Bolivia | ATT identifica banda delictiva que se se hacía pasar por la estatal para estafar a empresas que buscaban contratos

Los falsos funcionarios hacían creer a las firmas privadas que tenían nexos con las entidades públicas y a cambio de un pago económico, les ofrecían ganar las convocatorias.

93

Página Siete

La Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) identificó una banda delincuencial que se hacía pasar por dependiente de la estatal para estafar a empresas que se presentaban a convocatorias y no se adjudicaban contratos; para ello recurrían a los datos del Sistema de Contratación Estatal (Sicoes).

“Esta banda delincuencial ingresaba a las páginas públicas del Sicoes para identificar procesos de contratación que hayan sido declarados desiertos o en segunda convocatoria, para luego contactarse a través de identidades falsas con los proponentes o empresas”, señala una nota de prensa de la ATT.

La reguladora comunicó que estos falsos funcionarios, a través de todo un esquema, hacían creer a las firmas privadas que tenían nexos con las instituciones públicas y les ofrecían ganar las convocatorias a cambio de un pago económico.

“Hemos identificado grupos delictivos que se hacían pasar por servidores públicos con la finalidad de ofrecer a empresas, operadores y proveedores adjudicaciones en procesos de contratación de la entidad a cambio de montos económicos, ante este hecho y dentro de estos procesos de verificación y controles, hemos realizado un operativo conjunto con la Policía y la Fiscalía, para hacer un operativo donde se allanó y aprehendió a personas que estaban realizando este tipo de hechos”, señaló el director de la estatal, Néstor Ríos.

Luego de hacerse pasar como nexo con las instituciones públicas, la banda delincuencial solicitaba el pago a cuentas bancarias. Una vez depositado el dinero desaparecían. Los estafados no denunciaban el engaño por ser parte del delito de cohecho.

Por el hecho se aprehendió a Luis Miguel U. R., quien utilizaba el sobrenombre de “Dr. Calderón”, quien se hacía pasar por funcionario de la ATT y era el encargado de hacer las gestiones. Se llevaron a cabo operativos en tres inmuebles particulares.

En los domicilios se secuestraron pasajes aéreos con destino a diferentes ciudades del país; cinco celulares iPhone usados para las estafas, 140.000 bolivianos, hojas membretadas sellos y otros documentos de entidades públicas.

También se aprehendió a Miguel F. F. S., alias “El Micky”, quien ahora cumple con detención preventiva de seis meses.