lunes, mayo 23, 2022
HomeDPL NEWSReserva Federal publica estudio sobre dólar digital, pero no define crear moneda...

Reserva Federal publica estudio sobre dólar digital, pero no define crear moneda virtual de EE. UU.

La Reserva Federal estadounidense publicó su exploración sobre la creación de un dólar digital, que había generado gran expectación, y en el que aborda los beneficios y las ventajas de emitir un activo de esta clase, aunque aún no ha tomado una posición sobre la emisión de una moneda digital del banco central (CBDC).

Relacionado: Comisión de Bolsa y Valores regulará mercado de criptomonedas en EE. UU.

El documento, intitulado Dinero y pagos. El dólar estadounidense en la era de la Transformación Digital y de 40 páginas de extensión, explora una gran cantidad de temas y anuncia que solicitará comentarios en una consulta pública. 

El texto enumera una lista de verificación de 22 elementos diferentes para los cuales solicita comentarios, en una convocatoria que estará abierta por un periodo de 120 días. Los funcionarios de la Reserva Federal aseguran que el informe es el primer paso de un proceso extenso, pero no hay un cronograma sobre cuándo concluirá.  

La gobernadora de la Fed, Lael Brainard, quien ha sido nominada como vicepresidenta del Comité Federal de Mercado Abierto de formulación de políticas, es la mayor impulsora del proyecto, mientras que otros funcionarios han expresado escepticismo, al decir que sus beneficios no son obvios. Uno de ellos es el presidente Jerome Powell, quien no se ha comprometido mayormente en sus comentarios públicos sobre la CBDC.

La Fed anunció el documento como “el primer paso en una discusión pública entre la Reserva Federal y las partes interesadas sobre las monedas digitales del banco central” y evita cualquier conclusión sobre una CBDC estadounidense.

Originalmente, se había anunciado su publicación para el verano de 2021, aunque se retrasó varios meses. El estudio brinda una mirada exhaustiva sobre los beneficios, como acelerar el sistema de pagos electrónicos en un momento en que las transacciones financieras en todo el mundo ya están altamente digitalizadas. 

El documento publicado el 20 de enero señala que “el análisis inicial de la Fed sugiere que una posible CBDC de EE. UU., si se creara una, atendería mejor las necesidades de Estados Unidos, al estar protegida por privacidad, intermediada, ampliamente transferible y verificada por identidad”.

Algunas de las cuestiones negativas que analiza el informe son los riesgos de estabilidad financiera y la protección de la privacidad mientras se protege contra el fraude y otros problemas ilegales.

Una moneda digital del banco central podría cambiar fundamentalmente la estructura del sistema financiero de EE. UU., al alterar las funciones y responsabilidades del sector privado y el banco central”, consta en el informe.

Una diferencia fundamental entre el dólar de la Fed y otras transacciones digitales es que el dinero digital actual es un pasivo de los bancos comerciales, mientras que el CBDC sería un pasivo del banco central.

Eso significaría que la Fed no pagaría intereses sobre el dinero almacenado con él y, debido a que carece de riesgos, algunos depositantes podrían preferir mantener su dinero en el banco central.

Reporte neutral

El reporte asienta que no tiene la intención de promover un resultado de política específico y no toma posición sobre la conveniencia final del dólar digital.

Algunos de los beneficios más destacados son la velocidad de un sistema controlado por la Reserva Federal en el caso de una urgencia, como el comienzo de la pandemia de Covid-19 para hacer llegar los pagos de estímulo a las personas. Y la prestación de servicios financieros a quienes aún no están bancarizados también se ha citado como un beneficio.

Por otro lado, la Fed trabaja en el desarrollo de lo que promociona como un “servicio de pago y liquidación las 24 horas”, llamado Fed Now, que espera tener en línea hacia 2023.

A los defensores del dólar digital les preocupa que la demora de la Fed en implementar una moneda del banco central lo coloque detrás de los competidores globales, específicamente China, que ya ha avanzado en la creación de su yuan digital. Se ha sugerido que el liderazgo de China podría amenazar la hegemonía del dólar estadounidense como moneda de reserva mundial. 

Sin embargo, Powell y otros funcionarios de la Fed aseguran que no les preocupa la velocidad del proyecto y enfatizan la necesidad de hacerlo bien. “La introducción de una CBDC representaría una innovación muy significativa en el dinero estadounidense”, reza en el informe para justificar la consulta.

Y, finalmente, la Fed asienta que no procederá sin un mandato claro del Congreso, preferiblemente en forma de “una ley de autorización específica”.

Publicidad

LEER DESPUÉS