TIM Brasil y Telefónica firman acuerdo de red compartida 2G, 3G y 4G

Los operadores sellan dos alianzas para crear una red única de 2G en todo el país, y de 3G y 4G en ciudades de menos de 30 mil habitantes.

1070

Los operadores TIM y Telefónica (Vivo) firmaron dos acuerdos para compartir redes en Brasil. Los contratos son el resultado de negociaciones que comenzaron en julio, cuando las compañías anunciaron su intención de dividir la cobertura 2G y crear una “red única” 3G y 4G en ubicaciones con menos de 30 mil  habitantes.

“Cada operador cubrirá más de 400 ciudades nuevas durante el primer año del contrato”, dijeron las compañías en un comunicado enviado a la Comisión de Valores. Los operadores también estiman que la asociación traerá grandes ahorros a las operaciones, “generando una optimización de activos y recursos”.

Red compartida

Uno de los contratos firmados se refiere únicamente a la creación de una única red móvil con tecnología 2G, que cubrirá 2 mil 700 ciudades, donde ambos operadores tienen cobertura. Según el acuerdo, los sitios superpuestos se desactivarán. Como resultado, las compañías esperan reducir los costos de mantenimiento de la red y la liberación del espectro, que podría estar dirigido a las nuevas tecnologías.

El otro acuerdo trata de la formación de una red única, pero en ciudades con menos de 30 mil habitantes donde se compartirá la infraestructura 3G y 4G. Aquí, el modelo prevé dos posibilidades: primero, en ciudades donde sólo un operador ya tiene cobertura, el otro operador tendrá derecho a usar la misma infraestructura. El resultado se compartirá en 800 ciudades, con la expansión de la cobertura de cada una de las empresas de telecomunicaciones a más de 400 ciudades.

Recomendado: América Móvil concluye adquisición de Nextel Brasil por 905 mdd

La segunda posibilidad, llamada por las empresas de consolidación de redes, es similar al modelo utilizado en 2G. En las ciudades donde ambos están presentes, la red de una compañía se desconectará, dejando la cobertura del otro acceso compartido. Inicialmente habrá 50 ciudades atendidas por este modelo, y Vivo mantendrá la señal en 25 municipios y TIM en los otros 25.

El proyecto inicial está programado para concluir en 180 días. Las compañías dicen que podría expandirse a más de mil 600 ciudades. 

Ambos contratos aún no han sido revisados ​​por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) y el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE). Las empresas señalan que, aunque comparten la infraestructura, mantendrán una completa autonomía comercial y de gestión de sus clientes.