Entró en vigor la ‘Ley No Chat’ en Chile que prohíbe usar el celular al conducir

La nueva normativa aplica castigos desde multas económicas hasta la suspensión de la licencia para las personas que miren su teléfono celular u otro dispositivo electrónico mientras conducen

94

El pasado 16 de marzo entró en vigencia una nueva normativa en Chile conocida como ‘Ley No Chat’, tras ser publicada en el Diario Oficial. Se trata de una modificación a la Ley de Tránsito que endurece las sanciones por el uso de teléfonos y otros dispositivos electrónicos mientras se conduce un vehículo motorizado y no motorizado.

El Ministerio de Transportes de Chile desarrolló esta ley con apoyo de la organización sin fines de lucro No Chat. La propuesta fue aprobada en septiembre de 2021, en donde se reemplazó el numeral 32 del artículo 200 de la Ley del Tránsito para especificar que las diversas modalidades en que se puede usar un teléfono inteligente, representa “un elemento altamente distractor para quien maneja”.

El nuevo reglamento chileno detalla que queda prohibido conducir y hacer uso de un teléfono celular u otro aparato de telecomunicaciones “ya sea a través de llamadas, mensajes de textos, chats, tomar fotografías” o cualquier otra modalidad de empleo que impida al conductor tener ambas manos en el volante y “estar atento a las condiciones del tránsito del momento”.

La acción de conducir mientras se usa un dispositivo móvil ya estaba penalizada por la Ley de Tránsito chilena, pero con la modificación convierte a esta infracción en una falta gravísima. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), conducir usando un celular es tan peligroso como manejar en estado de ebriedad.

Las sanciones por una infracción grave en Chile oscilan entre 80 a 160 mil pesos chilenos (CLP), además de la suspensión de la licencia de conducir por un plazo entre cinco a 45 días, el cual puede ser aumentado hasta 90 días en caso de reincidencia.​​

Asimismo, el reglamento establece que el conductor podrá hacer uso de un sistema de manos libres que le permita mantener ambas manos en el volante. No se considera como manos libres:

  • Cualquier sistema de sujeción de los teléfonos a la altura del oído del conductor.
  • Dispositivos que requieran que el conductor los sostenga con su hombro, contra la cabeza o con otras partes del cuerpo, como sujeto sobre sus piernas o en su muñeca.
  • Elementos que el conductor tenga que manipular con una o ambas manos.

La nueva ley permite el uso de aplicaciones de navegación como Google Maps o Waze, así como cualquier otro aparato que guíe la conducción, siempre y cuando la acción no implique manipular el dispositivo al conducir, se programe la ruta antes de iniciar el viaje y reciba instrucciones mediante voz o audio.