Las 5 ciudades más taqueras de México, según Uber Eats

Los tres tacos favoritos de los usuarios de Uber Eats en México son los de adobo, asado y al pastor.

La Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara y, sorpresivamente, Tijuana y San Luis Potosí, son las cinco ciudades que más pidieron tacos a través de la plataforma de Uber Eats en 2023.

El año pasado se registraron 8.7 millones de órdenes de tacos por parte de los usuarios en la aplicación, donde hay registradas 13 mil taquerías con 84 mil variedades distintas en las 80 ciudades donde está disponible la plataforma.

Y los tres tacos favoritos de los usuarios son los de adobo, asado y al pastor, expuso David Mínguez, gerente de Comunicación de Uber en México.

Por su parte, el periodista gastronómico Pedro Reyes explicó que, el pastor, uno de los tacos más pedidos, nació en la Ciudad de México, aunque con influencia extranjera, del asado vertical y el shawarma traídos por los inmigrantes árabes, sirios e iraquíes, pero aquí se cambió el cordero por cerdo.

El taco, un pilar de la gastronomía y la cultura mexicana

En la conmemoración del Día del Taco por parte de Uber Eats en El Califa, Reyes aseguró que el taco, más que un platillo, es una forma de comer. Y no sólo eso, sino incluso una forma de socializar, por lo que exhortó a repensar el taco como un estilo de platillo.

image 31
Pedro Reyes, periodista gastronómico y director creativo de Paladar. Foto: DPL News.

El autor de los libros ¡Acá las Tortas! y Guía Domingo: Tacos CDMX recordó que la historia de este elemento central de la cultura mexicana se remonta a la cocina prehispánica, cuando los tlaxcaltecas empezaron a trabajar nuestro propio pan, tlaxcalli (en náhuatl) o la tortilla (en español).

Reyes, quien también es director creativo de la agencia de marketing gastronómico Paladar, detalló que la Santísima Trinidad de los tacos está conformada por la tortilla, la salsa y el relleno. Esto, a juicio del experto, permite a los comensales terminar sus propios tacos, ya que no necesariamente los ingieren como los saca el cocinero.

En cuanto a la experiencia de degustación, Reyes recordó que, en la infancia, nuestro primer taco era el de la tortillería, el taco de nada. Y ya posteriormente accedemos a toda la gama de sabores: suadero, pastor, al carbón, barbacoa. En el caso específico del taco de suadero, expuso que nació en la Ciudad de México y se encuentra en los paradores y estaciones del metro. Lo definió como rico, grasoso, barato, porque aprovecha una parte de la res que no es muy apreciada por los carniceros.

Sobre las taquerías, dijo que, más que un alimento, venden un momento y, por ello, el taco es una cuestión de momentos: los distintos tipos suceden en el transcurso del día. Expuso que el horario preferido por los usuarios de Uber Eats es el domingo en la tarde y el mayor pedido a través de la plataforma ha sido de 60 tacos al pastor.

La difícil transición al delivery

Reyes enfatizó que, después de la pandemia, la industria obligó a las taquerías a subirse al delivery y, en ese proceso, enfrentaron el reto de llevar una orden de tacos a casa. Agregó que taquerías como El Califa han elevado la experiencia,  inspirada en Domino’s, a partir de dos ejes: la rapidez y el embalaje.

El director General adjunto de El Califa, Sergio Goyri Álvarez, expuso que, en julio de este año, la taquería cumplirá 30 años, desde su fundación en 1994 en la esquina de Altata y Alfonso Reyes en la Condesa.

Actualmente tiene 19 sucursales en la Zona Metropolitana del Valle de México —la más lejana en Metepec— y planea abrir su vigésima en Querétaro. En sus planes de expansión, posteriormente evalúa llegar a Monterrey, Guadalajara, Puebla y Mérida.

Goyri concluyó que, tras la pandemia, se gestó un cambio en la dinámica de consumo de la gente, en la que se complementó la venta de salón con lo que se vendió hacia afuera, a través del delivery, del cual El Califa tiene un servicio propio y exclusividad con Uber Eats entre las plataformas.