domingo, mayo 22, 2022
HomeDPL NEWSAnte nuevas brechas de calidad y velocidad, la fibra es esencial en...

Ante nuevas brechas de calidad y velocidad, la fibra es esencial en planes de conectividad: Omdia

Aunque las redes de telecomunicaciones, tanto fijas como móviles, han logrado incrementar su cobertura y permitido el cierre paulatino de la brecha digital, datos de Omdia revelan también que nuevas brechas en calidad y velocidad han comenzado a ampliarse entre la población ya conectada.

Según un nuevo estudio de Omdia, patrocinado por Huawei, el porcentaje de la población mundial que está conectada a Internet aumentará del 58 por ciento en 2021 al 70 por ciento en 2026. De este porcentaje, se estima que el 30 por ciento de la población tendrá acceso a Internet a través de un dispositivo móvil y el 40 por ciento tendrá una conexión de banda ancha fija en el hogar. 

Sin embargo, la consultora advierte que pese al paulatino cierre de la brecha digital y aunque se registra un mayor número de hogares conectados a la red fija, el tipo de servicio que reciben los clientes está lejos de ser igual, especialmente cuando se comparan diferentes geografías.

En América Latina, por ejemplo, aunque el 44 por ciento de la población tendrá acceso a servicios de banda ancha fija para 2026, sólo el 5.3 por ciento tendrá una conexión de 500 Mbps o más, y sólo el 1 por ciento tendrá velocidades superiores a 1 Gbps.

Por el contrario, en América del Norte, con un 77 por ciento de población conectada a la red fija, el 26 por ciento tendrá velocidades de 500 Mbps y 11 por ciento de 1 Gbps. En el otro extremo del espectro, sólo el 9 por ciento de la población africana tendrá acceso a banda ancha fija, con el 84 por ciento de esos usuarios limitados a velocidades de menos de 30 Mbps.

En ese sentido, la consultora advierte sobre la importancia de acelerar los planes de conectividad e inversión en redes de alta velocidad. “Dado que la fibra representa la infraestructura de telecomunicaciones más segura para el futuro y más sostenible desde el punto de vista medioambiental, se debe considerar un despliegue completo de fibra como parte de esta hoja de ruta”, señala el estudio.

De acuerdo con el Índice de Desarrollo de Fibra global (FDI) de 2021 elaborado por Omdia, Singapur se mantiene a la cabeza con una puntuación general de 92 sobre 100, seguida de Corea del Sur (76), Emiratos Árabes Unidos (72), China (71) y Qatar (65).

“Más allá de los beneficios económicos, una red totalmente de fibra tiene beneficios ambientales significativos sobre las redes xDSL y coaxial de fibra híbrida (HFC). A medida que los países avanzan hacia un futuro más verde, las comunicaciones basadas en fibra óptica deben ser parte de ese plan”, dijo Michael Philpott, director de Investigación de Omdia.

Al respecto, el directivo citó los resultados en materia de sustentabilidad obtenidos por Telefónica, la cual señaló haber registrado un ahorro de hasta 85 por ciento en energía al ampliar sus redes de fibra.

Además del reto de conectividad, Omdia señala que la pandemia por Covid-19, representa ahora un reto adicional para las redes de telecomunicaciones, conforme se impusieron medidas de confinamiento que llevó a las familias a depender y llevar al límite la conectividad en el hogar para mantener sus actividades habituales de educación, trabajo y entretenimiento.

Incluso cuando las medidas de confinamiento comienzan a levantarse en algunos países, la consultora considera que los cambios que trajo al mercado podrían ser permanentes, como el trabajo o la salud remotas, lo que resalta aún más la importancia de contar con conectividad de calidad.

Según una encuesta realizada por Omdia, más del 50 por ciento de usuarios de Internet señaló que su consumo de aplicaciones de video por streaming y de videoconferencias se incrementó durante el periodo de pandemia. Estas aplicaciones pueden generar demandas significativas en la red de acceso de banda ancha y Wi-Fi del hogar.

Las transmisiones de video 4K básicas pueden requerir anchos de banda de al menos 20 Mbps, aumentando a 30 Mbps para video 4K real y más de 50 Mbps para 4K ultra HD. Las videoconferencias y los juegos en línea no requieren los mismos niveles de ancho de banda (generalmente en el rango de 2 Mbps y 5 Mbps, respectivamente), pero ambos necesitan una latencia baja para funcionar con una alta calidad.

Además de los hogares, la conectividad se ha convertido también en un activo esencial para la actividad empresarial, que permita a las compañías emprender procesos de digitalización y así adaptarse a las nuevas demandas de sus clientes. De acuerdo con Omdia, un 42 por ciento de las empresas encuestadas consideró que la conectividad de banda ancha será vital para la creación y presencia en línea, un 37 por ciento señaló que permitiría apoyar el trabajo remoto y el 36 por ciento mencionó que servirá para mejorar las habilidades técnicas de sus empleados.

“El mundo dependerá cada vez más de la tecnología para gestionar este cambio. Desafortunadamente, esto significa que los países desarrollados, que ya son más avanzados tecnológicamente, podrían adelantarse aún más a sus contrapartes de mercados emergentes, generando desigualdades sociales más amplias y profundas a escala global”, agrega el estudio.

Efrén Páez Jiménez
Efrén Páez Jiménez
Efrén Páez Jiménez es economista

Publicidad

LEER DESPUÉS