España amplía el Programa de Banda Ancha a zonas con servicios deficientes

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital de España va a incluir por primera vez a las zonas grises (áreas con cobertura deficiente o proporcionadas por un solo proveedor), junto con las zonas blancas, en la nueva convocatoria de ayudas del Programa de Extensión de Banda Ancha de Nueva Generación.

La semana pasada arrancó la consulta pública para determinar las zonas potenciales de actuación y recepción de ayuda.

El primer objetivo del programa fue acelerar el despliegue de redes en las zonas sin cobertura actual ni prevista en los próximos tres años, denominadas zonas blancas, y situadas en entornos rurales con baja densidad de población. La Comisión Europea autorizó en diciembre la inclusión de nuevas zonas entre los eventuales objetivos de ayudas al despliegue de banda ancha en los Estados miembros.

Las zonas grises NGA incluidas en la consulta son aquellas en las que, aún teniendo cobertura o previsiones de cobertura de muy alta velocidad en los próximos tres años, es proporcionada por un solo operador y donde la velocidad es menor de 100 Mbps.

La consulta incluye la publicación de un mapa de zonas blancas y grises NGA identificadas a partir de la cobertura georreferenciada facilitada por los operadores, que contiene más de 60 mil zonas elegibles con una cifra estimada de 2.2 millones de unidades inmobiliarias.

Durante 2019, Telefónica recibió alrededor del 92 por ciento del total del presupuesto del programa de banda ancha, lo que suponen unos 129 millones de euros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies