martes, mayo 24, 2022
HomeDPL NEWSIoT crece rápidamente, pero Europa identifica altas barreras a la entrada de...

IoT crece rápidamente, pero Europa identifica altas barreras a la entrada de nuevos competidores

El mercado del Internet de las Cosas (IoT) ha comenzado a acelerar su crecimiento en los últimos años, conforme se incrementa la disponibilidad de dispositivos y servicios en los hogares, desde asistentes hasta electrodomésticos. Sin embargo, un nuevo reporte de la Comisión Europea (CE) identificó algunas de las principales barreras que enfrentan las compañías para ingresar y competir en el mercado.

Para conocer el estado del mercado IoT en Europa, la CE abrió el año pasado una consulta pública a través de cuestionarios que fueron enviados a los participantes interesados: fabricantes de dispositivos inteligentes para los hogares, proveedores de asistentes de voz, proveedores de servicios IoT para consumidor y fabricantes de wearables.

De acuerdo a los resultados de la consulta, la CE advierte la existencia de importantes barreras a la entrada, incluidas una alta inversión, la falta de interoperabilidad entre sistemas y la presencia de compañías integradas de forma vertical.

La Comisión señala que una gran cantidad de partes interesadas informaron sobre dificultades para competir con empresas integradas verticalmente que han construido sus propios ecosistemas dentro y más allá del sector de IoT de consumo (por ejemplo, Google, Amazon o Apple). Estos jugadores proporcionan los sistemas operativos de dispositivos móviles e inteligentes más comunes, así como los principales asistentes de voz, además de que determinan los procesos para integrar dispositivos y servicios inteligentes en el ecosistema.

Se estima que los ingresos generales de IoT del sector consumo en todo el mundo crezcan de 105.7 mil millones de euros en 2019 a aproximadamente 404.6 mil millones de euros para 2030. Respecto a los hogares inteligentes europeos, se espera que el gasto pase de 17 mil millones de euros en 2019 a aproximadamente 38.1 mil millones de euros en 2030.

Según el documento, dicho crecimiento estaría impulsado por una creciente adopción de dispositivos inteligentes o conectados a la red, además de una mayor disponibilidad de asistentes de voz e interfaces de usuario que permiten la interacción con el resto de dispositivos inteligentes y servicios IoT.

Entre las principales preocupaciones de los participantes del mercado se encuentran la existencia de ciertas prácticas de exclusividad y vinculación en relación con los asistentes de voz, así como prácticas que limitan la posibilidad de utilizar diferentes asistentes de voz en un mismo dispositivo inteligente.

La CE también advierte que los asistentes de voz juegan un rol importante como intermediarios entre los usuarios y los dispositivos inteligentes o los servicios IoT.
Sin embargo, señala que las aplicaciones móviles o complementarias de los servicios IoT continúan siendo la principal interfaz de acceso a los dispositivos inteligentes, por lo que los sistemas operativos móviles como Android y iOS juegan un papel importante en la dinámica de competencia del sector.

“Esta posición, combinada con su papel clave en la generación y recopilación de datos, les permitiría controlar las relaciones con los usuarios”, agrega la CE. Los participantes consultados también advirtieron que esta posición de las compañías en control del ecosistema, les da la capacidad de controlar el descubrimiento de nuevos servicios ofertados, por ejemplo, al incluir sistemas o aplicaciones predeterminadas en los dispositivos.

“Las partes interesadas consideran que el acceso y la acumulación de grandes cantidades de datos permiten a los proveedores de asistentes de voz mejorar su posición en el mercado y aprovechar más fácilmente los mercados adyacentes”, advierte la CE.

Los participantes consultados advirtieron también que en el sector prevalece la tecnología propietaria, lo que a veces conduce a la creación de “estándares de facto”. En particular, se dice que algunos proveedores de asistentes de voz y sistemas operativos controlan unilateralmente la interoperabilidad y los procesos de integración y son capaces de limitar las funcionalidades de los dispositivos inteligentes de terceros y los servicios de IoT del consumidor, en comparación con los suyos.

La CE también encontró preocupaciones sobre los intentos de los principales proveedores de asistentes de voz para asegurar la exclusividad de su asistente de voz en ciertos dispositivos inteligentes o para evitar el uso simultáneo de asistentes competidores. Advierte que algunos fabricantes de dispositivos inteligentes también informan que los proveedores de asistentes de voz sólo otorgarán licencias para sus asistentes de voz junto con otros tipos de software, tecnología o aplicaciones y no de forma independiente.

El documento también aborda ciertas prácticas respecto a la recolección de datos y los acuerdos de privacidad, como el acceso de los usuarios a su propia información recopilada a través de un dispositivo inteligente, además de la limitada posibilidad de portabilidad a otros servicios o dispositivos.

La CE espera utilizar la información recopilada para la futura actividad regulatoria y de aplicación de la ley, según se requiera en cada caso. Asimismo, la consulta también será parte de la implementación de la estrategia digital de la Comisión y permitirá enriquecer el debate sobre la propuesta de la Ley de Mercados Digitales.

Efrén Páez Jiménez
Efrén Páez Jiménez
Efrén Páez Jiménez es economista

Publicidad

LEER DESPUÉS