Yucatán alista red de carga para su sistema de transporte con autobuses eléctricos

La empresa ABB instalará la infraestructura de carga para que los autobuses del sistema IE-TRAM se carguen durante la noche y también con recargas rápidas.

El gobierno de Yucatán, México, está alistando la puesta en marcha de su red de transporte público con autobuses eléctricos, que tendrá una extensión de casi 130 kilómetros y beneficiará a más de 136 mil personas de forma directa.

La Agencia de Transporte de Yucatán y el proveedor de infraestructura ABB colaborarán con la administración estatal en la implementación de este proyecto llamado IE-TRAM en la Zona Metropolitana de Mérida.

ABB anunció recientemente que proporcionará el equipo de carga eléctrica para los nuevos autobuses que se integrarán a la ruta de transporte. Esta infraestructura incluye 16 cargadores modelo Terra 124 de 120 KW.

De acuerdo con la compañía, los cargadores permiten la carga simultánea de 2 vehículos y serán utilizados principalmente en la recarga de los autobuses durante la noche.

Además, se instalarán ocho cargadores modelo HVC tipo pantógrafo de 300 KW que formarán parte del sistema de recarga de oportunidad con tiempos de carga típicos de 15 minutos, los cuales se ubicarán en puntos estratégicos de las cinco rutas de transporte urbano.

Se espera que la disponibilidad de estos cargadores asegure la operación continua de los autobuses eléctricos en Mérida y sus alrededores.

Destacado: La electrificación del transporte es la única forma de detener el cambio climático

Mérida, como capital de Yucatán, y su Zona Metropolitana concentran una buena parte de las actividades económicas del país, como el comercio y la industria alimentaria.

La nueva red de autobuses eléctricos contribuirá a que la movilidad en la entidad, y especialmente en esta área, sea más eficiente, impactando en la vida de más de 136 mil personas de 137 colonias, al igual que a 3 mil unidades económicas y 20 mil trabajadores.

Desde 2022, el gobierno de Yucatán está trabajando en la implementación de un ecosistema de electromovilidad en Mérida a través del proyecto IE-TRAM, que une a la capital del estado, Kanasín, Umán, 137 colonias y más de 100 rutas de transporte.

Al anunciarse esta iniciativa, se estimó que requeriría una inversión de 2 mil 280 millones de pesos para adquirir las nuevas unidades de autobuses eléctricos y habilitar la infraestructura de carga necesaria.

El 60 por ciento de la inversión lo aporta el estado, un 23 por ciento proviene de la Federación y el resto lo ha dado la iniciativa privada.

Uno de los principales objetivos del nuevo sistema es que el transporte sea más eficiente, confiable y sustentable. El gobierno de la entidad asegura que la electrificación irá de la mano con el uso de tecnologías digitales, que posibiliten optimizar las rutas de tránsito, reducir tiempos de espera y brindar viajes más seguros.

Te recomendamos: Movilidad, elemento clave de las ciudades inteligentes

Además, en paralelo, se está construyendo un Parque de Energía Solar de 7.5 Megawatts en la Estación “Nachi Cocom” de la Comisión Federal de Electricidad, cuya energía servirá para alimentar a los autobuses eléctricos.

En junio de 2023, el gobierno estatal colocó un modelo de autobús eléctrico de prueba en la Plaza Grande de Mérida, para que la población pudiera familiarizarse con estas nuevas unidades antes de que entren en funcionamiento.

Cada unidad podrá llevar hasta 105 pasajeros, de los cuales 33 irán sentados, y tendrá un rendimiento de hasta 400 kilómetros por unidad. Asimismo, no generará emisiones de carbono.

A finales de diciembre del año pasado, comenzaron a operar la primera y la segunda rutas del nuevo sistema de electromovilidad, la Paseo 60-La Plancha-Teya y la ruta Mejorada-La Plancha-Kanasín.

En total, el IE-TRAM estará compuesto de cinco rutas, por lo que aún están pendientes tres más: La Plancha-Facultad de Ingeniería Uady; La Plancha-Umán y La Plancha-Umán-Poxilá, las cuales podrían activarse en este 2024.