miércoles, septiembre 21, 2022
HomeTECNOLOGÍASustentabilidadElon Musk: hay que seguir produciendo petróleo y gas para que la...

Elon Musk: hay que seguir produciendo petróleo y gas para que la civilización no se derrumbe

Durante su presentación en una conferencia energética en Noruega, Elon Musk aseguró que, en el corto plazo, el mundo necesita continuar explotando el uso de energías no renovables.

Hipertextual

Uno de los grandes objetivos de Elon Musk es liderar la transición hacia el uso de energías renovables. En el ámbito de la movilidad lo está logrando de la mano de Tesla. Pero el interés de su compañía no se centra únicamente en los coches eléctricos, puesto que también ofrece soluciones para el hogar —paneles, techos solares y baterías—, e incluso podría convertirse en proveedora minorista de electricidad. Sin embargo, el magnate ha sido noticia tras asegurar que el mundo necesita seguir utilizando energías no renovables. Al menos por ahora.

Durante su presentación en una conferencia energética en Noruega (vía Reuters), Elon Musk aseguró que para sostener la civilización es necesario continuar extrayendo petróleo y gas. Pero que mientras tanto esto se siga haciendo, se aproveche para avanzar con el desarrollo de fuentes de energía renovables.

“Siendo realistas, creo que necesitamos usar petróleo y gas a corto plazo, porque de lo contrario la civilización se derrumbará. Uno de los mayores desafíos a los que se ha enfrentado el mundo es la transición hacia la energía sostenible y hacia una economía sostenible. Eso tomará algunas décadas en completarse”, indicó el empresario.

No es la primera vez que Elon Musk aboga a favor de los hidrocarburos, pero tiene explicación

Las declaraciones de Elon Musk no demoraron en ganar espacio entre los titulares, como cada vez que se expresa en público sobre algún tema sensible. Especialmente cuando se trata de actividades relacionadas con sus emprendimientos. Sin embargo, su postura no debería sorprender demasiado. En marzo pasado, poco después de iniciada la guerra de Ucrania, pidió que se incrementara la producción de petróleo y gas, con el fin de limitar la dependencia comercial de muchas regiones con Rusia.

“Odio decirlo, pero necesitamos incrementar la producción de petróleo y gas inmediatamente. Tiempos extraordinarios demandan medidas extraordinarias”, había publicado en su cuenta de Twitter, para incredulidad de muchos. En su justificación, el CEO de Tesla y SpaceX aseguró que las soluciones de energía sostenible existentes aún no pueden reemplazar las exportaciones de hidrocarburos.

Pero la solicitud de Elon Musk no terminó allí. Pocos días más tarde, llamó a reiniciar las plantas nucleares de Europa para contrarrestar la injerencia rusa sobre la disponibilidad energética en el continente. “Con suerte, ahora es extremadamente obvio que Europa debería reiniciar las centrales nucleares inactivas y aumentar la producción de energía de las ya existentes”, había publicado. Y aunque la energía nuclear no es renovable, no emite gases contaminantes a la atmósfera. Es por eso que bien se puede calificar como una solución verde intermedia.

Volviendo a su participación en el evento noruego, el emprendedor aprovechó para dar su opinión sobre la realidad energética el norte de Europa. Aseguró que la generación de energía eólica en el Mar del Norte, combinada con paquetes de baterías estacionarias, podría ser una fuente de energía sostenible crucial, especialmente durante el invierno. Pese a ello, se mostró de acuerdo con que Noruega continúe con las extracciones de gas y petróleo. “Creo que la exploración adicional está justificada en este momento”, dijo.

Promesa de novedades sobre Tesla y SpaceX

Además de sus comentarios sobre el uso de energías no renovables, Elon Musk también habló de los próximos objetivos de sus compañías. El magnate aseguró que sus esfuerzos hacia fin de año están enfocados en lograr que la nave Starship, de SpaceX, pueda cumplir su anhelado vuelo orbital. En tanto que para Tesla, vaticinó que el sistema de conducción autónoma total pueda estar disponible de forma definitiva —y no solo en beta— en Estados Unidos.

“Las dos tecnologías en las que estoy enfocado, tratando de terminar idealmente antes de fin de año, son poner nuestra Starship en órbita y luego tener coches de Tesla que puedan conducirse solos. Tener la conducción autónoma disponible ampliamente, al menos en Estados Unidos y potencialmente en Europa, dependiendo de la aprobación regulatoria”, indicó.

No olvidemos que Tesla ha sido motivo reciente de críticas en Estados Unidos, tras anunciarse un nuevo aumento en el paquete de conducción autónoma total. Según comentó Elon Musk, tras el lanzamiento de la versión beta 10.69.2, el precio saltará de 12.000 a 15.000 dólares. Cambio que se hará efectivo desde el próximo 5 de septiembre.

DPL News
DPL Newshttps://dplnews.com/
Digital Policy & Law es una empresa especializada en el análisis estratégico de las políticas públicas de telecomunicaciones, TIC y economía digital.

Publicidad

LEER DESPUÉS