¿Facebook Marketplace infringe las leyes antimonopolio? Europa dice que sí

Facebook Marketplace es un servicio de anuncios clasificados en línea que Meta lanzó en 2016 dentro de la red social. Esta plataforma permite a cualquier usuario de Facebook comprar y vender todo tipo de artículos, desde ropa, electrónicos, automóviles usados, muebles y muchas otras cosas más.

Marketplace también permite a los usuarios compartir los anuncios de venta en diversos grupos y en su feed de noticias, lo cual es muy útil para las personas que quieren hacer llegar su anuncio a una audiencia mucho más amplia. Lo mejor, es que Facebook no cobra a los usuarios por hacer uso de este servicio.

A pesar de los beneficios que trae Marketplace a los usuarios de Facebook, la Comisión Europea, que es el poder ejecutivo de la Unión Europea (UE), ha criticado a la empresa matriz de la red social (Meta) diciendo que la estrecha relación entre Facebook y Marketplace distorsiona la competencia en el mercado de anuncios clasificados en línea.

“Nuestra preocupación preliminar es que Meta vincula su red social dominante (Facebook) con sus servicios de anuncios clasificados en línea llamados Facebook Marketplace. Esto significa que los usuarios de Facebook no tienen más remedio que tener acceso a Facebook Marketplace”, señaló en un comunicado Margrethe Vestager, vicepresidenta Ejecutiva de política de competencia de la Comisión Europea.

Además, la Comisión Europea está preocupada porque encontró que Meta impone “condiciones comerciales injustas” a los servicios de anuncios clasificados de la competencia que se anuncian en Facebook e Instagram. Supuestamente Meta utiliza los datos relacionados con anuncios similares de rivales en beneficio de Facebook Marketplace.

La declaración del órgano regulador europeo presenta hallazgos preliminares de una investigación abierta desde junio de 2021, que intenta demostrar una posible conducta anticompetitiva de Facebook en el negocio de publicidad clasificada.

Si la Comisión Europea concluye con pruebas suficientes que Meta infringe el artículo 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) que prohíbe el abuso de posición dominante en el mercado, la empresa podría ser acreedora a una multa de hasta el 10 por ciento de sus ingresos globales anuales y verse obligada a realizar cambios en la plataforma.

Por ahora, Meta tiene la oportunidad de examinar los documentos de la investigación y responder con argumentos por escrito o solicitar una audiencia con los investigadores antimonopolio para llegar a una decisión final.

Por su parte, el jefe de Competencia de la región EMEA de Meta respondió en un comunicado que la compañía no está de acuerdo con las opiniones preliminares de la Comisión Europea porque no tienen fundamento y aseguró que trabajarán de la mano de las autoridades para demostrar que la innovación de sus productos es favorable tanto para el consumidor como para sus competidores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies