Mujeres desconectadas

127

Esta semana me ha tocado leer y escribir textos sobre mujeres y organizaciones que trabajan por los derechos digitales y seguridad digital de las mujeres.

Cada año todo el mundo habla sobre la importancia de que las mujeres ocupen puestos directivos en empresas, no sean violentadas en sus trabajos, hogares y en la calle; que tengan impulso para estudiar carreras relacionadas con ciencia, ingeniería, matemáticas y tecnologías.

Además de ello, hay algo que debe preocuparnos mucho y no sólo eso, algo por lo que autoridades, organizaciones, empresas y todos, todas debemos hacer algo de manera individual: me refiero a que en América Latina hay 89 millones de mujeres que simplemente no tienen acceso a Internet.

Para poner ese número en perspectiva, la falta de acceso a Internet de todas esas mujeres en la región equivale a la misma cantidad de internautas que existen en México.

La Unesco ha alertado sobre este hecho de desconexión de mujeres que existe en América Latina, y reveló que en México, el 63 por ciento de las mujeres que no usan Internet es porque no tienen los conocimientos.

Además de la brecha digital que padecen las mujeres debido a problemas económicos, gran parte también lo es porque no saben utilizarlo y menos para qué les va a servir en su vida cotidiana.

El hecho de que 89 millones de mujeres en la región no tengan acceso a este derecho que habilita otros derechos como la comunicación, la salud, el entretenimiento, la educación, es algo que no podemos permitirnos en una sociedad que presume modernidad e hiper conectividad.

8M 2023 | 7 acciones para cerrar la brecha de género en el mundo digital

Es inadmisible que hoy en día la humanidad esté haciendo desarrollos y hablando de cómo adaptar la Inteligencia Artificial a nuestras vidas, cuando hay millones de mujeres sin siquiera conocer qué es Internet.

Es inadmisible también que nosotros, sólo por ser hombres, tengamos 25 por ciento más probabilidad de contar con los conocimientos y habilidades para usar la tecnología que las mujeres. ¿Poooor?

La Unesco señala que la brecha digital también implica la falta de habilidades para acceder, consultar, producir y analizar datos, información y contenidos, lo cual se ha convertido en una nueva forma de exclusión social equivalente a lo que hace 30 años era no saber leer y escribir.

Los países de América Latina y sus autoridades deben incluir dentro de sus proyectos y estrategias digitales, como prioridad, la educación digital para las mujeres, y no sólo como parte de un programa, sino como columna vertebral de sus estrategias.

En México y el resto de América Latina, las mujeres deben tener ese derecho a acceder a la transformación digital, porque además se ha demostrado que cuando ellas participan en dichos procesos, estos tienden a tener mayor éxito, más desarrollo, las economías crecen. 

P.D. Quiero agradecer a mis compañeras en DPL News por las enseñanzas que día a día me han brindado desde que llegué hace casi tres años a esta empresa. Me encanta que este lugar de trabajo predique con el ejemplo y tenga como prioridad y en puestos clave a mujeres extraordinarias. Sepan que las admiro y les agradezco.