¿Entretenimiento o empobrecimiento?

Reforma Clara Luz Álvarz

En las transmisiones por TV abierta de la final de futbol entre Chivas y Tigres, del 28 de mayo de 2023, en los canales de las Estrellas de Televisa y Siete de TV Azteca la publicidad fue exuberante: en promedio hubieron en cada canal 80 inserciones digitales a pantalla completa, 44 banners con menciones de la publicidad por parte de los comentaristas, 36 banners y, durante el medio tiempo, 43 anuncios. La afición se quejó en redes sociales de la cantidad de anuncios en una especie de catarsis colectiva contra lo que le parece irremediable. No sólo la cantidad de anuncios es sorprendente, sino el principal tipo de anunciantes: las casas de apuestas como Caliente, bet365, playdoit, codere y demás.

Los modelos de negocio en torno al futbol tienen su base en publicidad de distintos tipos: en estadios (estática y publicidad rotativa digital), en el uniforme de jugadores y árbitros, en las transmisiones, etcétera. Así, la publicidad es de diferentes tipos, con costos e incidencia en las audiencias variados.

Aunque la publicidad es discurso comercial protegido también por la libertad de expresión, según desde donde se realice, puede tener diferentes niveles de protección. ¿Merece la misma protección una publicidad en la playera del jugador Córdova que la que aparece a pantalla completa durante la transmisión del partido? ¿Debe ser igual la protección si es en TV abierta que vía streaming? Como siempre en los casos de libertad de expresión, las respuestas nunca son únicas, ni ausentes de polémica.

¿Tendrá la afición del futbol derechos como audiencia de TV abierta? ¿Existe un límite a la publicidad que puedan transmitir las televisoras? ¿Puede la difusión del partido verse bloqueada por la publicidad? ¿Serán los eventos deportivos y concretamente el futbol casos de excepción a los límites de tiempo de publicidad de la TV abierta? ¿Cómo debe ser el cómputo del tiempo de publicidad cuando se trata de inserciones digitales pequeñas y permanentes debajo del marcador versus las que ocupan una parte importante y respecto de aquéllas que incluyen un banner y referencias expresas de los comentaristas?

Las audiencias de TV abierta tienen derechos que derivan directamente del derecho a la información y aquéllos que la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión establece. Sin embargo, una lectura aislada de esta ley pudiera no dar las respuestas contundentes que se quisiera a esas preguntas.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones que preside Javier Juárez hace muchos años llevó a cabo una consulta pública para la cuantificación de la publicidad en TV abierta, pero que posteriormente prefirió sacar de su programa de trabajo para no meterse en problemas con los grupos mediáticos. Dejando en indefinición qué cuenta y qué no para efectos del límite máximo por día que señala la ley.

Aun cuando por ley las televisoras cuentan con defensores de las audiencias, muy probablemente la afición del futbol ni siquiera sabe de su existencia y, peor todavía, quizás asumen que como la transmisión en TV abierta es “gratuita”, ni reclamar pueden.

El compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador de que primero deben ser los pobres, lo cual es correcto, debiera llevar a la Secretaría de Gobernación a revisar las casas de apuesta. La cantidad de anuncios de las casas de apuesta durante la final de la Liga BBVA MX demuestra que hay muchísimo dinero que las(os) mexicanas(os) están destinando a apuestas, sin darse cuenta que “la casa no pierde”.

La periodista deportiva Beatriz Pereyra con información de SportsRadar revela que en cada partido de la Liga BBVA MX, que dirige Mikel Arriola, se apostaron en promedio 27 millones de dólares en el periodo 2020-21. Las apuestas durante los partidos representa una transferencia de recursos de la población mexicana que carece de un bien en retribución, lo que obliga a preguntarse si las apuestas son entretenimiento para el pueblo mexicano o causa de su empobrecimiento.

Investigadora de la Universidad Panamericana

claraluzalvarez.org

@claraluzalvarez