Un ordenador biológico de 16 minicerebros humanos, «el primer procesador viviente del mundo»

ABC-Alexia Columba

Hablar de un biordenador parece cosa del futuro, sin embargo es un área que lleva años desarrollándose. Ahora, una empresa suiza, FinalSpark, ha apostado por presentar un dispositivo de vanguardia, un ‘ordenador vivo’. Hablamos de 16 minicerebros cultivados en un laboratorio a partir de células madre neuronales humanas integrados en una interfaz.

Hemos oído miles de veces que pese a lo avanzada que está la informática y la inteligencia artificial la idea de imitar el procesamiento del cerebro humano para el funcionamiento de un ordenador sigue siendo Un salto abismal. De modo que empresas como FinalSpark, en lugar de emular, ha optado por combinar software, hardware y biología para crear una alternativa pionera frente a la informática de los chips de silicio. Así, según la compañía han conseguido un bioprocesador con neuronas que pueden aprender y procesar información.

Funcionamiento

Todo ello se aloja en Neuroplataform, este biordenador detallan que se compone de 16 organoides que están alojados en cuatro conjuntos, que se conectan a ocho electrodos cada uno y a un sistema de microfluidos que les suministran nutrientes esenciales para mantener los tejidos neuronales vivos y operativos durante 100 días.

Leer más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies