utilizando los mensajes que una joven de 17 años intercambiaba a través de Facebook, en un caso penal en su contra por haber tenido un aborto.

-

La policía de Nebraska, Estados Unidos, está utilizando los datos y mensajes que una joven compartía de manera privada a través de Facebook, para acusarla con cargos penales por haber tenido un aborto después de las 20 semanas de embarazo.

Un reciente informe publicado por Forbes revela que el Departamento de Policía de Norfolk, una ciudad de Nebraska, promovió una orden judicial para que la red social le diera acceso a los mensajes privados de Celeste Burgess, una joven de 17 años de edad.

Tanto Celeste como su madre, Jessica Burgess, están siendo acusadas por haber cometido una interrupción ilegal del embarazo. Aunque Celeste es menor, será juzgada como adulta.

Si bien las autoridades suelen recurrir a las empresas y las plataformas para obtener información o pruebas que les permitan armar un caso, es una de las pocas veces que los datos de las redes sociales se utilizan para juzgar a una mujer por abortar en Estados Unidos.

Te recomendamos: FTC protegerá la privacidad de las mujeres que buscan abortar en EE. UU.

Cada vez más, ha crecido la preocupación por el mal uso de los datos personales que se comparten en las plataformas digitales y a través de las tecnologías, pues exise el riesgo de violar la privacidad sexual y reproductiva de las mujeres.

Andy Stone, portavoz de Meta (matriz de Facebook), dijo en un comunicado difundido en Twitter que “nada en las órdenes judiciales válidas que recibimos de las autoridades locales a principios de junio, antes de la decisión de la Corte Suprema, mencionaba el aborto. Las órdenes se referían a cargos relacionados con un acto criminal“.

Las autoridades judiciales están juzgando a la joven por realizar un aborto con pildoras a las 23 semanas, y a la madre se le acusa de supuestamente ayudar a su hija a acabar con el embarazo y enterrar al feto. En Nebraska, la ley restringe el acceso a la interrupción legal del embarazo hasta las 20 semanas, e incluso se ha intentado reducir esa ventana.

Por ayudar a su hija a obtener las píldoras, Jessica Burgess también enfrenta cargos penales por intentar un aborto luego de más de 20 semanas de gestación y realizar un aborto como médica sin licencia. Ambas están esperando que comience el juicio en el Tribunal de Distrito del Condado de Madison.

También consulta: Instagram es la red social más misógina y racista; ninguna plataforma está exenta

De acuerdo con los medios locales, la policía supo del caso luego de que recibiera un aviso en el que se denunciaba que Celeste Burgess había tenido un aborto espontaneo y que su madre había enterrado el cuerpo del feto.

Un detective de Nebraska comenzó a investigar el caso en abril de este año. Obtuvo los registros médicos y entrevistó a la joven y su madre, quienes relataron lo que había sucedido. La policía también accedió a la comunicación privada que la joven sostenía con su madre, y ahora la usa como evidencia en el caso.

En sus conversaciones con su madre, Celeste refería que estaba ansiosa de interrumpir su embarazo y, según la policía, se puede observar que Jessica le explica cómo tomarse las pastillas.

Especialmente, en un contexto hostil para el acceso al aborto en Estados Unidos, el acceso indebido a la información confidencial de las mujeres contribuye a la criminalización de la interrupción del embarazo y a la vigilancia del ejercicio de su sexualidad.

Violeta Contreras García
Violeta Contreras García
Violeta Contreras es editora de contenidos multimedia especializada en telecomunicaciones de Iberoamérica
- Advertisment -

Publicidad