martes, noviembre 29, 2022
HomeCOLUMNISTASLa hiperpersonalización me está matando

La hiperpersonalización me está matando

Excélsior Paul Lara

Todo lo que escucho, leo o veo en internet está hiperpersonalizado. Entro a Spotify, y todo lo que se me recomienda son grupos “semejantes” a lo que escucho. Si eres de los que no buscan otras opciones para descubrir cosas nuevas y sólo te dejas llevar por los algoritmos, te estás perdiendo de mucho, estás muriendo. Y eso sucede en las series, las películas, tus libros, no sales de la hiperpersonalización y eso acabará con tu asombro.

Hay infinitas opciones, pero no estás escuchando. Te recomiendo abandonar Spotify y regresar a la era prestreaming donde comprar un vinilo, un disco, una película, visitar una librería, de esas viejas o nuevas, te llevarán a un nuevo paraíso de descubrimientos.

Hay que dejar de ser pasivos y volvernos utilitarios, que no sea una máquina, un algoritmo, el que me diga qué ver, leer, escuchar. Lidiar con la hiperpersonalización, con esa economía poco ética de las empresas de transmisión y redes sociales que buscan inculcar los efectos de los modelos comerciales obsesionados con el compromiso y la formación de hábitos en sus propios hábitos de escucha y descubrimiento, es tu muerte en vida.

La transmisión, por ejemplo, de la música basada en los algoritmos de lo que te gusta, en realidad está contribuyendo a cierto grado de rechazo a la música nueva. Incluso, con las descargas digitales tiendes a dedicar más tiempo y menos atención a la música.

He estado sin Spotify durante dos meses, y escuchar a mis amigos, a mi hija de 15 años sobre lo nuevo que escucha, y mis experiencias musicales definitivamente se sienten más dedicadas y enfocadas. He descubierto nuevos escritores, músicos, series y películas totalmente diferentes a lo que me recomienda una máquina. Voy más al cine y me he convertido en un fanático de comprar vinilos, incluso de artistas de décadas pasadas que no había descubierto.

Claro que sigo usando internet como una herramienta de búsqueda, pero no lo estoy usando como un medio para escuchar música. Realmente busco cosas e investigo.

Algo que me pasaba con el streaming es que escuchaba una canción 100 veces seguidas, pero no le daba oportunidad al resto del álbum. Antes de usar los servicios de transmisión, escuchaba todo. Eso mismo me está pasando ahora cuando compro un vinilo, y vaya sorpresa, no sólo la canción que te recomienda un algoritmo es buena, sino gran parte del disco al que antes no le daba una oportunidad por seguir con la hiperpersonalización. Creo que realmente un algoritmo no me conoce tanto como dicen.

Creo que debe haber un cambio sistémico en la industria del streaming, de esa hiperpersonalización que mata nuestra capacidad de asombro y descubrimiento y nos vuelve esclavos de los algoritmos.

Cuando se trata de descubrimiento, las recomendaciones provienen mejor de los amigos, de las editoriales, de sus hijos, cosas que se encuentran en su trabajo o en una tienda de discos local. Es casi una relación al estilo anterior a internet. Estoy volviendo a pensar, me pregunto cómo suena ese álbum y me encargo de buscarlo, de conocer la historia del grupo o compositor.

Hace poco compre un vinilo de homenaje a T-Rex por una canción que me encantó de Nick Cave, decidí darle una oportunidad a todo el disco y quedé fascinado con los otros tributos musicales, pues en Spotify no existía el resto de la lista.

La música, el cine, un libro es una práctica artística comunitaria, de conexión, con los artistas, tu familia o amigos, eso es en lo que quiero involucrarme y dejar la hiperpersonalización de esa parte de mi vida.

DPL News
DPL Newshttps://dplnews.com/
Digital Policy & Law es una empresa especializada en el análisis estratégico de las políticas públicas de telecomunicaciones, TIC y economía digital.

Publicidad

LEER DESPUÉS