domingo, octubre 2, 2022
HomeCOLUMNISTASDesconfianza en las noticias: ¿culpa de AMLO?

Desconfianza en las noticias: ¿culpa de AMLO?

El Economista Jorge Bravo

La confianza de los mexicanos en las noticias que proporcionan los medios de comunicación tradicionales como la radio, la televisión y la prensa se ha derrumbado en los últimos tres años.

Según la más reciente edición del Digital News Report 2022 del Reuters Institute y la Universidad de Oxford, que revela las claves del consumo de noticias en 46 países, la confianza este año en las noticias fue de 37%, un desplome de doce puntos porcentuales con respecto al informe de 2017, cuando la confianza en la información noticiosa fue de 49%.

Aunque la primera edición del Digital News Report es de 2012, el análisis de México aparece hasta la versión de 2017, elaborado desde entonces por la profesora de la Universidad Panamericana, María Elena Gutiérrez Rentería. 

Desde 2017 ya se había identificado una baja confianza en las noticias vinculada a la falta de credibilidad en las instituciones sociales en su conjunto y porque durante décadas los medios de comunicación se caracterizaron por una relación simbiótica con el gobierno y el poder. 

Si se analizan los últimos seis documentos del Digital News Report, la mayor disminución de la confianza en las noticias en México ocurre a partir de 2020, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador tenía apenas unos meses de haber asumido el cargo. De una confianza en las noticias de 50% en 2019, el declive se precipitó hasta 39% en 2020. 

María Elena Gutiérrez explica que con AMLO “la prensa debe lidiar con los ataques diarios del presidente contra su credibilidad” a través de la conferencia de prensa matutina. Además, se sigue asesinando a periodistas (12, en lo que va de 2022) y recientemente se cumplió un año de la sección “Quién es quién en las mentiras de la semana”, para supuestamente desmentir noticias falsas y desinformación, pero que en realidad se utiliza para desacreditar a los periodistas y medios que cuestionan las políticas de la Cuarta Transformación.

La autora del apartado sobre México explica que “el Presidente suele clasificar a los medios en dos grupos: los ‘buenos’, que apoyan sus políticas de transformación e informan acríticamente sobre su gestión, y los ‘malos’, a los que considera neoliberales y representantes de un pasado corrupto”.

Según el informe, México es el país que menos noticias lee en formatos impresos con una proporción de 45%, y uno de los que más lo hace en videos a través de las redes sociales, de un total de 46 naciones mencionadas en el Digital News Report 2022. Finlandia es el país donde su población lee más periódicos (85%).

En contraste, 61% de los consultados en México utiliza Facebook para enterarse de las noticias, seguido de la red social de videos YouTube (37%) y la aplicación de mensajería WhatsApp (30%).

A pesar de la escasa confianza en las noticias, 53% de las personas consultadas comparte noticias a través de redes sociales, a través de apps de mensajería y por correo electrónico. En 2020 el porcentaje de compartición de noticias a través de redes sociales llegó a ser de 64%.

Nuestro país es uno de los más activos en usar TikTok con cualquier propósito (sólo superado por Kenya, Tailandia y Sudáfrica), pero sólo 10% de los usuarios lo hace para consultar noticias. 

Las noticias transmitidas a través de los canales de TV Azteca (41%) y Televisa (36%) se mantienen como las más consultadas, pero su alcance ha ido disminuyendo. El medio impreso más consultado es El Universal, mientras que los únicos medios públicos que aparecen mencionados en el documento son el Canal Once y el Canal 22.

Según el reporte, “la televisión y los medios impresos se han vuelto gradualmente menos importantes desde 2017, y las redes sociales se usan ampliamente en todos los grupos de edad. Los mexicanos tienen algunos de los niveles más altos de acceso a noticias en las redes sociales”.

Precisamente, en 2022 el smartphone (77%) se consolidó como el principal dispositivo para acceder a noticias, un crecimiento de 7% desde 2017 (70%). Todas las fuentes de noticias (en Internet, televisión, redes sociales y prensa) han disminuido en su consumo de 2017 a 2022. La caída más pronunciada la ha tenido el periodismo impreso, al pasar de 51% en 2017 a 24% en 2022. 

La mayor evolución de las noticias se observa en los medios digitales. Algunas empresas periodísticas han intentado construir su prestigio sobre la base de una mayor transparencia en su línea editorial y un periodismo desvinculado de intereses económicos y políticos, pero no ha sido sencillo.

Mientras que en la edición de 2017 el portal de Aristegui Noticias (41%) lideraba las opciones periodísticas en Internet, en la versión de 2022 se aprecia un regreso de medios tradicionales en línea como El Universal (25%), TV Azteca (25%) y UnoTV (22%), cuyo éxito depende de que las noticias llegan directamente por mensaje de texto a los teléfonos celulares de los clientes de Telcel. 

El trabajo de la periodista Carmen Aristegui ha sido duramente criticado por el presidente López Obrador. Mientras en 2017 su sitio de noticias era consultado en 41%, en 2022 cayó a 18% y fue superado por otros espacios. Es decir, los ataques desde el poder y desde la más alta tribuna presidencial sí sirven y sí funcionan para minar la credibilidad de las empresas informativas y sus periodistas insignia.

El diario Reforma es uno de los medios más sistemáticamente atacados por AMLO desde “las mañaneras”; en 2017 era consultado por 22% de los encuestados, en 2022 sólo es revisado por 13% de las personas sondeadas.  

Este aumento de la desconfianza la explica a la perfección el autor Moisés Naim en su más reciente libro “La revancha de los poderosos”, donde analiza el ascenso de los gobernantes populistas, que polarizan y que se sirven de la posverdad en Internet y redes sociales: “una relación quisquillosa y conflictiva que se vuelve hostil de manera abierta con los medios es una de las señales más claras de que un país avanza hacia la autocracia”.

Twitter: @beltmondi

Jorge Bravo
Jorge Bravohttps://digipolis.wordpress.com/
Jorge Bravo es Director General en Digital Policy & Law. Presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi).

Publicidad

LEER DESPUÉS