EE. UU. refuerza cooperación con Corea del Sur en competencia tecnológica

Estados Unidos urgió a ganar la ‘competencia tecnológica de alto riesgo’ que actualmente disputa contra ‘gobiernos autoritarios rivales’, junto a otras democracias asiáticas: sus aliados comerciales Corea del Sur y Japón.

Así lo expuso el subsecretario de Comercio de Estados Unidos, Don Graves, durante su participación en el Foro de Corporaciones de Tecnología e Industria Avanzada.

En el foro bilateral, Graves expuso ante el viceministro coreano de Comercio, Industria y Energía, Jang Young-jin, a fortalecer la ‘asociación económica, comercial y tecnológica entre Estados Unidos y Corea del Sur’ para “garantizar la ventaja tecnológica de las democracias” y “preservar el orden económico basado en reglas que se han construido durante generaciones”.

Por su parte, el ministro de Industria de Corea del Sur, Bang Moon-kyu, le solicitó al subsecretario estadounidense abordar las preocupaciones de los fabricantes de chips nacionales respecto a los controles de exportación de semiconductores de Estados Unidos a China, informó su oficina.

Por su parte, Graves declaró ante la agencia de Noticias Yonhap que el gobierno estadounidense comprende las preocupaciones y Washington ‘hará todo lo posible’ para garantizar que las empresas surcoreanas puedan continuar con sus negocios legítimos.

La cooperación tecnológica entre EE. UU. y Corea del Sur

A inicios de 2023, los presidentes Biden y Yoon Suk-yeol conmemoraron 70 años de la alianza bilateral de seguridad, y en el transcurso de estas siete décadas ambos países han desarrollado una estrecha relación económica marcada por el ascenso de Corea del Sur como líder global en tecnología e innovación.

De acuerdo con Graves, la asociación entre Estados Unidos y Corea es fundamental para dos aspectos importantes de la agenda de cooperación económica y tecnológica de EE. UU: sus inversiones estratégicas en informática, energía limpia y otras tecnologías críticas emergentes, y medidas económicas con aliados para proteger su ‘seguridad nacional y económica colectiva de actores malignos’.

Graves explicó que, por ello, junto a la secretaria de Comercio, Gina Raimondo, está enfocado en profundizar los vínculos comerciales y de inversión entre Estados Unidos y Corea del Sur en tecnologías críticas y emergentes, incluida la ciberseguridad, para salvaguardar y proteger la infraestructura crítica, ‘ante las crecientes amenazas a su seguridad nacional y económica’.

El funcionario detalló que, de esta forma, la Administración Biden-Harris busca hacer realidad su visión de un Indo-Pacífico “abierto, conectado, próspero, resiliente y seguro”.