Guatemala | Computadoras, servidores y equipo para un centro de prensa: las compras por excepción que el TSE realiza para las próximas elecciones

Prensa Libre José Pablo del Aguila

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) tiene tres eventos vigentes para adquirir equipo tecnológico para el desarrollo de las próximas elecciones. Se realizan bajo una modalidad de excepción, con lo cual se limita la difusión y transparencia de las compras.

Estos tres concursos forman parte de una serie de adquisiciones que el TSE pretende realizar para modernizar con tecnología el funcionamiento del sistema electoral de cara a los comicios del otro año.

Se trata de equipo de cómputo para digitalización, digitación e impresión de documentos, servidores de centro de datos y servicio de instalación y equipamiento tecnológico del centro de prensa y otras áreas de difusión de resultados electorales.

Son compras directas realizadas por excepción, por lo cual las bases no se publican en Guatecompras. La información únicamente está disponible en el portal web del TSE.

El TSE recibió ofertas de proveedores el pasado 17 de noviembre. Al consultar por las mismas, la magistrada Irma Palencia, presidenta del TSE, dijo que desconoce qué empresas participaron ya que esto lo conocen las juntas receptoras de ofertas. Sin embargo, adelantó que hoy podría conocerlas el pleno.

Inicialmente, también se pretendía adquirir infraestructura tecnológica para la identificación con biometría y software para la digitalización, transmisión y publicación de resultados preliminares. Sin embargo, estos eventos se anularon luego de que organizaciones de la sociedad civil cuestionara el hecho que en las bases se daba a entender que el proceso de registro de votos variaría y con ello se perdería la custodia del voto en las próximas elecciones.

Un grupo de 10 organizaciones académicas y de sociedad civil, entre las cuales figura Fundesa, Universidad Rafael Landívar y la Asociación de Investigación y Estudios Sociales, entre otras, presentaron ayer una serie de recomendaciones a los magistrados del TSE para los tres concursos que aún están vigentes.

En el pliego se indica que en uno de los procesos se prevé contratar sistemas satelitales B-GAN para la totalidad de centros de votación del país. Al respecto, las organizaciones manifiestan que este tipo de tecnología es más cara que otras alternativas disponibles en el mercado.

“Adicionalmente, el ancho de banda que proporciona puede ser limitativo para la transmisión de imágenes de las actas escaneadas lo cual resultaría en mayor tiempo de transmisión de resultados, (…) este tipo de tecnología tiene limitaciones de transmisión en lugares cerrados y techados, con lo cual generaría problemas en la ubicación de los Centros de Transmisión de Resultados en los Centros de Votación”, expresaron.

Por lo tanto, sugieren lanzar licitaciones para que oferten los distintos operadores de telecomunicaciones del país aceptando distintas tecnologías, como tecnología celular, inalámbrica, fibra óptica, cobre y satelital.

Respecto al sistema de digitación, transmisión preliminar y verificación de resultados que se rescindió, indican que las “bases modificaban el modelo electoral descentralizado” ya que se perdía la custodia del voto al no realizar la digitación y transmisión de los datos desde los centros de votación.

“Es fundamental preservar los sistemas y procesos de digitación, transmisión y verificación de resultados e imágenes que han funcionado en Guatemala y que tienen los chequeos cruzados que le han dado confianza y transparencia a los procesos anteriores”, manifiestan.

Finalmente, las organizaciones expresaron que implementar nuevas tecnologías como la biometría a pocos meses de las elecciones no es aconsejable y podría acarrear problemas, atrasos y conflictividad el día de la elección.

“No hay datos ni análisis concretos que demuestren el tamaño del problema que se quiere resolver para justificar la contratación de un sistema tan caro. Es muy riesgoso tener información tan detallada sobre los votantes el día de la elección ya que se puede prestar a generar presiones de distintos tipos.

Renzo Rosal, analista política, afirma que todas las compras deben responder una planificación. De lo contrario, se percibirá que son improvisadas y no forman parte de una estrategia.

“Un órgano electoral, cuando organiza elecciones, lo primero que tiene que presentar a la población, organizaciones políticas y a medios de comunicación son los hitos. Eso no se ha hecho”, dijo Rosal.

El entrevistado reconoce que es importante una modernización del sistema electoral guatemalteco, pero todas las adjudicaciones deben ser planificadas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies