Telecomunicaciones en el quinto informe

El Economista Jorge Bravo

El primero y el quinto informes de gobierno son los más importantes del sexenio. El penúltimo muestra los avances logrados y los pendientes al ocaso de una administración. En materia de telecomunicaciones, el presidente López Obrador ha logrado avances en cobertura de red mediante esfuerzos aislados, pero todavía no alcanza sus metas de conectividad.

El documento del Ejecutivo Federal dice que la Cuarta Transformación “trabaja en la generación de nuevas oportunidades de desarrollo y crecimiento, principalmente para los menos favorecidos, con obras de construcción, modernización y ampliación de infraestructura de telecomunicaciones”.

Con el objetivo de llevar servicios de telecomunicaciones a las zonas más vulnerables del país y garantizar el derecho a las telecomunicaciones, así como contribuir a reducir la brecha digital y permitir que zonas desfavorecidas se integren a actividades productivas, el gobierno de AMLO ha instalado un total de 81,494 puntos de Internet gratuito a nivel nacional. ¿Qué significa?

La 4T desmontó el programa México Conectado del sexenio anterior y, en los hechos, desconectó de un plumazo a miles de mexicanos que navegaban por Internet a través de esa infraestructura. Dicha iniciativa de Peña Nieto tenía previsto conectar 250 mil sitios públicos al final de su periodo, pero debido al recorte presupuestal que sufrió en el último año, concluyó con más de 101 mil sitios públicos con acceso a Internet.

Según el quinto informe, el gobierno de la 4T -a un año de que concluya- no ha logrado ni siquiera igualar la cifra de sitios conectados de la administración precedente porque inició desde cero, en lugar de continuar el proyecto, cuando lo ideal sería que la conectividad fuera incremental.

Un rasgo característico de las más recientes administraciones, desde Fox hasta AMLO, es no alcanzar las metas de conectividad que se proponen dichos gobiernos. A López Obrador le podría pasar lo mismo.

Mediante indagación adicional fuera del quinto informe, sabemos que la empresa pública CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos (CFE TEIT), que dirige David Pantoja, ya tiene 82,156 puntos de Internet gratuito en el país (recuérdese que Peña Nieto dejó 101 mil sitios). De ese total, 61,410 son con tecnología 4G, 15,177 mediante satélite y 5,569 son enlaces ADSL (cobre).

Según el mapa de despliegue de CFE TEIT, los principales puntos de Internet están ubicados en centros escolares (51,128), edificios federales (4,731), sitios públicos (3,923), tiendas Liconsa (3,608), instituciones de educación Media Superior (2,145) y Unidades Médicas Rurales (1,962). Sólo 321 sucursales del Bancos del Bienestar tienen el servicio proporcionado por la empresa de Internet de AMLO.

El quinto informe da cuenta que para el servicio de telefonía móvil de CFE TEIT, al 30 de junio de 2023, se habían instalado 920 torres de telecomunicaciones con equipo 4G LTE, las cuales daban cobertura a 2,362 localidades en beneficio de 546,998 habitantes.

Tengo información actualizada al cierre de esta edición de que CFE TEIT ya tiene en operación 1,242 sitios y están en construcción otros 3,063, para un total de 4,305 sitios de telefonía celular. El presidente AMLO aseguró que CFE instalaría 5,000 mil torres de telecomunicaciones para ampliar la cobertura y cerrar la brecha digital.

Para poner en contexto la cantidad de sitios y torres que ha instalado CFE TEIT desde su creación, a junio de 2023, la Operadora de Sites Mexicanos (Opsimex) de América Móvil (Telcel) tenía un portafolio de 21,889 sitios en México. Por su parte, el Informe de Transparencia de AT&T de agosto de 2023 da cuenta de 6,319 torres en México. Lo anterior significa que CFE TEIT estaría en camino de convertirse en la tercera red de torres celulares más importante de México detrás de los dos operadores móviles.

El quinto informe también revela que CFE TEIT ya tiene activos 67,176 servicios de telefonía móvil a junio de 2023. La empresa tiene 168 puntos de distribución de tarjetas SIM en las sucursales de Financiera para el Bienestar (antes Telecomm) en 24 entidades federativas. La cifra de conexiones de CFE TEIT supera a varios Operadores Móviles Virtuales en el país.

El 24 de abril de 2023, el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel), que dirige María de Lourdes Coss, certificó el tercer Hito de Cobertura Poblacional de la Red Compartida. Según el informe, Altán Redes (comandada por Carlos Lerma) superó el compromiso de 70% al llegar a 71.9%, una cobertura que alcanza a 80.8 millones de habitantes ubicados en más de 113 mil localidades, incluidos 87 pueblos mágicos.

Respecto de la cobertura social comprometida de la Red Compartida, se alcanzó 19.8% y se cubrió a 22.2 millones de habitantes en más de 111 mil localidades, que en su mayoría tiene una población menor de 250 habitantes.

Aunque la Red Compartida no ha alcanzado su objetivo de cobertura de 92% que es para 2028, la infraestructura de Altán Redes ya la coloca en segundo lugar detrás de Telcel y supera a AT&T. El hito no es menor si se toman en cuenta las dificultades financieras de la Red Compartida en comparación con las capacidades económicas de AT&T, que ha dejado mucho a deber en términos de cobertura de servicios de telecomunicaciones.

Respecto de las Aldeas Inteligentes, instaladas en localidades rurales alejadas y de difícil acceso que cuentan con proyectos productivos comunitarios, las cuales están equipadas con conectividad satelital gratuita, suman un total de 72 aldeas en 15 estados.

Como se aprecia, hay avances considerables en el despliegue de infraestructura de telecomunicaciones con recursos públicos. Destaca la instalación de torres por parte de CFE TEIT y la cobertura poblacional de la Red Compartida que incluso supera a la del operador privado estadounidense AT&T.

También llaman la atención las primeras conexiones móviles CFE TEIT a un año de que lanzara servicios de telefonía móvil para el consumidor final. Tanto Altán Redes como CFE TEIT deben comenzar a enfocar su estrategia ya no tanto en el despliegue de la red como en la comercialización de la capacidad y los servicios, para atraer ingresos que les permitan invertir más en infraestructura a futuro.

Sin embargo, la conectividad y el Internet gratuito en espacios y edificios públicos sigue siendo limitada, porque la estrategia de la 4T consistió en destruir en lugar de construir sobre lo ya hecho. Lección para el próximo gobierno de cualquier alianza.

X: @beltmondi

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies