miércoles, agosto 10, 2022
HomeDPL NEWSDPL Tech Review | Wiko T50, un francés de paseo por la Ciudad...

DPL Tech Review | Wiko T50, un francés de paseo por la Ciudad de los Palacios

Nos llevamos de paseo por algunos edificios de la Ciudad de México a este teléfono francés que recién llegó a México a un precio asequible.

Durante la primera década del siglo XX, el Centro Histórico de la Ciudad de México tuvo un auge en la construcción de edificios con estilo francés, mandados a hacer por el entonces presidente de México, Porfirio Díaz.

A la fecha, edificios como el Palacio de Bellas Artes, el Palacio Postal y el Museo Nacional de Arte son tres de los lugares más emblemáticos con estilo francés que siguen deslumbrando a quienes recorren las calles de la capital de México.

Decidimos llevarnos el smartphone T50, de la marca francesa Wiko, a recorrer estos tres emblemáticos edificios de la capital mexicana, pues durante la llegada de estos teléfonos inteligentes a México, lo que más presumieron fueron sus cámaras.

Debes saber que Wiko fue fundada hace 11 años en Francia y tiene presencia en más de 30 países de Europa, Asia, África y América, como Estados Unidos y México.

En México, la compañía llegó con los modelos T10 y T50, y fue precisamente este último el que nos llevamos de paseo a la Ciudad de los Palacios.

Lo primero que tienes que saber es que Wiko quiere competir en la gama baja y media de los teléfonos inteligentes. El T50 tiene un precio en México de 5 mil 999 pesos, y durante el tiempo que lo probamos podemos decir que la calidad responde a dicho precio, pues se encuentra en un rango aceptable.

El T50 tiene un sistema de tres cámaras traseras, la principal es de 64 megapíxeles (MP), seguida de una ultra gran angular de 8 MP y una macro de 2 MP.

Este teléfono tiene una pantalla LCD de 6.6 pulgadas con una Resolución FullHD+ de 2400 x 1080 píxeles, además de que su tasa de actualización es de 60 Hz, por lo que al hacer scroll notarás un poco de retraso.

La cámara tiene una definición aceptable, sin embargo, debe mejorar en la captura de texturas. Aquí una foto del Palacio de Bellas Artes, cuyos trabajos de construcción iniciaron en 1904, aún durante el mandato de Porfirio Díaz, quien quería que la Ciudad de México fuera parecida a la París de aquella época.

Esta es la escultura de La Edad Viril y La Juventud, ubicada en una de las fachadas laterales del Palacio de Bellas Artes. Cuando hay una iluminación adecuada, el Wiko T50 no tiene problemas para capturar buenas imágenes.

A un costado del Palacio de Bellas Artes se encuentra el actual Palacio Postal, que fue construido entre 1902 y 1907, también durante “El Porfiriato”. Se trata de uno de los edificios considerados más bellos de la Ciudad de México. Sus escalinatas al interior hechas de herrería y mármol es lo que más llama la atención. En esta fotografía hecha con el Wiko T50 podemos distinguir algunos de sus detalles gracias a la buena iluminación interior del edificio.

Vista de la escalera principal del Palacio Postal en la Ciudad de México. El estilo arquitectónico del edificio es denominado Ecléctico, una corriente que surgió en Francia y se generalizó por Europa entre 1860 y 1920.

Esta es la sala posterior del Palacio Postal, en donde hay un domo monumental que permite una iluminación adecuada para tomar fotografías al interior. A pesar de la gran cantidad de luz y de estar posicionados en contraluz, el Wiko T50 reaccionó de manera adecuada.

La antigua Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, hoy edificio que alberga el Museo Nacional de Arte, en la calle Tacuba #8, fue construido durante “El Porfiriato” en 1904 con el estilo Ecléctico. En esta foto podemos observar que al T50 le falta mayor definición en los colores, sobre todo en este contraluz en donde el cielo aparece un tanto sobreexpuesto, aunque el edificio y la estatua de Carlos IV de España tiene buena definición.

Este detalle de un farol en la fachada del Museo Nacional de Arte tiene un zoom de aproximadamente 4x con el Wiko T50, y podemos ver que no logra captar la textura, color y detalles del objeto. Las fotografías con zoom son de las que más trabajo le cuesta a este dispositivo de marca francesa.

La cámara del Wiko T50 tiene también una función “Súper Macro” con la que tomamos las siguientes fotos en un sitio diferente al Centro de la Ciudad de México.

El Wiko T50 logró captar con dicha función esta flor con un insecto sobre ella. Podemos calificarla como buena, ya que en este caso fue rápida para capturar al insecto, aun con movimientos.

El francés T50 en ocasiones batalla un poco para enfocar los objetos con la función del “Súper Macro”, Aquí, por ejemplo, podemos ver que el foco estuvo en la parte posterior izquierda de la flor central cuando la indicación fue tomar lo que aparece al centro.

Este es otro ejemplo del “Súper Macro” en una flor con distinta iluminación, pues de un lado hay sombra y en el lado izquierdo se aprecia la luz del sol.

Este pequeño cactus mide unos 3 centímetros.

En general, podemos calificar al Wiko T50 como un teléfono de gama media-baja bastante aceptable. Sus cámaras son buenas y su rendimiento es adecuado. Este teléfono tiene un procesador MediaTek Helio G85; batería de 4,000 mAh con carga rápida de 40W; y sensor de huellas lateral, todo ello por 5,999 pesos mexicanos (alrededor de 292 dólares).

Alejandro González
Alejandro González
Alejandro González tiene más de 13 años en el ejercicio periodístico cubriendo temas de la fuente de negocios, telecomunicaciones, tecnología, propiedad industrial y emprendimiento. En los 10 recientes años se desempeñó como reportero titular en Grupo Reforma (Reforma, Mural, El Norte y Agencia Reforma). También ha cubierto eventos y entrevistas a nivel internacional en países como España, Estados Unidos, Israel, Brasil, Inglaterra, entre otros.

Publicidad

LEER DESPUÉS