domingo, enero 29, 2023
HomeREDES5GVodafone Portugal tendría que devolver espectro 5G si quiere comprar a Nowo

Vodafone Portugal tendría que devolver espectro 5G si quiere comprar a Nowo

La Anacom advirtió que la adquisición de Nowo por parte de Vodafone podría reducir la competencia y encarecer los precios para los usuarios.

Si Vodafone quiere completar la adquisición del operador Nowo en Portugal, deberá ceder a una serie de condiciones regulatorias como la devolución de espectro radioeléctrico 5G en la banda de 3.6 GHz.

La Agencia Nacional de Comunicaciones (Anacom) emitió su opinión sobre la transacción anunciada en septiembre, cuando Vodafone pactó la compra de Nowo por alrededor de 150 millones de euros, lo que reduciría a cuatro el número de operadores con red propia en el país.

El órgano regulador dijo que la posible compra debe ir acompañada de algunos compromisos que eliminen los riesgos potenciales como la disminución de la competencia en el mercado y mayores precios para las personas usuarias.

Antes de que se concrete el acuerdo, la Anacom recomendó a la Autoridad de la Competencia que debe realizarse un análisis en profundidad de los posibles efectos, pues se eliminaría del mercado a un competidor con precios competitivos.

Te recomendamos: Antenas 5G en Portugal aumentaron 48% en 3 meses

Nowo es actualmente el proveedor que ofrece los precios más bajos en un conjunto significativo de servicios y ofertas, fijos y móviles”, utilizando la red de Meo, puntualizó el organismo. Eso acabaría si es absorbido por Vodafone.

En cambio, las tarifas de Vodafone “son, en muchos casos, superiores a los cobrados por Nowo”, por lo que “esta operación puede resultar en incrementos de precios para Vodafone y también para los clientes de Nowo (tras el respectivo periodo de fidelización definido contractualmente)”, advirtió.

Hay algunas zonas de Portugal en las que Nowo es la alternativa con precios más bajos para clientes que no quieren o no pueden contratar el servicio de Vodafone. Si la transacción avanza, ya no tendrían esa opción y se provocaría un aumento de las tarifas.

La Agencia Nacional de Comunicaciones explicó que el mercado de telecomunicaciones se caracteriza por tener altas barreras de entrada, concentración, precios y homogeneidad de ofertas; poca diferenciaciación de tarifas y periodos de fidelización que generan obstáculos para que los consumidores puedan cambiar de compañía.

Si se resta a Nowo, uno de los competidores que ha mostrado brindar precios más asequibles, se estaría reforzando una estructura de mercado simétrica, con desequilibrio entre los operadores, lo que dejaría en desventaja a los jugadores de menor tamaño.

La Anacom consideró que las consecuencias adversas podrían mitigarse con medidas como el desprendimiento del espectro que Nowo adquirió en la subasta 5G de 2021, ya que eran frecuencias reservadas para las empresas sin operación móvil.

Vodafone también tendría que asumir las obligaciones que habría tenido si hubiera adquirido 100 MHz de espectro en la banda de 3.6 GHz en dicho proceso licitatorio, al igual que algún tipo de compromiso relacionado con la red fija.

De acuerdo con el análisis de la Anacom, si no aplican remedios sobre la tenencia de espectro, Vodafone tendría control sobre frecuencias con obligaciones de cobertura menos exigentes y sin un proceso de licitación, dado que no podía participar en esa convocatoria.

En la subasta de 2021, el objetivo era asignar espectro radioeléctrico a nuevos operadores para impulsar la competencia en el sector de las telecomunicaciones. Por ello, darle más espectro a Vodafone sin condiciones adicional distorsionaría esa meta y el desarrollo de la competencia.

Violeta Contreras García
Violeta Contreras García
Violeta Contreras es editora de contenidos multimedia especializada en telecomunicaciones de Iberoamérica

LEER DESPUÉS