miércoles, noviembre 30, 2022
HomeSin categoríaEspaña | 10 cosas que debes saber sobre la nueva Ley General...

España | 10 cosas que debes saber sobre la nueva Ley General de Telecomunicaciones

La nueva LGTel es un documento denso y complejo, así que para facilitaros su digestión os contamos diez aspectos de esta nueva ley que resultan particularmente interesantes:

1) La LGTel y el Código Europeo de las Comunicaciones Electrónicas

Con la nueva LGTel, se procede a la transposición en España del Código Europeo de las Comunicaciones Electrónicas, aprobado en el año 2018. En muchos aspectos, el sector de las telecomunicaciones tiene un componente claramente supranacional, por lo que las medidas legislativas adoptadas en este campo vienen en gran medida determinadas por los consensos que se arbitran a nivel comunitario. La ley española es, en todo caso, más ambiciosa en algunos puntos clave, como por ejemplo en lo que se refiere a la colaboración entre las Administraciones públicas en materia de despliegues y explotación de redes de comunicaciones electrónicas.

2) Nueva taxonomía para la prestación de servicios

Se incorpora a la LGTel la nueva clasificación de los servicios de comunicaciones electrónicas contenida en el Código Europeo de las Comunicaciones Electrónicas. De esta forma, se distingue entre:

  1. los servicios de acceso a internet;
  2. los servicios de comunicaciones interpersonales (que engloban tanto los servicios dependientes de la numeración como los servicios independientes de la numeración); y
  3. los servicios consistentes en el transporte de señales.

Se atribuye a la CNMC con carácter pleno la función de gestión del Registro de Operadores.

3)  Servicios de comunicaciones interpersonales independientes de la numeración (OTTs)

La nueva ley incorpora medidas que resultarán de aplicación a los proveedores de servicios de comunicaciones interpersonales independientes de la numeración (los conocidos como operadores over-the-top o OTT). Se busca así avanzar en el level playing field entre las obligaciones que deben asumir los operadores tradicionales y las obligaciones de los nuevos agentes. Entre otras medidas, los OTT deberán:

  • comunicar el inicio de su actividad al Registro de operadores, a efectos puramente estadísticos y censales (el enlace al formulario para efectuar dicha comunicación está disponible aquí).
  • garantizar el cumplimiento de las obligaciones relativas al suministro de información a las autoridades competentes.
  • adoptar las medidas que puedan resultar necesarias para la gestión de los riesgos de seguridad.
  • asegurar los derechos de los usuarios finales en la provisión de servicios de comunicaciones electrónicas.
  • en casos excepcionales, los proveedores de servicios de comunicaciones interpersonales independientes de la numeración podrán tener que asumir determinadas obligaciones en materia de interoperabilidad de sus servicios.

4) Regulación de mercados y otras obligaciones de compartición

Los procesos de regulación ex ante de mercados habilitan a la CNMC a imponer medidas regulatorias (como, por ejemplo, obligaciones de acceso) a los operadores declarados con poder significativo en un mercado de referencia. El plazo para acometer estos procesos de revisión pasa con carácter general de tres a cinco años. Se introducen mecanismos más flexibles de regulación, como por ejemplo los procedimientos de valoración de compromisos vinculantes y de coinversión conjunta en redes de muy alta capacidad, y se simplifica la regulación aplicable a los operadores exclusivamente mayoristas (operadores neutros) al ser los incentivos económicos de estos agentes diferentes (puesto que no están integrados verticalmente).

Por otra parte, se desarrollan las facultades de la CNMC para imponer a los operadores obligaciones de compartición de las redes de muy alta capacidad en el interior de los edificios o en áreas colindantes, en caso de que resulte necesario para asegurar que los nuevos despliegues de redes se llevan a cabo en condiciones de competencia.

5) Servicio universal

La nueva LGTel contiene novedades importantes en el ámbito del servicio universal. En primer lugar, solamente forman parte del servicio universal la garantía de un servicio de acceso adecuado y disponible a internet a través de una conexión fija, así como los servicios de comunicaciones vocales que se proveen a través de una conexión fija. Se eliminan por consiguiente del ámbito del servicio universal otros conceptos como la provisión del servicio de telefonía a partir de cabinas telefónicas, o los servicios de consulta telefónica sobre números de abonado y guías telefónicas.

En segundo lugar, la velocidad mínima de acceso a internet se fija en 10 Mbit/s en sentido descendente, escalable por medio de real decreto a 30 Mbit/s. Fuera del servicio universal, se introduce el objetivo de universalizar el acceso a internet a una velocidad mínima de 100 Mbit por segundo en un año, para impulsar la cohesión social y territorial mediante el despliegue de redes de alta capacidad.

Por otra parte, con la nueva ley las obligaciones en materia de asequibilidad del servicio universal se extienden a todos los operadores que presten servicios de acceso a internet y servicios de comunicaciones vocales. La CNMC supervisará la evolución y el nivel de la tarificación al público de los servicios incluidos en el servicio universal en relación con los niveles nacionales de precios al consumo y de rentas, y podrá exigir la modificación o supresión de las opciones o paquetes de tarifas ofrecidos por los operadores a los consumidores con rentas bajas o con necesidades sociales especiales.

Leer más: https://blog.cnmc.es/2022/09/13/10-cosas-que-debes-saber-sobre-la-nueva-ley-general-de-telecomunicaciones/

DPL News
DPL Newshttps://dplnews.com/
Digital Policy & Law es una empresa especializada en el análisis estratégico de las políticas públicas de telecomunicaciones, TIC y economía digital.

Publicidad

LEER DESPUÉS