Puerto Rico | Compañías de servicio móvil eliminarán las redes 3G a partir de febrero

175

El Nuevo Día

A partir de febrero, los proveedores de servicios de telefonía móvil en Puerto Rico eliminarán gradualmente sus redes 3G, informó hoy, domingo, el Negociado de Telecomunicaciones (NET) de la Junta Reglamentadora de Servicio Público.

El presidente del NET, William Navas, explicó que el cambio provocará que muchos celulares con tecnología 3G no puedan generar ni recibir llamadas o textos, y tampoco podrán usar servicio de datos.

Sin embargo, Navas aseguró que las principales compañías de servicio móvil en la isla ofrecerán planes de servicios a “precios razonables y competitivos” para que los consumidores puedan adquirir celulares con tecnología 4G y 5G, y así garantizar la continuidad de los servicios.

“Para obtener más información sobre los planes que tienen las compañías de telefonía móvil, dirigidos a eliminar sus redes 3G, y saber cómo puede prepararse, contacte directamente a su proveedor de servicio”, exhortó el presidente del NET.

Liberty notificó que completará el proceso de desactivación de su red 3G el próximo 22 de febrero, mientras que T-Mobile planifica eliminar las redes 2G y 3G, pero aún no ha anunciado una fecha para esto último.

Se estima entre 100,000 y 120,000 el número de personas que aún usa esta tecnología en la isla, lo que representa menos del 3% de los usuarios a nivel isla, precisó el NET a petición de El Nuevo Día. También hay otros dispositivos como tabletas y equipos de telemetría que utilizan 3G.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en inglés) emitió recientemente una alerta para los usuarios sobre la eliminación de las redes 3G, movida que responde a la necesidad de dar cabida a redes de servicio más avanzadas.

Ante esto, Navas aseguró que el NET estará vigilante de que las compañías aseguren que sus clientes no queden desprovistos del servicio móvil en el proceso de transición.

Por otro lado, mencionó que evaluarán si hay fondos federales o estatales que se puedan asignar para ayudar a aquellos consumidores que puedan verse afectados económicamente con el cambio anunciado.

La FCC tiene varios programas que podrían ayudar a los consumidores elegibles en el financiamiento del costo de sus teléfonos o de sus servicios de Internet, como el programa Lifeline, que proporciona un descuento en el servicio telefónico a las personas elegibles por bajos ingresos.

Además, el Programa de Descuentos para Internet de la FCC (ACP, por sus siglas en inglés) -que reemplazó el Beneficio de Emergencia para Internet (Emergency Broadband Benefit)- proporciona un descuento mensual en el servicio de Internet de banda ancha de hogares elegibles.