martes, mayo 24, 2022
HomeSin categoríaEcuador | Quiteños conviven con 'telarañas' de cables

Ecuador | Quiteños conviven con ‘telarañas’ de cables

El problema creció con los años. La Empresa Eléctrica se deslinda de la responsabilidad. Alambres colgantes, son la constante

Expreso José Daniel Acosta Gutiérrez

Postes de energía eléctrica convertidos en albergue de cables de telefonía, internet y televisión por paga. Es un problema que Quito viene lidiando hace muchos años. Recorrer sectores populares del norte de la ciudad dan cuenta de aquello. Y es que los “tallarines” de cables en los postes preocupan a los moradores capitalinos por las consecuencias que estos podrían tener a largo plazo. “Vienen y colocan cables sin ver que el poste ya no soporta más o sin pensar en que eso daña la imagen del barrio”, cuenta doña Mercedes, una moradora del sector del Inca.

Estos pilares de cemento son propiedad de la Empresa Eléctrica de Quito (EEQ), instalados para la distribución de la energía a cada hogar y por cada uno de ellos se transportan máximo hasta ocho conductores, los esenciales para que cada vivienda cuente con el servicio básico. Entonces, ¿si son de la EEQ, por qué se permite más cables de los que podrían compartir cada poste? Es lo que se le consultó a Ana María Soria, gerente de Distribución de la institución, quien alega que las empresas de telecomunicaciones arriendan el espacio en el poste y estos son asignados tras un análisis. 

“Cuando nos hacen un pedido de arrendamiento de postería hacemos una inspección para ver cómo está la carga de cables y luego de la instalación hacemos controles, pero hay bastantes redes piratas que se colocan sin ninguna autorización. Para nosotros es imposible controlar toda la infraestructura dentro de nuestra área de servicios que son 7 mil kilómetros cuadrados”, señaló Soria.

Y cuando hay problemas con estas líneas de telecomunicaciones la EEQ se deslinda de responsabilidad. Santiago Gómez denunció a través de Twitter que “en la calle Ayapamba, a pocos metros del redondel del mercado mayorista de Quito”, existían cables que se habían caído del poste, la respuesta de la Empresa Eléctrica fue que al tratarse de cables que no pertenecen al servicio eléctrico “no es responsabilidad de la EEQ”.

“Es peligroso, porque a veces hay accidente de autos y todos esos cables quedan en el suelo por días sin que nadie se haga cargo. La Empresa Eléctrica debe ayudarnos”, Omar Mosquera, morador de La Comuna.

Soria también mencionó a EXPRESO que la responsabilidad del control del exceso de cables de telecomunicaciones es de la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones, Arcotel. Este Diario contactó al equipo de comunicación de dicha institución para obtener información oficial, pero esperamos por cuatros días sin tener éxito en el pedido.

La ciudadanía coincide en que las autoridades deben ejecutar el soterramiento de cables, como solución a este problema, porque con aquello se “evitarían accidentes” y “mejoraría la imagen de la ciudad”. Sin embargo, estos proyectos no llegarán a los barrios populares este 2022. Para este año la EEQ tiene centrado un proyecto en los alrededores de la avenida Naciones Unidas, del parque La Carolina, y el Estado Olímpico Atahualpa, al norte de la ciudad.

“Deben poner los cables debajo de la tierra. Es un problema convivir con estos tallarines en nuestro sector. Y lo peor es que siguen instalando más cables de internet”, Ángel Díaz,  morador de El Ejido.

Hasta junio del año pasado se ejecutaron y finalizaron 11 proyectos de soterramiento con inversión de la EEQ que alcanzó los $ 62 millones. 

El detalle

Normativa. Desde 2020 se trabaja en una ordenanza municipal para el soterramiento de cables de electricidad y otros servicios. 

DPL News
DPL Newshttps://dplnews.com/
Digital Policy & Law es una empresa especializada en el análisis estratégico de las políticas públicas de telecomunicaciones, TIC y economía digital.

Publicidad

LEER DESPUÉS