domingo, mayo 22, 2022
HomeDPL NEWS57% de empresas en naciones emergentes ha adoptado alguna solución de IA

57% de empresas en naciones emergentes ha adoptado alguna solución de IA

La adopción de capacidades de Inteligencia Artificial (IA) en las empresas mantiene un ritmo positivo de crecimiento, conforme se perciben los beneficios de su uso, y se presentan más casos de uso. De acuerdo con una encuesta de McKinsey, 57 por ciento de ejecutivos en naciones emergentes, señalaron haber adoptado al menos una función de IA, superior al promedio mundial de 56 por ciento.

Una encuesta realizada por la consultora McKinsey entre mil 843 participantes de diferentes industrias y regiones, reveló que 56 por ciento de las compañías consultadas adoptó al menos una función de IA en 2021, superior al 50 por ciento de un año antes. El mayor crecimiento se registró en economías emergentes (China, Medio Oriente, Norte de África, América Latina, sur y sureste de Asia) donde la adopción pasó a un 57 por ciento, desde el 45 por ciento anterior.

Entre los principales usos reportados por los encuestados, destaca que aplicaciones IA para la optimización de operaciones de servicio es la más utilizada entre el 27 por ciento de las compañías que han adoptado IA, le sigue mejoras de productos basadas en IA (22%), automatización de centros de contacto (22%) y optimización de características de productos (20%).

El reporte también revela que aunque la adopción de aplicaciones de IA se había enfocado principalmente en la generación de nuevos o mayores ingresos, las empresas también han comenzado a registrar nuevos beneficios para el recorte de los costos, así como en la generación de más ganancias.

Según los resultados de la encuesta más reciente, McKinsey señala que ahora un 27 de empresas reportaron haber registrado que al menos un cinco por ciento de las ganancias antes de intereses e impuestos (EBIT) son atribuibles a la IA, un porcentaje superior al 22 por ciento registrado en la encuesta de 2020.

En general, el 79 por ciento de los encuestados reportaron haber registrado alguna reducción de costos a partir de la implementación de IA, porcentaje significativamente superior al 44 por ciento de un año antes. El 33 por ciento de encuestados indicaron que sus costos se redujeron por arriba del 20 por ciento gracias a IA.

“Los encuestados informan ahorros de costos significativamente mayores de la aplicación de IA que antes en cada función, con los mayores cambios año tras año en las categorías que informan la eliminación de costos en el desarrollo de productos y servicios, marketing y ventas, y estrategia y finanzas corporativas”, señala la consultora.

Por caso de uso, el estudio revela nuevamente que el área de operaciones de servicio es la que se ha visto más beneficiada, ya que el 87 por ciento de los encuestados señalaron haber recortado costos, con un 51 por ciento que reveló que la reducción fue superior al 20 por ciento. Otras áreas donde la IA tuvo un impacto significativo es en recursos humanos donde 40 por ciento de los ejecutivos indicaron una reducción de costos superior al 20 por ciento, así como en manejo de riesgos con el 41 por ciento de los encuestados.

Por otro lado, se identificó también que la proporción de empresas que generaron nuevos ingresos a partir de IA se mantuvo estable año con año. En la más reciente encuesta, el 67 por ciento de los consultados indicaron haber generado nuevos ingresos, apenas un punto porcentual por arriba de lo registrado anteriormente.

Marketing y Ventas sería el área más beneficiada a partir del uso de aplicaciones de IA, con el 74 por ciento de los encuestados que indicaron haber incrementado sus ingresos, seguida por desarrollo de servicios y productos con 70 por ciento de las empresas consultadas.

La encuesta también buscó los factores que llevan a las empresas de alto rendimiento en IA a obtener los mayores beneficios. Según McKinsey, aquellas empresas que reportaron un mayor impacto del uso de IA (20% del EBIT), son más propensas a seguir las mejores prácticas de la IA tanto básicas como avanzadas, incluyendo Operaciones de Machine Learning (MLOps); trasladar su trabajo de IA a la nube; y gastar en IA de manera más eficiente.

En cuanto a los riesgos percibidos del uso de IA entre las empresas, McKinsey encontró que la ciberseguridad es la mayor preocupación tanto para empresas de economías desarrolladas (57%) como para emergentes (47%). El cumplimiento normativo también es un factor de riesgo para empresas en economías desarrolladas (50%) y emergentes (40%).

Destaca, sin embargo, que el 44 por ciento de las empresas de economías emergentes indicaron estar más preocupadas por la privacidad personal que sus pares de economías desarrolladas (41%). Asimismo,  las economías emergentes consideraron un mayor riesgo del IA el desplazamiento de la fuerza laboral (31%), que las empresas de economías desarrolladas (24%).

Efrén Páez Jiménez
Efrén Páez Jiménez
Efrén Páez Jiménez es economista

Publicidad

LEER DESPUÉS