A principios de marzo, los grupos #NiUnaRepartidoraMenos, #NiUnRepartidorMenos y #Siconvese denunciaron que elementos de la policía de la Ciudad de México agredieron a repartidores y sus familias en la colonia Roma, de la alcaldía Cuauhtémoc.

Las agrupaciones dijeron que la policía quiso extorsionar a una pareja de repartidores y, al no ceder a esa presión, presuntamente recurrieron al uso de la fuerza. En un video difundido a través de las redes sociales, se observa a dos niñas asustadas abrazando a su papá (el repartidor) alrededor de un grupo de policías, mientras que la persona que graba relata que uno de los policías golpeó al civil sin motivo alguno.

Para los grupos de repartidores, este incidente es un reflejo del rechazo del gobierno de la Ciudad de México: “sabemos que no nos quieren en las calles y, por ello, a través de distintas vías, quieren quitarnos una de nuestras principales fuentes de ingresos y bienestar”.

La CDMX nos hace sentir que nuestro delito es ser repartidoras y repartidores. No sólo hacen uso excesivo de la fuerza, sino también del poder”, advirtieron mediante un comunicado.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana local dijo que Asuntos Internos ya está investigando el caso, el que supuestamente se derivó de una infracción por conducir una motocicleta en el carril de contraflujo.

Esta presunta agresión denunciada por las y los repartidores se suma al ánimo de descontento que dejó la aprobación del impuesto de 2 por ciento sobre el reparto de alimentos y otros productos o mercancías por medio de las aplicaciones tecnológicas. 

En diciembre de 2021, el Congreso capitalino avaló la propuesta del gobierno para incluir esta nueva tasa impositiva en el Código Fiscal 2022.

#NiUnaRepartidoraMenos, #NiUnRepartidorMenos y #Siconvese recordaron que “la medida pretende dejarnos sin ingreso”. Si bien el gobierno afirma que el cobro del impuesto no afectará a las personas repartidoras, las agrupaciones están seguras de que al final el peso se trasladará a sus bolsillos y al de los usuarios.

También lee: Repartidores alertan que impuesto a plataformas de entrega en CDMX afectará sus ingresos

Los grupos de repartidores consideran que el gobierno no está atendiendo las problemáticas que les afectan sino, por el contrario, les ataca

Una de las denuncias que sostienen se refiere a la inseguridad y la violencia que viven al realizar su trabajo.

Un estudio de El Colegio de México señala que 64.4 por ciento de repartidores hombres y mujeres piensa que lo que menos le gusta de esta actividad es el peligro ante accidentes, robos o asaltos. En diversas ocasiones, han padecido actos de violencia y acoso en las calles durante los viajes, especialmente en el caso de las mujeres.

Por esa razón, algunas personas repartidoras de las plataformas digitales, principalmente mujeres, llevan a cabo las entregas con algún tipo de acompañamiento, ya sea la pareja o algún familiar. De esa manera, se sienten más seguras. 

Muchas veces las agresiones y actos de discriminación son ejercidas por los clientes, los colegas repartidores y el personal de los restaurantes. Ahora también deben cuidarse de la policía capitalina.

Tras la presunta agresión que denunciaron las agrupaciones, el 3 de marzo integrantes de estos colectivos protestaron en el cruce de las avenidas Insurgentes y Paseo de la Reforma, para denunciar los hechos y exigir justicia al gobierno de la Ciudad de México.“A mi esposo lo golpearon porque le estaban queriendo sacar dinero, entonces mis hijas se dieron cuenta y fueron a abrazarlo para protegerlo, pero las golpearon también a ellas y a mí. Ella (una compañera) estaba conmigo apoyándome y grabando para que vean la injusticia de los policías que nos agreden, en lugar de que nos cuiden, son los que nos golpean”, denunció la mujer repartidora agredida días antes durante la manifestación, según recogió Milenio.