lunes, septiembre 26, 2022
HomeTECNOLOGÍALas parabólicas de los satélites Starlink tienen un problema imprevisto: atraen a...

Las parabólicas de los satélites Starlink tienen un problema imprevisto: atraen a los gatos

Gizmodo-Alize Stanley

El servicio de Starlink, la compañía satelital de SpaceX parece que ya va deplegándose. En Estados Unidos ya ha pasado la barrera de los 100.000 terminales en 2021 y las pruebas de velocidad poco a poco van mejorando. Sin embargo, la compañía ha dado con un obstáculo inesperado: los gatos.

“Starlink funciona genial hasta que los gatos descubren que la antena parabólica es un refugio calentito en estos días fríos”, escribe un usuario de Starlink llamado Aaron Taylor. La imagen que acompaña a su tuit muestra a cinco gatos del vecindario cómodamente instalados sobre la antena Starklink de su jardín cubierto de nieve y no ha tardado en hacerse viral.

Cómo apuntan en Tesmanian, la razón de esta concentración gatuna sobre la antena parece estar en una característica de la antena llamada Snw Melt Mode. En 2020, las antenas parabólicas de Starlink se dotaron de un sistema de calefacción interno que impide que la nieve se acumule sobre la antena e interfiera con la señal. La cuestión es que esa misma calefacción parece ser especialmente apetecible para los animales, especialmente para los gatos.

Otra posible explicación es que los gatos nos odian y hacen todo lo posible por fastidiarnos, porque según explica el propio Taylor, no se trata de que los pobres felinos anden escasos de lugares alternativos en los que calentarse.

“Tienen acceso a la casa en la que hay calefacción y pueden entrar y salir libremente. Si están ahí es porque quieren”, relataba en Twitter a los usuarios preocupados por los animales. “Ocurre cada vez que sale el Sol independientemente de la temperatura que haga fuera. Mi sospecha es que les gusta porque el Sol les calienta por arriba, y la parabólica por abajo”.

En suma, que los gatos tienen un montón de lugares en los que calentarse o tomar el Sol, pero han elegido hacerlo sobre un dispositivo de 499 dólares, como atestiguan las huellas de felino alrededor del terminal. La presencia de los traseros felinos se ha traducido en una reducción de la velocidad de conexión y de frecuentes cortes en cosas como los servicios de streaming, aunque la conexión no ha llegado a cortarse por completo.

Parece que los gatos no son los únicos de disfrutar de las bondades de la calefacción central al Sol. Otro usuario de Twitter publicó la imagen de una pequeña ave rapaz con el texto: “Diferente especie, mismo problema”.

No es que Starlink pueda hacer mucho al respecto. La única solución es instalar las antenas receptores en lugares más inaccesibles. La antena de Aarn Tayler está en el jardín porque, como el mismo explica, está esperando a que termine una pequeña reforma para instalarla en el tejado.

Hasta la fecha, SpaceX ha puesto en órbita 1.800 satélites como parte de su proyecto para llevar Internet a áreas rurales a través de Starlink. La compañía planea tener 42.000 de estos pequeños satélites en órbita para mediados de 2027. En Agosto, Starlink se convirtió en noticia cuando Ookla (la compañía detrás de uno de los test de velocidad más populares) demostró que era más rápida que otros servicios por satélite como HughesNet o ViaSat y que casi rivalizaba con la banda ancha fija en velocidades de subida y bajada.

Tras muchos retrasos y promesas incumplidas, Starlink finalmente salió de fase beta en octubre, pero su éxito fue corto porque la escasez de chips a nivel mundial ha ralentizado la fabricación y pospuesto las nuevas altas hasta finales de 2022 o incluso 2023.

DPL News
DPL Newshttps://dplnews.com/
Digital Policy & Law es una empresa especializada en el análisis estratégico de las políticas públicas de telecomunicaciones, TIC y economía digital.

Publicidad

LEER DESPUÉS