viernes, noviembre 25, 2022
HomeCOLUMNISTASMondiacult y política digital para la cultura

Mondiacult y política digital para la cultura

Reforma Jorge F. Negrete P.

“La diversidad cultural (…) es una de las fuentes del desarrollo, entendido no solamente en términos de crecimiento económico, sino también como medio de acceso a una existencia intelectual, afectiva, moral y espiritual satisfactoria”. Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural.

La cultura tiene una doble naturaleza, la pluralidad y la diversidad de las expresiones humanas, y la oportunidad para el desarrollo. Aquí es donde se encuentran el bienestar social y la dimensión económica de la cultura, el derecho legítimo del creador a vivir de su obra.

Esta semana se celebra en México la Conferencia Mundial de la UNESCO sobre Políticas Culturales y Desarrollo Sostenible: Mondiacult 2022. Es convocada por la UNESCO, 40 años después de la mítica Conferencia Mundial Mondiacult sobre Políticas Culturales celebrada en México en 1982.

La reflexión para una nueva generación de políticas culturales, donde se contempla el desarrollo social, las industrias culturales, la dimensión económica de la cultura y las nuevas tecnologías, concluyó en la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales de la UNESCO, suscrita en 2005.

¿Que tienen que ver las industrias culturales y creativas con la tecnología y la política cultural?

Las redes de telecomunicaciones han liberado capacidades de conectividad extraordinarias. El poderoso ancho de banda ha comenzado a destruir las fronteras entre Tecnologías de la Información y telecomunicaciones, acercando inimaginables niveles de cómputo y procesamiento de datos a todos, a los conectados. Las redes de telecomunicaciones se han transformado en mercados, éstos son globales y uno de sus efectos inmediatos es la innovación.

Ha nacido un permanente estado de innovación. Nunca en la historia de la civilización habíamos tenido tal cantidad de registro de patentes, registros autorales y creatividad circulando en la sociedad. La innovación constante ha generado una incontrolable cultura de creación, de las denominadas startups o empresas que nacen con un alto índice de digitalización en su modelo de negocio.

El Índice Mundial de Innovación, de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, ha encontrado cinco grandes polos creativos y de innovación: Tokyo-Yokohama es el polo principal, seguido por los de Shenzhen-Hong Kong-Guangzhou (China y Hong Kong (China)), Beijing (China), Seúl (República de Corea) y San José-San Francisco (Estados Unidos). En las 100 posiciones analizadas no aparece ningún cluster creativo en América Latina.

En EU los principales polos son San José-San Francisco, Boston-Cambridge y la ciudad de Nueva York, mientras que, en Europa, están a la cabeza París, Londres y Colonia. Hay que señalar que Europa aparece desagregada y no en los primeros lugares, salvo Paris (Francia), en el décimo lugar.

Existe una relación inevitable entre conectividad e innovación, ciencia, tecnología, cultura y creación de modelos de negocios. Esta es una condición que debe ser aprovechada por las industrias creativas y culturales. La creación, destrucción y mejora de modelos de negocios es una condición y efecto de la conectividad, del acceso a mejores anchos de banda y con ello a procesamiento de cómputo y software.

La Convención (CPPDC) señala que “las partes se esforzarán por apoyar la cooperación para el desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza”.

La dimensión tecnológica de la cultura y la realización de Mondiacult son la ocasión perfecta para reflexionar sobre la nueva política pública en la era digital y su vinculación al desarrollo económico, algo que preliminarmente denomino “política digital para cultura”.

La cultura y la tecnología son un recurso inestimable para el desarrollo, preservar el patrimonio cultural, combatir la pobreza, socializar su acceso, pero sobre todo y en las palabras de Bakunin: “La uniformidad es la muerte; la diversidad es la vida”, en este caso, cultural.

Presidente de Digital Policy & Law

Twitter @fernegretep

Jorge Fernando Negrete P.
Jorge Fernando Negrete P.
Presidente de Digital Policy & Law Group

Publicidad

LEER DESPUÉS