Un tercio de las empresas no usa tecnología especializada para la firma electrónica

306

Aunque hay un reconocimiento generalizado de su importancia, un tercio de las empresas (33%) no usa tecnologías especializadas para la firma electrónica, de acuerdo con un informe de DocuSign.

La empresa que brinda asistencia en la gestión digital de documentos estudió información de 10 mercados: México, Brasil, Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia, Francia, Alemania, Países Bajos y Reino Unido.

Según los datos que recopiló mediante encuestas con las compañías, al cerrar una negociación se recurre frecuentemente al correo electrónico o a sistemas de almacenamiento en la nube, pensando que estas herramientas son adecuadas para llevar a cabo los procesos.

Sin embargo, la empresa de software y tecnología SAP Ariba advirtió que estas opciones no son las ideales. La firma electrónica permite facilitar la creación de una rúbrica en forma electrónica, y aprovechar los medios digitales para distribuirla con rapidez y amplitud.

Además, la firma digital refuerza la integridad, seguridad y trazabilidad en las transacciones, algo que no siempre pueden asegurar otros mecanismos utilizados en la gestión de contratos.

Plasmar una rúbrica, aunque parece sencillo, es una operación expuesta a fallas e ineficiencias, como los errores humanos o retrasos en el envío de documentos, señaló SAP Ariba. En este sentido, la compañía resaltó que las firmas electrónicas facilitan la automatización de procesos contractuales.