sábado, noviembre 26, 2022
HomeREDESGuatemala | Se deben invertir unos US$2 mil 200 millones para cerrar...

Guatemala | Se deben invertir unos US$2 mil 200 millones para cerrar la brecha digital en el país

Prensa Libre Rosa María Bolaños

Ricardo Valenzuela, vicepresidente Gremial Industrial de Telecomunicaciones, adscrita a la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), comenta en esta entrevista cuál es la situación tecnológica del país y el uso que se les da actualmente a las bandas de frecuencia.

Dos compañías de telecomunicaciones anunciaron que implementarán la tecnología 5G en Guatemala. ¿Es posible esto, si no se ha realizado la subasta para la 4G?

Sí es posible, dado que Tigo y Claro cuentan ya con bandas de frecuencia que pueden ser usadas para servicios 5G, y que le fueron adjudicadas con anterioridad por la Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT), cuentan con los títulos de usufructo.

La SIT es la encargada de regular el espectro radioeléctrico en el país y un inventario de frecuencias radioeléctricas donde hace constar que Tigo y Claro tienen el derecho de explotar frecuencias en esa banda como mejor les convenga. Eso les da el derecho legal de explotarla para servicios móviles y fijos 5G.

Estas empresas han ganado títulos de usufructo con anterioridad a los cuáles se les daba otros usos en ese tiempo, pero en la actualidad, ven que sirven para otras aplicaciones como la 5G y no es necesario subastarla.

Independientemente del anuncio de estas empresas. ¿Es necesario efectuar la subasta para la banda de 700 MHz, la cual indican que es para 4G?

La SIT debería, idealmente, promover la libre competencia y no la monopolización del espectro radioeléctrico. La banda de 700 MHz puede ser dividida en sub-bandas, de tal manera que, a través de un proceso de subasta, a dos o tres operadores se les pueda adjudicar una fracción de la misma para luego hacer un despliegue de infraestructuras que trabaje en esta banda con más operadores móviles y no solamente uno. Por otro lado, el proceso de subasta le puede representar al Estado de Guatemala una ganancia económica considerable.

¿Cómo esa banda podría ayudar a reducir el rezago digital?

La banda de 700 Mhz, está normada a nivel mundial por la 3GPP (3rd Generation Partnership Project), para ser utilizada en servicios de telefonía móvil 4G y 5G.

La ventaja de esta frecuencia es que, al ser banda baja, puede cubrir grandes distancias. Generalmente es utilizada en las áreas suburbanas y rurales del país por las bondades que presta en cuanto a cubrir poblados que se encuentran bastante retirados y menos densos, aunque su contraparte es que no se logrará gran velocidad de datos en los dispositivos terminales, como es el caso de las bandas medias y altas de la 5G. Aun así, es superior a los estándares 3G y 4G.

Ante los retrasos para subastar esa banda, ¿cómo las empresas buscado opciones para implementar tecnologías 4G y 5G?

En el caso de las bandas de frecuencia 4G, tanto Tigo como Claro, ya tienen espectro de frecuencia para prestar los servicios de telefonía móvil 4G, aunque las bandas que actualmente poseen no sean las mejores opciones, dado que no se pueden explotar las mayores capacidades de los servicios móviles de telefonía 4G, como mayor velocidad de internet y mejor cobertura.

La SIT no ha tenido la capacidad de subastar una de las bandas más apetecidas para el despliegue de redes de telecomunicaciones 4G, por parte de los operadores móviles. Desde el 2015 se han hecho intentos para subastar la banda AWS (de 1700 a 2100).

Actualmente, en el país está identificada como una “frecuencia de bandas reservadas” para el uso de organismos y entidades estales según el artículo 64 de la Ley General de Telecomunicaciones (LGT). Debido a esto, previo a ser subastada la banda, se debe pasar por un proceso de transformación de frecuencias reservadas a reguladas, situación que no ha sido posible.

El estándar 4G a nivel mundial es cosa del pasado, y las bandas que se utilizan en la 4G no son precisamente las mismas que se utilizan en las 5G; por lo tanto, el interés en la banda AWS ya no es el mismo que antes por parte de los operadores móviles, ya que primero evolucionó la tecnología de 4G a 5G y en Guatemala todavía no hemos tenido la capacidad de resolver el problema de la banda que se encuentra entrampada legalmente.

Luego, anunciaron que están en proceso de reordenamiento de la banda 700 Mhz, para subastarla.

¿Qué factores influyen en el rezago digital en el país?

El rezago digital se debe a la ineficiente gestión del espectro radioeléctrico por parte de la SIT. La asignación de títulos de usufructo radioeléctrico en Guatemala, según el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) es de las más bajas de la región.

Una anticuada LGT, que coincide curiosamente con la firma de los acuerdos de paz, noviembre de 1996, pero actualmente en nada contribuye al desarrollo social y económico de los ciudadanos.

Aunque la LGT considera la creación del Fondo Nacional para la Telefonía (Fondetel), institución creada para el desarrollo de la telefonía en áreas rurales y de difícil acceso, la misma Ley no permite o no indica que Fondetel pueda realizar acciones para el desarrollo de redes comunitarias con acceso a la banda ancha y uso del internet en las áreas más necesitadas.

Además, las municipalidades en muchos lugares del país realizan cobros por la instalación de torres de telecomunicaciones y redes de fibra óptica, excesivamente caros, que ocasiona que se desincentive la inversión en infraestructura.

En muchos de los casos, las comunas protegen y favorecen a operadores de cable que prestan servicios de mala calidad y con un limitado o nulo acceso a la banda ancha, y que además, posiblemente no pagan ningún arbitrio a estas municipalidades, en correspondencia a favores políticos previos.

¿Cuánto invertir Guatemala para reducir la brecha digital?

Guatemala requiere unos US$2 mil 200 millones para cerrar la brecha de conectividad digital. El 74.2% de esa inversión se debe realizar en el área rural del país, de acuerdo con el estudio Brecha Digital en América Latina y el Caribe, derivado del informe anual del Índice de Desarrollo de Banda Ancha, del BID, emitido en el 2021.

Se necesita la inversión de US$1 mil 125 millones para el cierre de la brecha en banda ancha móvil y US$1 mil 148 millones en la fija. Se estima que esto generaría casi 840 mil empleos directos.

Aparte de esto, en áreas rurales de Guatemala, en particular los departamentos de   Huehuetenango, Quiché, Petén, Alta y Baja Verapaz, no hay infraestructura de red eléctrica en aldeas y comunidades distantes y aisladas. Esto ocasiona que los operadores de telecomunicaciones no inviertan en despliegues de redes móviles o de fibra óptica en esas regiones.

¿Es necesaria reformar o actualizar alguna ley para lograr más acceso a internet y conexiones a la banda ancha?

La LGT, que data de 1996, no consideró las redes de telecomunicaciones para la prestación de los servicios digitales de banda ancha, como acceso al internet y uso del mismo. Esto ha ocasionado un rezago digital en el país, que es la causa de un limitado desarrollo económico, cultural y social.

Es urgente modificarla para mejorar el acceso a la banda ancha en Guatemala y obtener servicios digitales de buena calidad por parte de la población. La idea es plantear nuevos objetivos que favorezcan la inversión en redes de telecomunicaciones fijas y móviles, así como darle a Fondetel, o la institución equivalente, en su calidad de subsidiario del Estado, la potestad necesaria para llevar banda ancha a lugares donde ahora no es rentable para los operadores móviles o fijos de redes.

DPL News
DPL Newshttps://dplnews.com/
Digital Policy & Law es una empresa especializada en el análisis estratégico de las políticas públicas de telecomunicaciones, TIC y economía digital.

Publicidad

LEER DESPUÉS