lunes, septiembre 26, 2022
HomeCOLUMNISTASEuropa: Ley de mercados digitales

Europa: Ley de mercados digitales

Reforma Jorge F. Negrete

Antecedentes. Europa enfrenta una adversidad en la geopolítica tecnológica. Estados Unidos lidera la innovación tecnológica desde el libre mercado, sus externalidades y beneficios de una economía digital global. China lidera desde su gobierno el desarrollo tecnológico, lo que le facilita la toma de decisiones acelerando su economía, la innovación y la globalización. Europa considera que la expedición de leyes, financiamiento público y regulación le darán la oportunidad de alcanzar a estas dos regiones y competir frente a ellas.

Nuevos ordenamientos jurídicos. Europa, después de un robusto apoyo político, presenta tres nuevos marcos legales: La Ley de mercados digitales, la Ley de Servicios Digitales y la nueva Ley General de Comunicación Audiovisual.

Tres ordenamientos que se integran a una implacable y robusta regulación en materia de protección de datos, al consumidor, derechos humanos, derechos digitales, competencia económica y telecomunicaciones. Los legisladores europeos han hecho gala de nomenclatura y conceptos jurídicos tan novedosos, como perturbadores. Me referiré hoy a la Ley de mercados digitales.

La buena sobre el mundo digital. En su introducción, la nueva ley señala el único elemento positivo relevante a favor de las plataformas digitales: “los servicios digitales en general y las plataformas en línea, en particular, desempeñan un papel cada vez más importante en la economía y en el mercado interior, al ofrecer nuevas oportunidades de negocio y facilitar el comercio transfronterizo”.

Las malas. Europa ha desarrollado una intensa contienda en contra de diversas plataformas. Desde impuestos y competencia desleal, hasta pago de derechos de autor. Diversos litigios con miembros de su comunidad pusieron los focos rojos y afirma que hay un carácter transfronterizo de los servicios de plataformas, y la fragmentación normativa europea socavará el funcionamiento de los mercados y servicios digitales.

Asegura que hay un impacto negativo de prácticas desleales en sus mercados y una disputabilidad mínima de los servicios digitales, incluidas consecuencias sociales y económicas negativas. Todo esto ha llevado a los legisladores nacionales y a los reguladores sectoriales a tomar decisiones.

Es decir, están enojados y su respuesta es una expresión de poder. Concluye que sólo un instrumento legislativo y un reglamento pueden enfrentar eficazmente estos problemas.

Señala que “un reducido número de grandes proveedores de servicios de plataformas básicas se ha alzado con un gran poder económico”, “lo que, a su vez, les permite aprovechar las ventajas con las que cuentan en su área de actividad, como el acceso a grandes cantidades de datos” y “algunos de estos proveedores controlan ecosistemas de plataformas enteros”.

Guardianes de acceso. La UE señala que hay una serie de servicios o plataformas digitales altamente concentrados, en los que actúan como guardianes de acceso.

Los proveedores de servicios de plataformas digitales pueden considerarse guardianes de acceso si tienen un impacto significativo en el mercado, operan una o más puertas de acceso importantes hacia clientes y tienen o van a tener una posición afianzada y duradera en sus operaciones. Determinada esa categoría para una empresa, un derecho público exorbitante, interviene hiper-regulando.

Estos servicios, denominados plataformas básicas, incluyen: servicios de intermediación en línea (mercados, tiendas de aplicaciones y servicios de movilidad, el transporte o la energía), motores de búsqueda, redes sociales, servicios de vídeos, servicios de comunicaciones interpersonales, sistemas operativos, servicios en la Nube y servicios de publicidad.

La Unión Europea espera que esto promueva la innovación, la calidad de productos y servicios digitales, precios justos y la libertad de elección para los usuarios.

Me temo que la furia regulatoria, sustentada en la sobrerregulación, seguirá haciendo de Europa una de las zonas con menos innovación digital del mundo.

Presidente de Digital Policy & Law

Twitter: @fernegretep

Jorge Fernando Negrete P.
Jorge Fernando Negrete P.
Presidente de Digital Policy & Law Group

Publicidad

LEER DESPUÉS